Historia

Sacro Imperio Romano Germánico

En el año 800 se da la inauguración de lo que sería luego el Sacro Imperio Romano Germánico, una vez que se corona por medio del Papa León III a Carlomagno como embajador. Bajo reinado del nuevo emperador se agrupó una gran parte de los servicios que componían Europa central y que antes habían estado divididos luego de la caída de Roma. La intención de este nuevo imperio era poder recuperar, por medio de la bendición papal, la gloria del imperio romano.

Sacro Imperio Romano Germánico | Qué fue, características, origen, etapas
  • Fecha de fundación: 800
  • Fecha de disolución: 1806

¿Qué fue el Sacro Imperio Romano Germánico?

El Sacro Imperio Romano Germánico fue un Estado imperial que se creó en el año 962 gracias a Otón I, quien era el rey de Germania y fue una pretensión para continuar con el Imperio establecido por Carlomagno, el cual había sido desintegrado luego del Tratado de Verdún.

En qué consistió

El Sacro Imperio Romano Germánico era un imperio conformado por 300 Estados entre los cuales se encontraban ducados, obispados, principados y ciudades lindes. Fue uno de los tres reinos en los cuales el Imperio Carolingio se dividió luego de que se firmara el Tratado de Verdún en el año 843.

Contexto histórico del Sacro Imperio Romano Germánico

El contexto histórico del Sacro Imperio Romano Germánico se basa en la firma del Tratado de Verdún, el cual tuvo lugar en el año 843 pues fue el momento en que el imperio carolingio se dividió. Fue entonces cuando el hijo de Carlomagno decidió repartir los territorios entre a sus hijos una de esas partes correspondió al Reino de Germania, el cual fue entregado a Luis el Germánico. Fue sobre este territorio que logró nacer el Sacro Imperio.

Los monarcas del Reino de Germania tuvieron que enfrentar una serie de problemas relacionados con los límites del gobierno, las tensiones que se generaban debido al poder que tenía la alta nobleza y a los ducados autónomos como Sajonia y Baviera. Además, había muchas amenazas por parte de los normandos y húngaros. De esta manera, varios Emperadores tomaron el poder pero no fue hasta que Otón I el Grande llegó al poder que se creó el verdadero imperio.

Características del Sacro Imperio Romano Germánico

Las principales características del Sacro Imperio Romano Germánico son las siguientes:

Origen

Luego de que se firmara el Tratado de Verdún en el año 843, fueron los nietos de Carlomagno quienes decidieron repartirse el Imperio Carolingio. Este tratado se encargó el imperio en tres diferentes reinos: el Reino de Germania, el de Francia y Lotaringia de los cuales el que logró tener mayor poder y autoridad fue el de Germania. En este tiempo, se eligió como rey a Enrique el Pajarero, quien era el duque de Sajonia y quien intentó afianzar el poder que tenía oponiéndose a los grandes duques.

Fue un momento en el que Germania estuvo amenazada por una serie de imágenes hechas por los normandos y los húngaros. Fue el Reino que heredó en el año 936, Otón I, quien era hijo de Enrique el Pajarero. Pero Otón I se dedicó a defender su reino en contra de las invasiones y logró detener las ambiciones de la nobleza. Por esta razón, fue proclamado como emperador en el año 962 y con él nació el Sacro Imperio Romano Germánico.

Etapas

El Sacro Imperio Romano Germánico se divide en dos principales etapas las cuales son:

Alto imperio

Esta etapa tuvo sus inicios en el año 27 a.C. cuando se coronó a Augusto como emperador y se mantuvo hasta la muerte del último emperador que pertenecía a la dinastía de los Severos en el siglo III. En esta etapa existieron un total de cuatro dinastías que fueron:

Es importante mencionar que el alto imperio tuvo una gran cantidad de luchas internas, diferentes tipos de crisis en cuanto a la economía y tuvieron que enfrentar una gran presión por parte de los pueblos bárbaros principalmente en las fronteras del imperio.

Bajo Imperio

El bajo imperio tuvo sus inicios cuando Diocleciano logró llegar al poder en el año 284 d.C. y culminó cuando el imperio cayó en el año 476 d.C. Fue Diocleciano quien se encargó de establecer una tetrarquía la cual estaba formada por dos co emperadores, cada uno de los cuales tenía un emperador asistente

Disolución

La decadencia del Sacro Imperio Romano Germánico se dio con el inicio de la Edad Moderna, pues en este momento, el estado fue estructuralmente incapaz de poder extender sus influencias y su poder. En el siglo XVIII no pudo darle protección a sus miembros con respecto a las diferentes políticas expansionistas que se desarrollaban cada día más y finalmente en el año 1806, Francisco II renunció a la corona imperial para dedicarse solamente a ser un emperador austriaco.

