Economía

Consumidor

Como concepto económico, el consumidor es la persona, entidad u organización que demanda bienes y servicios y está dispuesto a pagar por ellos. Una definición más académica sostiene que es toda aquella persona que compra productos o servicios para consumirlos. Es el eslabón final de toda la cadena productiva y, por lo tanto, el destinatario final de la producción. En marketing, el consumidor constituye una figura clave, ya que en él están concentradas todas las características que serán objeto de estudio para impulsar el consumo. Al hablar de consumidor, nos referimos a una categoría económica. Es decir, este dispone de un presupuesto que está dispuesto a gastar para satisfacer necesidades de distinto tipo. Invierte ese presupuesto en la adquisición de bienes y servicios.

Consumidor Qué es, tipos, comportamiento, ciclo de vida, deberes, derechos

Temas relacionados

Cliente

¿Qué es el consumidor?

Son todas aquellas personas u organizaciones dispuestas a adquirir bienes o servicios para satisfacer necesidades. Para estas acciones, disponen de un presupuesto destinado a tales fines. El consumo, como acto económico, es objeto de análisis para determinar cómo se desarrolla el proceso de decisión de compra. Un consumidor se diferencia de un cliente por el tipo de relación que establece con una marca, producto o servicio.

Tipos de consumidores

Existen en el mercado diferentes tipos de consumidores. Esta segmentación está vinculada a sus hábitos de compra:

Comportamiento del consumidor

El comportamiento del consumidor hace referencia al conjunto de estudios y análisis que nos permiten determinar los diferentes procesos que llevan a la compra y la psicología del consumidor.

Cuando nos referimos a la decisión de compra, tratamos de establecer los motivos que llevan a un consumidor a elegir una marca u otra, qué necesidades satisface esa compra, cuáles son los puntos de dolor que la motivan, etc.

Existen diversos factores que influyen en la decisión de compra de un consumidor. Son estos factores los que deben analizarse para determinar cómo se comporta cada tipo de consumidor en particular.

¿Qué factores afectan al consumidor?

Existen seis factores básicos que determinan la conducta del consumidor a la hora de decidir la compra de un producto o servicio y la elección de una marca.

Ciclo de vida

Para los economistas y responsables de marketing, todo consumidor posee un ciclo de vida, respecto a un producto/servicio o una marca. El cumplimiento de ese ciclo de vida es responsabilidad de dicha marca. Todos los consumidores experimentan una evolución con relación a los productos y a las marcas.

Analicemos cuáles son las etapas del ciclo de vida de un consumidor:

Deberes y derechos

A partir de la segunda mitad del siglo XX comenzaron a aparecer en el mundo, sobre todo en Estados Unidos, organizaciones que reclamaban los derechos de los consumidores. Entre los principales reclamos se encontraba el derecho del consumidor a recibir información fehaciente sobre los productos o servicios. También reclamaron políticas claras respecto a devoluciones o reembolsos.

Frente a esta situación, cada país comenzó a promulgar leyes estableciendo los derechos de los consumidores. Estas legislaciones protegen a los consumidores de publicidad engañosa, derecho a la información gratuita con respecto a la calidad del producto, políticas de precios adecuadas, etc.

Diferencias entre consumidor y cliente

Aunque ambos términos suelen utilizarse sin distinción, existen diferencias entre ambos conceptos que conviene tener en cuenta.

Una primera diferencia es que el cliente que compra un producto o servicio no siempre es quien lo consume. Un caso de la vida cotidiana es la persona que hace las compras del hogar y todos los productos que compra son consumidos por más de una persona.

La segunda diferencia tiene que ver con la relación de la persona con el producto o marca. Un cliente establece una relación regular con el producto o con la marca elegida. En cambio, entre el consumidor y el producto existe una relación anónima.

En definitiva, la fidelidad de una persona con un producto, marca o servicio hace la diferencia entre cliente y consumidor.

Importancia

Desde el punto de vista del proceso económico, podemos decir que el consumidor ocupa el lugar más importante ya de toda una larga cadena de producción de bienes y servicio. El destinatario final de ellos.

Sin el acto económico de consumir, todo el proceso de producción carecería de sentido.

Escrito por Manuel D'Alessandro
WhatsappTwitterFacebook

Recomendado para ti