Psicología

Alexitimia

La alexitimia es uno de los muchos trastornos psicológicos que se caracteriza por impedir a las personas que lo padecen manifestar sus emociones y sentimientos, entonces, las personas que lo sufren son catalogadas como frías, distantes e insensibles. Para algunas personas es un trastorno mental o neurológico, y hay quienes afirman que es únicamente una característica de la persona o un rasgo de la personalidad. Lo cierto es que la incapacidad para demostrar sus sentimientos les conlleva muchos problemas y frustraciones. Para los alexitímicos no existen palabras de amor ni de odio. La barrera emocional que les afecta les impide demostrar sus emociones porque en el fondo, ellos tampoco las entienden. La enfermedad supone una interferencia en la vida cotidiana de la persona que la padece pues las relaciones interpersonales se ven afectadas.

Alexitimia

Temas relacionados

Trastorno del espectro autista

¿Qué es la alexitimia?

La alexitimia es un trastorno psicológico caracterizado porque las personas que lo padecen no son capaces de demostrar sus sentimientos hacia otras personas, sin importar si es amor u odio. Es catalogado muchas veces como una enfermedad mental o neurológica lo que les causa a las personas que lo padecen varios problemas en su diario vivir.

Diagnóstico de la alexitimia

Para realizar un diagnóstico de alexitimia se necesita de mucha observación y auto observación de la persona que está siendo estudiada. Esta observación debe de realizarse en diferentes situaciones cotidianas para reconocer sus propias emociones y garantizar un diagnóstico acertado. Es importante estudiar a las personas en busca de los factores necesarios para determinar la presencia de la enfermedad. Algunos médicos utilizan la escala de Toronto para lograr determinar la presencia de la alexitimia cuyo resultado es considerado fiable y válido. Es un instrumento más específico por lo que es considerada una excelente herramienta para detectar la ausencia o presencia de signos.

Causas de la alexitimia

Aparentemente la causa reside en una conexión inadecuada entre los hemisferios cerebrales. El funcionamiento del cerebro se desarrolló por lo general por medio del cuerpo calloso. Se presenta en ocasiones una ruptura funcional u orgánica de la comisura medial cerebral que sería la responsable de ocasionar la alexitimia ya que cuando esto sucede, se imposibilita que las emociones que son registradas por el hemisferio derecho en personas diestras sean capaces de presentar una expresión verbal, que es una función localizada en el hemisferio izquierdo. Las causas infantiles y juveniles de la alteración en el cuerpo calloso se deben a herencia o carencias afectivas. La lesión cerebral puede suceden durante el periodo de desarrollo intrauterino, por medio de un traumatismo craneoencefálico, encefalitis o un tumor cerebral.

Síntomas de la alexitimia

Los síntomas más comunes son los siguientes:

Tratamiento de la alexitimia

El tratamiento principal se realiza por medio de la psicoterapia interpersonal, con ella se trata de conseguir una reducción de los conflictos personales presentes en una gran parte de la vida del alexitímico y al mismo tiempo, por medio del análisis introspectivo, se busca la manera de mejorar la restricción de la conciencia emocional (capacidad para nombrar y expresar las emociones) y mejorar el pensamiento y la vida imaginaria con la aportación de reflexiones. En los alexitímicos que presentan más sensibilidad a la psicoterapia, se pueden obtener resultados espectaculares con una psicoterapia breve comprensiva que tenga como fin la estimulación de la capacidad de comunicación. La terapia de expresión corporal o las técnicas de relajación, como formas de psicoterapia no verbal, pueden resultar de una utilidad coadyuvante en algunas ocasiones.

Ejemplos

No reconocen que la presión que sienten en la garganta es simplemente reflejo de una necesidad de llorar y que la forma de librarse de ese nudo es, precisamente, llorando. Simplemente continúan con la sensación en la garganta, lo cual les bloquea y les limita a la vez que les asusta.

Otro ejemplo es, cuando alguien quiere comprar un automóvil y no es capaz de decidirse a la vista de las prestaciones de distintos modelos, es posible que opte por el que le produzca una sensación más agradable. Para quien padece Alexitimia se enfrentará a serios problemas para tomar una decisión.

Escrito por Gabriela Briceño V.
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…
WhatsappTwitterFacebook

Recomendado para ti