Economía del Sacro Imperio Romano Germánico

En la época en que se desarrolló la Alta Edad Media los principales actividades que se desarrollaron en este imperio fueron la agricultura y la ganadería. Luego, a partir siglo del XII, se iniciaron las actividades comerciales y artesanales las cuales eran dominadas por los gremios que poco a poco fueron ganando poder hasta lograr transformarse en las principales actividades económicas. Fundaron en el año 1358, la Liga Hanseática, la cual incluía 200 ciudades localizadas en Europa del norte la cual era una federación del tipo mercantil que se encargaba de comerciar materiales como las pieles, resinas, centeno, trigo, miel, cobre y hierro.

Política

El Sacro Imperio Romano Germánico estaba integrado políticamente en 300 Estados los cuales incluían obispados, ducados, principados y varias ciudades libres. Como máxima autoridad se encontraba el Emperador el cual era elegido por medio de un grupo de electores principales. Al inicio, los Emperadores únicamente eran considerados como tal, si el papa los coronaba.

Tenían además un tipo de poder legislativo el cual se conocía con el nombre de Reichtag. Este órgano se reunía cada vez que el Emperador así lo solicitaba y era el que tenía la función de poder sancionar las leyes. Posteriormente, se transformó en un tipo de asamblea permanente y tenía su sede en la ciudad de Ratisbona. Por último, contaban con dos tribunales de justicia: el Tribunal de la Cámara del Imperio y el Consejo Áulico.

Organización social

La principal organización social que se dio en la zona se basó en un tipo de sociedad estamental la cual estaba formada por una monarquía electiva, por la nobleza feudal que estaba conformada por la parte laica o religiosa y por último, los campesinos, los cuales podían vivir en libertad o ser siervos. Cuando eran siervos, entonces tenían la obligación de pagar varios tributos en forma de trabajo o productos para sus señores feudales.

En la Baja Edad Media, se creó un tipo de burguesía que estaba más ligado al comercio y las finanzas y fue un sector de la sociedad que logró ganar mucho poder e importancia, prácticamente destruyendo la sociedad feudal en los siglos XIV y XV.

Organización territorial

La extensión del Sacro Imperio Romano Germánico fue variando con el paso del tiempo y conforme los diferentes territorios se iban incorporando o perdiendo debido a las conquistas y batallas. Su momento de mayor extensión lo hizo tener más de 7 millones de kilómetros cuadrados en los cuales se incluían los territorios que se encontraban localizados alrededor del mar Mediterráneo, en la mayor parte de Europa, la parte norte de Asia menor los territorios que comprendían desde el Mar Negro hasta el río Tigris localizado en la Mesopotamia asiática.

Importancia del Sacro Imperio Romano Germánico

La importancia que tuvo el Sacro Imperio Romano Germánico radicó en que era una organización de tipo supranacional y sus objetivos principales siempre fueron mantener la paz en los territorios aliados y en los que formaban parte del imperio. Fue uno de los primeros imperios que pudo funcionar de forma federal a pesar de no haber logrado mantener el poder en todos los territorios

Emperadores

El Emperador de Sacro Imperio Romano Germánico era generalmente conocido con el nombre de Emperador de los Romanos y el primer emperador fue Carlomagno. El 2 de febrero del año 962, el título lo pasó a ocupar Otón el Grande por medio del papa Juan XII. El 4 de febrero del año 1508, se nombró como Emperador a Maximiliano y posteriormente fueron nombrados una gran cantidad de ellos, por ejemplo, Rodolfo II, Fernando III, José I y José II, Conrad II, Heinrich IV y V, Lothar III, Philip de Hohenstaufen (duque de Siria), Rudolf I, Adolf conde de Nassau y Alberto I, duque de Austria.

Otros personajes destacados

Escrito por Gabriela Briceño V.
WhatsappTwitterFacebook

¿Cómo citar este artículo?

Briceño V., Gabriela. (2021). Sacro Imperio Romano Germánico. Recuperado el 17 septiembre, 2021, de Euston96: https://www.euston96.com/sacro-imperio-romano-germanico/

Recomendado para ti