Literatura

Eurípides

Han pasado muchos siglos desde que Eurípides escribiera sus obras, pero estas resultaron tan famosas en su época que aún hoy se mantienen, debido al cuidado que tuvieron en conservarlas. El dramaturgo nacido en Grecia es parte del trío más popular sobre el género de la tragedia (Sófocles y Esquilo). Su aporte al estilo fue novedoso para entonces e influyente para generaciones literarias posteriores. Las intrigas, el drama amoroso y la ausencia de juicios sobre religión o moralidad marcaron sus escritos. De orígenes humildes y un revolucionario pensador sus 19 piezas conocidas son muestra de su genialidad.

Eurípides Quién fue, biografía, vida, obra, frases, estilo, características

Información personal

  • Cuándo nació: 484 - 480 a.C.
  • Dónde nació: Salamina, Grecia
  • Cuándo murió: 406 a.C.
  • Dónde murió: Pela, Grecia

¿Quién fue Eurípides?

Eurípides fue un escritor de piezas teatrales y poemas nacido en Grecia en el año 480 a.C. Se considera uno de los tres autores del género trágico más relevantes durante la “Atenas Clásica”. Aunque fue muy prolífero y se estima que dio vida a unas 95 creaciones literarias, de ellas trascendieron 19 de forma completa, del resto se registran algunos fragmentos. Aunque fue reconocido en su época, fue tras su fallecimiento en el 406 a.C cuando ganó fama y prestigio.

Biografía

Aunque no se manejan datos de total veracidad, si hay información recogida en la tradición sobre Eurípides y su vida. Al autor le ubican en Salamania, una isla griega, como tierra natal en el año 480 a.C. Al parecer el día de su nacimiento coincidió con una importante batalla. Sus padres habrían llegado al lugar huyendo de Atenas, la que sería su hogar, perseguidos por los persas. El papá del escritor se dedicaba al comercio y se llamaba Mnesarco (o Mnesarchides). Su madre, de la que poco se sabe, al parecer se llamó Cleito. Se dice que la fama o laureles que cosecharía fueron advertidas por un oráculo a sus progenitores. La predicción hizo que se esforzarán por brindarle una buena educación (con docentes sofistas) e incluso sugerirle que se hiciera atleta. La literatura le cautivó y formó estrecha amistad con Sócrates, de quien tuvo gran influencia. Sin embargo, desarrolló un estilo propio y nunca visto por los griegos, quienes se rindieron a sus creaciones que empezaron a salir a la luz en el 455 a.C. cuando tenía unos 25 años.

Muerte

Poco se sabe sobre las circunstancias que llevaron a la muerte de Eurípides. Se estima que fue en el 406 a.C, a la edad de 74 años. La cultura popular griega señala que luego de crear Orestes, su última obra publicada en vida, decidió retirarse de la palestra pública. Se fue a vivir a Macedonia, al amparo de la corte del monarca Arquelao. Al parecer, el inclemente invierno de esas tierras fue fulminante para el poeta y murió al poco tiempo. El viaje a esas tierras no fue improductivo. En el trayecto se dice que escribió Arquelao y Las Bacantes. Ambas piezas fueron conocidas de forma póstuma, en 406 a.C.

Vida personal

La tradición griega cuenta que fue un hombre serio y que en su juventud tenía fuertes convicciones religiosas, en las que Apolo era su dios adorado. En el transcurso de su vida fue perdiendo esas creencias hasta hacerse casi escéptico. Era un hombre popular en Atenas pues acudía con frecuencia a las competencias de teatro que se organizaban. A esas actividades también acudía Sófocles, que entonces era catalogado como el mejor escritor teatral. Eso no le impidió a Eurípides ganar relevancia y fama. Al inicio sus producciones no generaban la aceptación mayoritaria del público, pues incluyó variantes contrarias a lo habitual. Cuestionaba a los dioses o su existencia, contradecía cuestiones morales arraigadas, no obedecía reglas establecidas, se adentraba en los pensamientos y emociones de los personajes. Los dramas de amor y la intriga, se mezclaban con la trama, que era lo que entonces se destacaba en el teatro trágico. Esa forma de crear y pensar hizo que se mantuviese aislado y acompañado por la soledad, la cual buscaba para escribir. Sin embargo, tuvo dos concubinas: MeLite y Choerine. También se convirtió en padre de tres hijos: Mnesarchides, Mnesilochus y Eurípides. Uno de ellos siguió sus pasos literarios, pero no sobresalió.

