Historia

Imperio bizantino

El Imperio bizantino es considerado como la continuación del Imperio Romano en la parte oriental del Mediterráneo. Es un imperio de naturaleza cristiana que perennemente se encontraba en guerra contra los musulmanes, floreciendo durante el reinado de los emperadores macedonios. Su desaparición se dio como consecuencia de los ataques de turcos selyúcidas y turcos otomanos.

Imperio bizantino

Temas relacionados

Fenicios, Imperio otomano

¿Qué es el Imperio bizantino?

Se puede definir como un Estado cristiano creado por diferentes etnias de gran importancia cultural, económica y política de la época, y que cuya existencia se originó luego de la caída y la división del Imperio Romano luego del reinado de Teodosio I.

Resumen

Las personas que vivían bajo el Imperio bizantino en sus inicios se vieron a sí mismos como romanos, pero la cultura del imperio cambió con el pasar de los años. Al incorporar la cultura griega y cristiana, se transformó en una cultura bizantina única. El Imperio bizantino fue influenciado por las culturas latina, copta, armenia y persa. Tiempo después, también fue influenciado por las culturas islámicas. Constantinopla era una ciudad extremadamente diversa y sus residentes eran multiétnicos y multi religiosos. Los impuestos para los comerciantes extranjeros eran los mismos que para los residentes y los comerciantes bizantinos comerciaban activamente con regiones del Mediterráneo y del este y el oeste, incluidas áreas alrededor del Mar Negro, el Mar Rojo y el Océano Índico.

Formación del Imperio bizantino

Bizancio era el nombre de una ciudad pequeña pero importante localizada en el Bósforo, el estrecho que conecta el Mar de Mármara y el Egeo con el Mar Negro, y que separa los continentes de Europa y Asia. En tiempos griegos, la ciudad estaba en la frontera entre el mundo griego y el persa. En el siglo IV a.C. Alejandro Magno hizo que ambos mundos fueran parte de su universo helenístico, y más tarde Bizancio se convirtió en una ciudad de creciente importancia dentro del Imperio Romano. Su formación se dio a partir de la decisión del Emperador Diocleciano de administrar el Saco Imperio Romano por medio de dos partes gobernadas por un emperador y un vice-emperador.

Etapas

El imperio se divide en tres importantes etapas:

Caída del Imperio bizantino

La llegada del emperador Miguel VIII inició la decadencia del imperio. Durante su periodo de mandato el ejército turco se encargó de reducir los dominios del Imperio bizantino. Lo que originó también su caída fueron los cambios que se dieron en la sociedad, principalmente por parte de los pobladores y trabajadores pues debían pagar altos impuestos, y decidieron ceder sus tierras.

Características

Extensión

En sus inicios abarcaba toda la costa mediterránea de África, la península de Anatolia, Grecia, la península Itálica, Sicilia, Cerdeña, Córcega, las Islas Baleares, los Balcanes y gran parte de la costa del mar Negro. Durante los siglos VII y VIII los musulmanes lograron conquistar también la costa mediterránea de África, Siria y Palestina y desde ese momento, el Imperio bizantino quedó reducido a la península de Anatolia, los Balcanes y el sur de Italia.

Emperadores

Algunos de los emperadores más reconocidos fueron: Arcadio, Teodosio II, León el Grande, Zenón, Justiniano I y II, Leoncio, Filipo Bardanes, Constantino X, Teodora, Miguel VI, Eudoxia y Constantino VI.

Manifestaciones culturales

Una de las principales manifestaciones de la cultura bizantina fue el cristianismo ortodoxo. La sociedad bizantina era muy religiosa y tenía en alta estima ciertos valores, incluido el respeto por el orden y las jerarquías tradicionales. La familia estaba en el centro de la sociedad, y el matrimonio, la castidad y el celibato eran celebrados y respetados. Las mujeres y las madres fueron vistas como miembros importantes de la unidad familiar. Las mujeres tenían sus propios espacios, llamados gynaikonitis, donde se dedicaban a actividades como hilar y tejer. Construyeron grandes palacios e hipódromos, su arquitectura ofrecía un contraste entre la austeridad y el lujo. Construyeron numerosas iglesias, la principal fue la iglesia de Santa Sofía. Se dedicaban a la agricultura y había gran diversidad cultural. El aprendizaje se basaba en la lectura de Homero y la Biblia. La literatura estaba relacionada con los griegos y el arte se basó en los íconos con influencia religiosa.

Organización política y social del Imperio bizantino

Fue un estado teocrático en el cual el emperador era considerado como el representante de Dios en la tierra y era el que tenía todo el poder político y religioso. Era seguido por un gran número de funcionarios y ejércitos. La sociedad estaba jerarquizada y se distinguían los esclavos, campesinos, comerciantes, el clero, ejército y la nobleza.

Economía

La base de su economía fue la agricultura por medio del latifundio. El comercio era bastante austero y acuñaron monedas de oro como el principal método de pago. La importancia de su economía radicaba en la Ruta de la Seda donde se comerciaba seda, telas y piedras preciosas.

Aportes del Imperio bizantino

La cultura bizantina fue una de las más importantes e influyentes del mundo actual ya que sus métodos se fundamentaban en el orden jerárquico. Otros aportes fueron:

Ubicación

Se encontraba ubicada en el lado europeo del Bósforo, un estrecho que unía al Mediterráneo con el Mar Negro. Esta posición era estratégica pues servía como tránsito del comercio con Europa y Asia Menor.

Escrito por Gabriela Briceño V.
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 4,50 de 5)
Cargando…
WhatsappTwitterFacebook

Recomendado para ti