Literatura

Género dramático

Para hablar del género dramático principalmente debemos conocer lo que es el drama, sabiendo que este parte de la época del romanticismo, arraigándose a todas aquellas expresiones impulsivas y erráticas de los sentimientos y emociones existentes en el ser humano, quizá enfatizando demasiado en dicho asunto y exagerándolo al punto de hacer de un grano de arena un desierto, que ni siquiera tiene cactus de donde sacar líquido. Quizá este ejemplo es una de las mejores maneras de explicar lo que el drama es y lo que este conlleva, no obstante, cuando hablamos de género dramático nos referimos ya a el grupo de cosas asociadas a la primera denominación, la cual es el drama, todo lo que forme parte de esta y se incluya en el grupo de genero dramático.

¿Qué es el género dramático?

Es aquél género literario y teatral que se enfoca en algún suceso que distinga la tragedia, el conflicto o algún episodio lleno de emociones erráticas y radicales, basándose en la vida cotidiana de los seres humanos o quizá haciendo parodias de sucesos de la historia con más emotividad e impulsividad, todo lo que conlleve la palabra dramático se lleva de la mano con la exageración.  

Definición del género dramático

Cuando el género dramático salió a la luz, al menos en el teatro, fue un gran alivio para las personas que se encargaban de todo lo que era la logística, ya que tendrían que pagarle a menos personas, inclusive no se iba a necesitar un narrador en las obras, porque una de las características principales de este género es que no se necesita la expresión verbal, con el lenguaje corporal basta para transmitir las emociones y los deseos de cada personaje. Esto, por supuesto, no quiere decir que no se hable, solo que la narración pasa a segundo plano, porque los escenarios y los sentimientos son predecibles y palpables a la vista del espectador.

Origen

El género dramático es el género literario que se encarga de llevar cada diminuta cosa más allá, las sensaciones, los sentimientos y las emociones en este género se maximizan, la realidad se torna exagerada si se incluye en el drama, todo se convierte en un exceso, felicidad, tristeza, alegría, tragedia; se ha llegado a considerar que este género engloba a todas aquellas narraciones en las que existe algún conflicto, alguna aflicción, algún sentimiento impulsivo y errático. La mayoría de las veces se compone del verso y la prosa, ya que para los autores es la mejor manera de expresar pasajes de la vida y relatar todos aquellos sucesos emotivos que afectan a los personajes.

Este género tuvo su origen en Grecia, en sus inicios las representaciones teatrales se relacionaban con culto a dioses o entes, como lo era Dionisio, el cual era el Dios del vino y la alegría, estos actos para la época eran determinados como sagrados, estos actos se fundamentaban en cantos, sin embargo, posterior a eso con el paso del tiempo se fueron cambiando lo que llegaron a ser los himnos y paulatinamente de esta forma nace lo que se conoce hoy en día como género dramático, que en la antigüedad eran considerados y llamadas por otro nombre, el cual era dramaturgo, los más relevantes de origen griego fueron Sófocles, Eurípides y Esquilo.

Historia

Desde sus inicios en Grecia, lo que es el género dramático pasa a Roma, aquí se destacaron algunos autores que para su época fueron sumamente reconocidos y de renombre: Terencio, Séneca y Plauto.

No obstante, al llegar lo que es la edad media a la sociedad se le va disipando de las mentes que el género dramático es relevante, y de esta manera se extingue de Grecia y de las regiones a las que había llegado, no es hasta alrededor de los siglos XI y XII que los europeos reinventan e innovan sobre lo que era el antiguo género dramático, de esta manera surgen comedias escritas en latín, las cuales eran actuadas y representadas en monasterios cortes y alguna que otra universidad de renombre, este no era un tipo de arte que se expresara para el pueblo en general, de hecho, surgió en una iglesia y se practicaba más que todo para llevar mensajes religiosos y evangelizar a quienes estaban alejados del sendero de la verdad y la vida.

