Ciencias de la Tierra

Gota fría

La gota fría es un fenómeno meteorológico. El término surgió en Alemania para referirse a un episodio de funestas lluvias y vigorosos vientos, quedando instaurado en la cultura popular. Cuando se produce, la población siente temor por considerarlo presagio de alguna catástrofe. Sin embargo no todo lo que se piensa de la gota fría es cierto. Empezando con el hecho de que su estructura no es pequeña como sugiere el termino gota.

¿Qué es la gota fría?

La gota fría es una depresión aislada a niveles atmosféricos altos formada por aire muy frío. Constituye un fenómeno meteorológico que ocurre todos los años. Ocasiona una serie de circunstancias climáticas desfavorables observadas principalmente en la península ibérica en su vertiente mediterránea. Se asocia con lluvias fuertes, tormentas eléctricas y otras manifestaciones de alto riesgo.

Definición

Es una corriente de aire frío que se desprende de otra de mayor tamaño ubicada a una altura considerable. Al bajar se topa con aire templado ocasionándose efectos meteorológicos de significativa magnitud como torrenciales aguaceros y borrascas que causan graves daños físicos y materiales.

El nombre técnico del fenómeno es Depresión Aislada en Niveles Altos (DANA). Además de explicar de forma sencilla de que se trata esta perturbación atmosférica, con este nombre, probablemente, también se quiso hace honor al meteorólogo Francisco García Dana.

Fue uno de los redactores del informe sobre el temporal ocurrido en el Levante español en octubre de 1982, causante de la muerte de 38 personas. Se mencionó que una de las causas de la situación fue una gota fría. Desde entonces se cree que todo desastre similar es causado por este fenómeno, lo cual no es cierto.

Características de la gota fría

Esta masa de aire frio que ocasiona temidos efectos posee las siguientes características:

Origen

El origen del término según los estudios meteorológicos realizados, fue en la escuela alemana, en el año 1886 cuando se le asignó nombre a este fenómeno. Se utilizó el vocablo kaltlufttropfen, cuyo significado semeja a gota de aire frío. Desde entonces y, a pesar de la aparición del vocablo científico DANA, se continúa, popularmente en España y en Alemania, llamándolo gota fría. 

Respecto al origen del fenómeno como tal, Palmén y Newton (1969) explicaron que el conocido chorro polar rectilíneo se acentúa y ondula forjando un aislamiento de la circulación general. Se distancian de sus lugares naturales cerrándose sobre sí mismas originándose la gota fría.

Formación de la gota fría

Luego de investigaciones mejor sustentadas se pudo determinar que la gota fría se forma a grandes alturas. Inicia cuando una masa de aire gélido que generalmente se dirige del oeste al este, cambia su dirección. Esto provoca que se rompa desprendiéndose una corriente fría que al descender choca con otra de aire templado.

El impacto ocurre en medio de la troposfera y la estratosfera dando lugar a la gota fría cuyas consecuencias son vientos, granizos, lluvias torrenciales, tormentas electicas. Sucede porque la elevada temperatura del agua, que evapora con ímpetu, incrementa la capacidad de causar precipitación.

Dónde se produce

La región reconocida mundialmente como el centro donde se produce este fenómeno es la vertiente mediterránea de la península ibérica. Es aquí donde colisiona el aire polar con el viento cálido y húmedo de la zona.

Sin embargo existen otras partes de España y de Sudamérica como Argentina, Chile, Colombia donde también se forma esta perturbación. El fenómeno acontece en las capas altas de la atmósfera.

Cuándo se produce

Habitualmente, al llegar el otoño se produce la gota fría. Posiblemente porque en esta época del año el aire del calor del verano permanece aun rondando en las zonas costeras.

No obstante en cualquier temporada puede ocurrir, como finales del invierno, en la primavera. En estas fechas los efectos no suelen ser tan drásticos y por esta razón, erróneamente, se cree que solo ocurren en la estación otoñal.

Cuánto dura

No se puede precisar con exactitud cuánto dura el fenómeno, el tiempo va desde unas horas hasta varios días. Finaliza cuando la corriente que lo conforma se une a otras corrientes en chorro. También puede fusionarse con masas de aire cálido desapareciendo. Cuando se detienen por cierto tiempo ocasionan mucha preocupación.

Los efectos, generalmente, no sobrepasan la semana. Mientras están presentes los organismos competentes se encargan de suministrar la información al público para que tomen las previsiones correspondientes.

Efectos

Estas precipitaciones generan efectos devastadores como grandes inundaciones. Si las masas de aires que chocan tienen temperaturas muy diferenciadas las consecuencias son mayores.

La zona donde se sienten más intensamente es la vertiente mediterránea española. Allí son numerosas y sucesivas las tormentas con fuertes vientos causantes de inundaciones y erosiones.

Puede suceder que algunas gotas frías o DANAs no produzcan grandes lluvias ni catástrofes. No son suficientes para crear un contexto propicio en niveles bajos, ni generan tiempo efectivamente desfavorable y peligroso.

Solamente en circunstancias adecuadas constituye un mecanismo para detonarlo, aunque no el único. También puede llover copiosamente de forma alarmante por fenómenos distintos.

Cabe destacar que no se ha determinado una relación directa entre gotas frías y variación climática. Lo que sí es cierto son las negativas repercusiones de sus efectos en la agricultura. Muchos cultivos se pierden generando perdidas a los productores. Del mismo modo algunas tormentas derriban infraestructuras y obligan a la suspensión del servicio eléctrico en las ciudades.

Cómo actuar ante la gota fría

Es muy importante saber cómo comportarse en caso de encontrarnos ante este fenómeno. De la actitud que asumamos depende mucho nuestra seguridad.

Ejemplos destacados

En el transcurrir del tiempo se han producido gotas frías muy destacadas por sus nefastas consecuencias.

En España

En Sudamérica

Abril de 2013. Centro de Argentina

Abril de 2014. Océano Pacífico, en las costas del centro-sur de Chile.

Como dato particular se resalta que el récord de precipitación máxima en 24 horas de España, 817 mm, se debe a una gota fría. Se formó el 3 de noviembre de 1987, en Oliva, Valencia.

Escrito por Laura Isabel Castro Del Valle
WhatsappTwitterFacebook

Recomendado para ti