Características físicas y personalidad

Sobre su aspecto físico los artistas lo han representado como un hombre de rasgos fuertes y perfil típico de la anatomía griega. Se muestra con expresión reflexiva, barba y cabellos largos y espesos. Sobre las características de personalidad su obra deja muestras evidentes de su pensamiento. Era de un actuar libre, que no obedecía o contrariaba la moralidad ateniense. De espíritu fuerte, decidido, perseverante y muchas veces solitario, pues llegó a sentirse un incomprendido. Se mostraba inconforme y sentía especial apego por los marginados de la sociedad, entre ellos las mujeres, y por quienes padecían injusticias.

Estilo de su obra

Sus piezas están elaboradas con sencillez y elegancia. Se caracterizó entre otras cosas, por formular sentencias filosóficas sobre la vida común. La crítica a la moral, sociedad y religión estaba presente. Destacaba las maldades y actos injustos de los dioses, apelando a la razón y al carácter como adicional a lo divino en sus trágicos desenlaces. Redujo la presencia de los coros y les otorgó el papel de pausa musical. También da importancia al dolor físico de sus protagonistas. Sus personajes representaron una reforma estructural a lo que se acostumbraba para la época. Esclavos pensantes o mujeres llenas de gallardía y valor fueron un aporte novedoso. Igualmente incluir sátiras sobre los héroes mitológicos. Sus escritos también logran presentar una versión catalogada como moderna en relación a sus antecesores, pues el foco son los sentimientos y la motivación de los actores de la trama.

Reconocimientos

Sus reconocimientos no son tan numerosos como sus obras, pues su trayectoria fue apreciada enormemente tras su desaparición física. Sin embargo, en Atenas se realizaban múltiples concursos teatrales y se sabe que participó en muchos. Se dice que consiguió el tercer puesto en su primer reto, en el 455 a.C. Luego, obtendría cinco primeros lugares en el Festival Dramático de Atenas entre los años 441 a.C y 305 a.C. También obtuvo uno póstumo.

Obras

Se dice que produjo muchas obras, unas 95, pero completas se conocen 19. De ellas 18 están catalogas como tragedias y una como “drama satírico” y que se denomina El Cíclope. Sus tragedias son:

Las Bacantes

Es una de las tragedias póstumas del autor. Relata las acciones de Dionisio para demostrar sus poderes divinos y valía. En su periplo le acompañan adoradoras humanas denominadas como Bacantes. Lujuria, pasiones, peleas y castigos predominan en la trama.

El Cíclope

Habla sobre el rescate de Dionisio. Es la única pieza categorizada como “drama satírico” que se mantiene intacta de la Antigua Grecia. Este tipo de obras se usaban para cerrar en los concursos luego de presentar una tragedia dividida en tres partes. Sus coros lo integraban sátiros.

Las Troyanas

Es una pieza que integra una tetralogía. Se dice que Eurípides ganó el segundo lugar cuando la presentó. Trata con los hechos que ocurren luego de que Troya fuese saqueada. El drama y los sufrimientos tras la guerra destacan. Igualmente se hace énfasis en lo cruel de los victoriosos.

Helena

A diferencia de otros escritos, en este canto Eurípides despoja a Helena de su culpa por el inicio de la guerra de Troya. La mujer se presenta como pura y eximida de responsabilidades. Apela al razonamiento como motor de las acciones que se emprenden.

Las Fenicias

Debe su nombre a las mujeres que pertenecen al coro, las cuales son de origen fenicio. La trama se desarrolla en Tebas. Y habla sobre las penurias que surgen después de que Yocasta contrajera matrimonio con Edipo, su hijo.

Frases

En las creaciones del dramaturgo griego destacan frases y sentencias que guardan mucho contenido filosófico. Algunas son:

Escrito por Laura Isabel Castro Del Valle
WhatsappTwitterFacebook

Recomendado para ti