Características del género dramático

El género dramático es muy peculiar y sus características son tan vivaces como el mismo género, puede ser tanto alegre como triste, suspicaz y pícaro, se podría representar de miles de maneras y de igual manera, seguirían existiendo más vías para hacerla y expresarla, la pasión que se desemboca de esta, las expresiones que toma en cuenta y lo que representa.

El género dramático es más que un género, es un estilo de vida que se desarrolla con el transcurso del tiempo, este intenta explicar de cierta manera la propia existencia, desde una perspectiva muy exagerada y realista, que aunque le cause risa, tristeza, decepción o ilusión a los espectadores siempre lleva un mensaje, siendo disimulado o no, lo deposita en cada persona individualmente, de manera que estos capten el contenido.

Elementos

El protagonista

Se caracteriza por ser el personaje principal, en torno a este se desarrollan los sucesos, por lo general presenta un conflicto que en general impide su crecimiento y su evolución en dicha historia y casi siempre sufre una transformación esencial por su relación de tensión y enemistad con el antagonista.

El antagonista

Este se representa como el segundo personaje más relevante en la obra, ya que este es el que se opone a muerte al protagonista principal, deseando impedir que este alcance su objetivo, queriendo alcanzarlo el por sus propios medios. La mayoría del tiempo el protagonista representa los valores y el antagonista los antivalores, y sino viceversa, a menudo se le agregan a este todas las características negativas, además de que se le culpa por lo malo acontecido en lo que sería la escena.

El conflicto

Además del protagonista, el conflicto es el centro y el principio de todo lo que tiene un fin, sin conflicto, no existe tal género, aun así sea tan simple como que se extravió el par de un arete, este es esencial para cualquier acción que se vaya a realizar. Por lo tanto, es parte fundamental de la trama; se dice que el conflicto es el inicio y el fin, ya que la superación de este y la manera en la que transcurra conlleva a lo que sería el punto de culminación de la obra, otorgándole de esta manera un valor universal en el contexto que muy pocos saben apreciar.

Estructura

El género dramático se estructura de la siguiente manera:

Clasificación

Tragedia

Aquí los personajes protagónicos se ven enfrentados los unos con los otros, o muy bien podría ser un sentimiento de amor del personaje principal hacia el antagonista, generalmente los géneros dramáticos que se representan a través de la tragedia terminan en la muerte o en la destrucción física, moral o económica, o quizá todas a la vez del personaje principal.

Drama

Aquí los personajes se esfuerzan por expresar hasta el más mínimo sentimiento que se atraviese en sus mentes, para así lograr demonstrar y manifestar los acontecimientos personales e individuales que transcurren en la obra.

Comedia

Es el polo totalmente opuesto a lo que fue el primer punto, es decir, a la tragedia, este puede ser vulgar como no puede serlo, sin embargo, termina siendo una parte de este género sumamente realista y humorística, que aunque hagan el ridículo, tienen un fin que conlleva en hacer felices a los espectadores, incluyendo de esta manera aspectos de la vida cotidiana con un enfoque jocoso y entretenido.

Subgéneros

Representantes

Los principales representantes del género dramático son:

Obras

Importancia del género dramático

La importancia del género dramático data desde sus inicios, ya que se realizaba como un acto profético y religioso, no obstante, en cuanto se fue desarrollando con el transcurso de los años su evolución fue inevitable, lo que conllevo a que las personas también se adaptaran a dichos cambios, el drama y el teatro son una de las formas más sanas que tienen tanto el actor que interpreta el personaje como el público que esta de espectador de liberarse, de uno u otra manera, mediante la lectura o la visión que se tenga de alguna obra teatral, esto desarrolla en la persona una empatía que no se logra encontrar en todos lados.

Aunado a ello, este género sin siquiera percatarse se ha tornado en un elemento esencial para muchas sociedades y culturas, en algunos países es una tradición expresarse mediante el género dramático; convirtiéndolo de esta manera en un recurso esencial para la identidades de muchos ciudadanos, el inicio y el fin de esperanzas, sueños y algunos conflictos no resueltos.

Escrito por Grecia Calderón
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 4,50 de 5)
Cargando…
WhatsappTwitterFacebook

Recomendado para ti