Literatura

Modismos

Los modismos son una herramienta lingüística bastante eficaz cuando se trata de economizar las palabras, y resulta interesante la variedad que hay dependiendo del país.

Modismos

Temas relacionados

Jerga, léxicomuletillavocabulario

¿Qué son los modismos?

Los modismos son una costumbre lingüística orientada a sintetizar un pensamiento en una frase. Su significado tiende a ser distinto del conjunto de palabras que se utilicen. Es común confundirlo con el refrán, aunque posee sensibles diferencias. Se tiene que entender que, en lo esencial, el modismo busca ahorro de energías a través de la economización de palabras.

Para qué sirven los modismos

Con el tiempo, el ser humano entendió que las palabras son un terreno tan complicado como necesario. Todo necesitamos del lenguaje para interactuar e intercambiar. Es el terreno en común en base al cual podemos llegar a entendimientos y malentendidos. Las palabras son, a este respecto, la moneda de cambio de los conflictos y avances humanos.

Pero con todo y esto, el ser humano también entendió que en algunas cosas es necesario economizar. Decimos economizar en tanto gestionar cantidades. Uno podría decir una cosa simple o compleja, en un conjunto más o menos extenso de palabras. O, por otro lado, reducir este número a lo esencial, al mínimo. Este último punto se ha convertido en una necesidad entre las sociedades occidentales de nuestro tiempo. La economización del lenguaje es, desde este punto, una cosa bastante común.

Una de las figuras lingüísticas dedicadas a esto son los modismos.

Un modismo es una frase o palabra que agrupa un concepto. Este concepto va más allá de las palabras que lo componen, no ciñéndose a las mismas. Esto quiere decir que el modismo puede utilizar palabras que en sí mismas nada tienen que ver con aquello que se pretende decir a través de ellas.

Su utilización estriba en la economización anterior nombrada. Economizar es una de las propiedades que se busca inherentemente en el lenguaje. Se trata de decir más, con menos. El modismo, al igual que los refranes, viene a cumplir esta vital función dentro del lenguaje.

Veamos, ahora, un poco sobre esta figura de las palabras…

Clases

Para entender un poco sobre esta idea, consideramos que lo mejor es demostrar algunos ejemplos que sirvan de explicación. Veamos algunas clases de modismos:

En qué se diferencia de un refrán

Lo común es que se confundan con el refrán. Esto puede deberse a que obedecen a las mismas leyes de economización. Sus objetivos, sin embargo, son la mar de distintos. Mientras que el refrán obedece fines pedagógicos, el modismo solo busca expresar de otra forma un concepto. El refrán busca, a este respecto, comunicar un pensamiento que aleccione al oyente, y de ser posible, hacer de este un sujeto reflexivo. El modismo, por otro lado, se limita únicamente a comunicar una idea sin mayores pretensiones.

Importancia

Todos los idiomas poseen su sistema de modismos. Es algo común, sobre todo en sociedades occidentales. A fin de que permitan economizar el lenguaje, el modismo, a su vez, lo enriquece. Ofrece al hablante un nuevo repertorio de palabras de las cuales valerse para expresar sus ideas.

Ejemplos de modismos españoles y sus significado

Ejemplos de modismos mexicanos y su significado

Argentinos

Chilenos

Colombianos

Modismos de Ecuador

De Costa Rica

De Guatemala

Modismos en inglés

Modismos en portugués

Escrito por Grecia Calderón
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…
WhatsappTwitterFacebook

Recomendado para ti