Psicología

Relaciones interpersonales

Todos sabemos que una de nuestras mayores necesidades es vivir en sociedad, en comunicación con los semejantes. Es por ello que surgen las relaciones interpersonales. En el establecimiento de las mismas inciden algunos factores como la personalidad, las funciones cognitivas, el deseo y el estado afectivo.

¿Qué son las relaciones interpersonales?

Las relaciones interpersonales son las interacciones reciprocas entre dos o más personas respetando sus espacio y aceptándose tal como son, con defectos y virtudes. Su base es la comunicación, entendida como la capacidad humana para obtener y dar información.

Definición

Es el conjunto de contactos que tenemos los humanos con el resto de las personas. A través de ellas podemos crecer porque nos ayudan al logro de metas propicias para nuestro desarrollo personal.

Estas interacciones son el fundamento de la convivencia en sociedad y ocurren en múltiples espacios como la familia, la escuela, el trabajo, clubes, parejas, amigos. La forma que tenemos de convivir con los demás refleja ante el mundo como somos

Características

Las relaciones interpersonales se caracterizan por:

Tipos

 Existen distintos tipos de relaciones interpersonales. Aquí alguno de ellos:

Estilos

Se ha comprobado que las interacciones con otros individuos no son iguales. En este sentido, existen varios estilos para hacer contactos.

Relaciones interpersonales positivas

Son aquellas mediante las cuales las personas se sienten complacidas. Se caracterizan por la presencia de la empatía, cooperación y compromiso por el bienestar de los demás. Quienes las establecen manifiestan emociones positivas, se orientan a construir cosas productivas. Aprecian lo bueno de la existencia y en línea general mejoran su vida social.

Relaciones interpersonales caóticas

No todas las relaciones son positivas y agradables. Hay muchas que son caóticas, porque no basta con querer escuchar y saber hacerlo. Tiene que existir empatía y reciprocidad.

Algunas se vuelven problemáticas, toxicas, cuando uno o más de los participantes no satisfacen sus necesidades. Como consecuencia puede surgir dependencia, adicciones, baja autoestima, aislamiento.

Relación con el liderazgo

El liderazgo se relaciona directamente con las relaciones interpersonales. Se define como la habilidad para influir en la conducta de los integrantes de un grupo. Es uno de los aspectos primordiales utilizado para mediar en las decisiones de los miembros. La finalidad es que se dirijan al logro de metas colectivas de interés común por iniciativa propia.

No todos son líderes, pero quienes tienen la capacidad de serlo conocen la utilidad de las relaciones interpersonales usándolas para ganar seguidores. Significa que saben valorarlas y promoverlas para obtener excelentes resultados. Este tipo de liderazgo no solo existe en una empresa, sino en las demás instituciones como las educativas, familiares y de cualquier índole donde convergen grupos de individuos.

Relaciones interpersonales en el trabajo

Son las que ocurre en el ámbito laboral. Representan un factor importante porque la calidad de ellas influye en la construcción de un adecuado clima organizacional y en la productividad de las diferentes organizaciones. Si son buenas, impulsan el trabajo en equipo y la motivación. Si son malas impera el individualismo y la apatía.

Bajo esta concepción es trascendental fomentar las buenas relaciones interpersonales en el trabajo. Se logra poniendo en práctica el respeto mutuo, la confianza, la solidaridad, estableciendo límites y apoyando la resolución de los conflictos.

En el ámbito educativo

Se estima que son el fundamento para la construcción de los conocimientos. Una escuela es esencialmente una comunidad de interacciones dirigidas al proceso enseñanza-aprendizaje. Por ello debe hacerse el esfuerzo para que sean adecuadas entre todas las personas que hacen vida en el recinto escolar.

Los adultos deben empezar por cubrir las necesidades de atención, apoyo, comprensión, comunicación que tienen los estudiantes. Así ellos a su vez, aprendan a respetar, confiar y convivir en armonía con todos los demás.

En la familia

La familia es el espacio donde acontecen los primeros contactos sociales. En el hogar se aprende desde la infancia a interrelacionarse con los otros seres del entorno. Aunque sea entre familias pueden ser de manera superficial. El binomio autoridad-afecto existente, de alguna forma regula las relaciones.

Lo ideal es que sean respetuosas, cordiales, signadas por la confianza. Es necesario dar buenos ejemplos a los niños. Fomentarles los valores continuamente en esa interacción diaria. Cabe resaltar que las relaciones interpersonales más persistentes en el transcurrir del tiempo son las familiares.

Con los clientes

Actualmente es pertinente poner en práctica muchas herramientas para garantizar el éxito empresarial. La atención al cliente es una de las principales por cuanto se trata del contacto con el consumidor.

En este sentido, deben crearse un ambiente óptimo para unas adecuadas relaciones interpersonales pues son útiles para satisfacer las necesidades del cliente. De igual forma, se hará lo posible por mantenerlas, profundizarlas y solidificarlas a través de la confianza y el respeto.

 En qué se diferencian de las relaciones afectivas

La diferencia reside en la forma de mantenerlas y los sentimientos generados. Las relaciones afectivas están profundamente liadas con las emociones y el apego.

Quiere decir que hay una considerable cercanía emocional entre quienes las viven esperando su continuidad y estabilidad en el tiempo. Considerando los diferentes tipos de afecto, surgen entre esposos, padres e hijos, amigos o seres especiales en la vida.

Cómo mejorar las relaciones interpersonales

Es preciso tener presente que ellas son resultado del esfuerzo constante. Para mejorarlas hay que cubrir las necesidades ajenas pero con agrado, por disposición propia no por obligación. Se trata de dar y recibir el mismo trato.

El esfuerzo implica ser detallista día a día, poner en práctica los buenos modales, la escucha activa, la empatía, aprender a confiar en los demás y sobre todo confiar en sí mismos. Además hay que gestionar muy bien las emociones, manejar la ira y cooperar en la resolución de conflictos.

Importancia

Son muy importantes porque no podemos vivir sin relacionarnos con uno mismo y con los otros seres humanos. Gran parte de nuestras carencias encuentran satisfacción en la respuesta positiva de otros individuos.

Por consiguiente, son ellos los que nos contribuyen a la deseada autorrealización personal. De aquí la relevancia de desarrollarnos en un contexto social donde recibamos estímulos para crecer. Empatizar con otros, dialogar, compartir experiencias y conocer nuevas amistades, nos da energía y vitalidad.

Sin dudas, las relaciones interpersonales tienen que estar presentes en todos los ámbitos de la vida. Sin olvidar que la manera de llevarlas a cabo, es reflejo de cómo somos.

Ejemplos

Las relaciones interpersonales existentes entre parejas, padres e hijos, hermanos, compañeros de trabajo, miembros de instituciones como las escuelas, empresas. En espacios recreativos, culturales, religiosos en fin en cualquier lugar donde se encuentren dos o más personas.

Autores destacados

Son muchos los investigadores que tienen como foco de estudio las relaciones interpersonales. Algunos son: Kurt Lewin, Carl Rogers, Harry Stack Sullivan, Elton Mayo, Abrahm Maslow entre otros.

Libros

Escrito por Laura Isabel Castro Del Valle
WhatsappTwitterFacebook

Recomendado para ti