Psicología

Inteligencia emocional

Se conoce como inteligencia emocional la capacidad que posee todo ser humano para reconocer las emociones de las demás personas y las propias y en base a ello actuar en las situaciones más apropiadas.

¿Qué es la inteligencia emocional?

Consiste en aquel tipo de Inteligencia cuyo focus está en el espectro de lo afectivo. Se trata de esa capacidad para saber captar, interpretar y regular las emociones que están dentro de uno o las que llegamos a ver en otras personas. Su utilidad estriba en que permite a las personas a mejorar sus habilidades sociales y a desempeñarse mejor en áreas como las empresas y el trabajo.

Definición

Cuando la gente habla de Inteligencia, usualmente piensan en personajes como Albert Einstein o Stephen Hawkins. Ambos fueron personajes con un coeficiente intelectual muy superior al promedio, y cuyos aportes a la civilización moderna no son fáciles de cuestionar. Sin embargo, con el transcurrir del siglo XX y los avances sociales subsecuentes, sectores empresariales en primer lugar, y luego psicosociales en segundo, pudieron observar que hace falta algo más que “Inteligencia” para que las personas alcancen el éxito en la vida.

Poco a poco se fue descubriendo que la Inteligencia no es solo cognitiva; también puede ser emocional.

La inteligencia emocional es esa capacidad o tipo de Inteligencia orientada a la identificación y manejo de las emociones, sea en uno mismo o en alguien más. La utilidad que posee este atributo estriba en ser un requisito necesario para el óptimo desempeño del sujeto en el ámbito social, todo esto ya que el mismo permite a las personas estar al tanto sobre la reacción emocional propia o ajena, y cuáles son las acciones más adecuadas para tener éxito en el mundo social. He aquí algunos detalles sobre el tema.

Características de la inteligencia emocional

Para qué sirve

La utilidad de la inteligencia emocional no puede compararse a la utilidad de la así llamada “Inteligencia Normal (que aquí llamaremos Inteligencia Cognitiva). Ambos son conceptos orientados a situaciones distintas. Mientras que la Inteligencia Cognitiva hace su focus en la resolución de problemas matemáticos, abstractos o lógicos (como puede serlo la solución de la deuda de una empresa), la inteligencia emocional busca dar comprensión y abordaje a los problemas sociales en el momento. Se parte de la premisa que los problemas sociales surgen debido a fallas en la comprensión y manejo de las emociones propias y ajenas, las cuales son desreguladas debido a la falta de conocimiento. Su utilidad está en permitir a las personas resolver conflictos en donde participe lo emocional, y así, que el sujeto tenga un mayor éxito en esta área.

Tipos

Siguiendo a Goleman, ¿Qué tipos de inteligencia emocional podemos hacer destacar? He aquí los siguientes, que esperamos sirvan de guía orientativa:

Intrapersonal

Es el uso de la inteligencia emocional orientada netamente hacia la propia persona, hacia su mundo interno. Se trata de la inteligencia emocional que le permite a la persona saber qué es lo que está sintiendo, porqué está sintiendo, qué puede hacer con eso y como utilizar la emoción para un fin productivo.

Interpersonal

La cual se focaliza en lo que siente la otra persona, aquello que la frustra o la hace feliz, y qué cosas puede hacer uno mismo a favor de esa persona y su bienestar emocional.

Elementos

Siguiendo, por otro lado, a Salovey, sabemos que la inteligencia emocional tiene los siguientes elementos:

Modelos de inteligencia emocional

Entre finales del siglo XX y principios del siglo XXI, se logró discernir tres grandes modelos de inteligencia emocional. Estos modelos no se contraponen, sino que, por el contrario, se complementan. He aquí algunos de ellos:

Modelo de Salovey-Meyer

De todos los modelos, el más utilizado en el ámbito individual. Su focus es conocer y evaluar el estado del ánimo y reflexionar sobre este.

Modelo de Goleman

El más utilizado en el ámbito empresarial. Su uso está más orientado al manejo de las relaciones sociales dentro de la empresa o el trabajo.

Modelo de Bar-On

Es el modelo más aplicado al área educativa. Su uso está dado para mejorar la convivencia escolar, aunque es criticado por su complejidad.

Actividades para desarrollar la inteligencia emocional

Con el pasar de los años, se han desarrollado multitud de dinámicas para mejorar esta habilidad. Entre ellas se pueden contar los grupos de meditación, juegos de roles, actividades físicas diarias, grupos de apoyo y la promoción de charlas.

Inteligencia emocional en los niños

Debido a su corta edad, los niños son una población muy vulnerable a los problemas que surgen debido a la falta de IE. Usualmente, gran parte de los problemas de conducta o académicos surgen debido a una dificultad emocional que, por su inexperiencia, se hallan incapaces de comprender y regular. Tales dificultades están asociadas a las dificultades emocionales de los padres, quienes, también, suelen presentar problemas para manejar las propias emociones.

Profesiones asociadas a la inteligencia emocional

Algunas de las profesiones en donde más suele utilizarse la inteligencia emocional como habilidad son:

Inteligencia emocional en el trabajo

Al tratarse de un constructo muy utilizado en lo laboral, Goleman establece que el trabajador debe:

Relación con el liderazgo

Hasta ahora, todo lo anterior dicho nos conduce a pensar en el liderazgo como un rol que requiere de un buen grado de IE. Las condiciones a las que se somete el líder o gerente lo someten a niveles altos de presión, y a considerar constantemente la situación socioafectiva del otro (sus compañeros de trabajo). Liderar implica, por tanto, tener una buena IE.

Importancia

En su momento, este constructo devino revolucionario al dar una vuelta de tuerca hacia lo que se entendía por Inteligencia. Gracias a este concepto, se tiene un instrumento teórico y práctico que permite abordar las fallas de la inteligencia emocional y sus consecuencias sobre la salud y el bienestar subjetivo y social.

Ejemplos

Pongamos un ejemplo que facilite la comprensión de la IE. Supongamos que existe una pareja tiene problemas desde hace tiempo. Uno de los miembros llega tarde a la casa y con mucho estrés, y para manejarlo, la otra persona decide escuchar lo que está sucediéndole al otro. Por supuesto, ambos están estresados, pero la persona que decide escuchar sabe que su pareja está mucho más perturbada por esto que su propia persona. Haciendo esto, su pareja se muestra más calmada y, casualmente, más receptiva a escuchar ahora los problemas del otro. La experiencia y práctica de ser contenido es un ejemplo que enseña al otro a utilizar esa misma habilidad con los demás, convirtiéndose así en un multiplicador de la experiencia.

Libros

Escrito por Grecia Calderón
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…
WhatsappTwitterFacebook

Recomendado para ti