General

Sionismo

El sionismo es un tipo de ideología de índole religioso, político y de segregación judía que propuso en un momento la creación de Israel como un estado promoviendo el paso de los judíos hacia la ciudad de Palestina, considerada hasta el día de hoy como la tierra prometida. Este movimiento es considerado como una de las ideologías más agresivas y discriminatorias que existen en la actualidad, pese a esto, lograron establecer de manera exitosa la patria judía en Israel.

¿Qué es el sionismo?

El sionismo es un tipo de movimiento nacionalista de origen judío que busca crear y darle apoyo al Estado Judío en Palestina, considerada como la patria de los judíos. Un movimiento que en realidad no es de índole religioso y que afirma que los judíos no son un pueblo ordinario y por eso deben estar juntos.

Definición

El sionismo es un movimiento que tiene como objetivo principal establecer la presencia de los judíos en Israel. Para ellos, el pueblo judío no es igual a los demás, son diferentes y por esta razón, buscan la forma de que todos sus integrantes puedan unirse en una única patria. Es un movimiento de índole nacionalista que busca el establecimiento de un Estado que sea nacional en Palestina.

Características del sionismo

Entre las principales características del sionismo se pueden mencionar las siguientes:

Origen

A finales del siglo XIX, el sionismo surgió en Europa. A pesar de las filosofías fundamentales de este movimiento existen desde hace cientos de años, la corriente moderna del movimiento tomó más fuerza durante este siglo principalmente cuando tuvieron que enfrentar a un antisemitismo que crecía cada día más.

Historia del sionismo

Los judíos han sido un pueblo que ha vivió en el exilio durante muchos años y de acuerdo con las creencias del judaísmo, ellos tienen una tierra prometida por Dios, Israel. A mediados del siglo XIX, la religión judía empezó a secularizarse cuando entró en contacto con algunas corrientes ideológicas de Europa como el liberalismo y el socialismo. En el siglo XX, este movimiento fue ganando seguidores cada día más y cuando el Holocausto finalizó, fue el movimiento que predominó entre los judíos.

De esta manera nació el sionismo moderno que fue establecido como organización de índole política por Theodor Herzl en el año 1897. Herzl fue un hombre que se dedicó al periodismo y quien creía firmemente que los judíos debían de tener una nación propia para poder sobrevivir por lo que solicitó el reconocimiento político de la patria judía, que en ese año era Palestina. Fue presidente de la Organización Mundial Sionista y organizó el Primer Congreso Sionista por lo que se le considera el padre del sionismo moderno.

En 1948 se creó el Estado de Israel y se inició con ello la guerra árabe-israelí lo que provocó un éxodo masivo de palestinos. A pesar de que Palestina había sido divido en dos estados, el Estado de Israel que recibió la mayor cantidad de tierras no quiso conformarse tan fácilmente y por eso decidió continuar co la expansión provocando la ocupación de varios barrios palestinos y pequeños pueblos induciendo con ello una gran cantidad de palestinos fugitivos. Esta situación provocó que los campesinos fueron expropiados de sus tierras por los sionistas y muchas instituciones tuvieron que brindarles servicios básicos para que pudieran vivir.

Tipos

Existen tres tipos de sionismo en el mundo, éstos son:

Sionismo político

Fue creado por Theodor Herzl y surgió como un deseo de establecer un Estado Judío que siguiera las políticas modernas, en otras palabras, un lugar en donde se respete la diplomacia y las políticas internacionales para poder formar un país para los judíos.

Sionismo religioso

Este movimiento existe desde hace miles de años desde que el rey Nabucodonosor II destruyó el templo de los judíos exiliándolos a Babilonia, fue en ese momento que el pueblo empezó a añorar su regreso a la tierra prometida.

Sionismo práctico socialista

Buscaba alcanzar con mayor velocidad la formación de un Estado Judío y consideraban que la única forma de lograrlo era aumentar considerablemente la inmigración judía. Este movimiento fue el responsable de la Segunda Aliá, en otras palabras, la segunda inmigración en grandes cantidades de judíos hacia Palestina.

Sionismo cristiano

Este movimiento le da apoyo al establecimiento del Estado de Israel como la única y verdadera patria de los judíos, se fundamentan en pasajes bíblicos que establecen que este pueblo volverá como promesa a la tierra prometida, Jerusalén.

En qué se diferencia del judaísmo

La principal diferencia es que el sionismo es considerado como un movimiento político que busca como establecer un Estado nuevo para el pueblo judío, que busca y defiende un modelo capitalista que además sea militarizado, con tendencias fascistas. Por otro lado el judaísmo se basa en la tradición y la religión del pueblo Judío, no es un movimiento político sino que es únicamente un movimiento religioso monoteísta que ha logrado adaptarse al mundo actual.

Esta confusión ha traído guerras muy sangrientas y ha dejado miles de personas fallecidas pues el sionismo político se ha encargado de crear guerras con el nombre de “mandato divino”, algo considerado completamente falso por parte del judaísmo.

Importancia del sionismo

El sionismo tiene su importancia en el deseo de lograr libertad y equidad para su pueblo, sin embargo, debido a sus creencias también ha sido el origen para una serie de conflictos armados que ha puesto en gran peligro la vida de las personas que habitan en el lugar.

Crítica

Una de las principales críticas que se le hacen a este movimiento político es su ideología llena de racismo y de intolerancia que ha ocasionado miles de víctimas inocentes en el medio oriente. A pesar de que los responsables de esta situación han sido principalmente los movimientos de Liberación Palestina y el Estado de Israel, éste último aún no acepta la situación y busca diferentes formas de justificar el genocidio que han ocasionado a lo lardo de los años.

Representantes

Entre sus principales representante se mencionan los siguientes personajes:

Escrito por Gabriela Briceño V.
WhatsappTwitterFacebook

Recomendado para ti