Derecho

Derecho anglosajón

El derecho anglosajón es mejor conocido en el mundo de las leyes con el nombre de “Common Law”, y el término se refiere al sistema jurídico que se derivó de la antigua Inglaterra medieval. Actualmente, son muchos los estados que mantienen la influencia jurídica de Gran Bretaña y en la actualidad los Estados de Derecho han sumado instituciones que nacieron a partir del Common Law.

¿Qué es el derecho anglosajón?

Es el sistema jurídico que se deriva del sistema aplicado en Inglaterra medieval y que se usa en los territorios que tienen influencia británica, el cual a su vez se caracteriza por tener jurisprudencia como base principal en lugar de leyes.

En qué consiste

El derecho anglosajón es un tipo de derecho que consiste en un grupo de principios y de prácticas que no se encuentran escritas en ningún libro y que cuya autoridad no proviene de una declaración de mandato singular y positivo por medio de una fuente que sea de origen legislativa o ejecutiva.

Características del derecho anglosajón

Entre las principales características que podemos observar en el derecho anglosajón mencionamos:

Principios

El sistema que involucra el derecho anglosajón se fundamenta principalmente en el análisis de todas las sentencias judiciales que son dictadas por el mismo tribunal o por parte de alguno de sus tribunales superiores y en las interpretaciones que se hacen sobre las sentencias se fundan las leyes, que la mayoría de las veces son consideradas como ambiguas. Otros de sus principios es el ratio decidendi que nos habla de la «razón para decidir« o de «la razón suficiente» sobre las sentencias que ya han sido dictadas y que obligan a un tribunal a fallar igual manera o de forma muy parecida. Es por esto que los sistemas se basan en el estudio minucioso de las sentencias de donde se induce la norma. El derecho anglosajón tiene un origen de tipo procesal, es un procedimiento público a cámara abierta con algunas pocas excepciones.

Elementos

El primer elemento se conoce como actus reus y se refiere a la acción real tomada por el individuo que se sospecha que ha hecho algo en contra de la sociedad. El actus reus debe ser voluntario y debe existir para que una carga pueda seguir adelante. El siguiente elemento es el mens rea en donde el acusado o sospechoso debe tener el estado de ánimo, estado mental o la intención, de haber hecho todo lo que se sospeche que haga para cometer el delito. El tercer elemento es la causalidad que dice que el acto que fue cometido debe haber causado claramente lo que sucedió.

Fuentes

Las fuentes del derecho anglosajón son las siguientes:

Objeto del derecho anglosajón

El principal objeto del derecho anglosajón es el de lograr una unificación de la administración de la justicia y del derecho, cuya responsabilidad recae sobre los jueces.

Antecedentes

El derecho anglosajón tuvo sus orígenes en las diferentes costumbres medievales inglesas. Los primeros pueblos celtas que llegaron a Inglaterra y que estaban formados por tribus y por clanes, tuvieron la necesidad de crear un conjunto de normas que fueran susceptible y que pudieran ser calificadas como un sistema jurídico, un conjunto de costumbres que sirvieran para gobernar a los pobladores.

La caída del imperio romano provocó que algunos pueblos bárbaros se establecieran en la isla y por esta razón la fuente del derecho inglés proviene de la fusión de diferentes culturas, incluyendo la cultura moderna que provenían del continente.

Historia

La historia del derecho anglosajón se vio influenciada por el Derecho romano en muchos de los Estados europeos y a pesar de la prohibición ordenada por los reyes en Inglaterra este derecho influenció el sistema jurídico anglosajón, principalmente en los procedimientos civiles y jurídicos establecidos en el procedimiento judicial del sistema jurídico inglés. El derecho anglosajón se deriva propiamente del sistema que fue aplicado en la Inglaterra medieval, utilizado principalmente en los territorios que tienen influencia británica. En Inglaterra surgieron dos cuerpos de normas diferentes, uno era el common law, y más tarde surgió el «equity»; los cuales fueron adoptados como base del derecho de los estados estadounidenses.

En qué se diferencia del derecho romano

El sistema de derecho anglosajón o Common Law se caracteriza por no tener una gran cantidad de leyes que estén escritas y además porque se basa en los precedentes derivados que se han dado en los juicios reales, mientras que el sistema de derecho romano o continental como también se le conocer, es un sistema que se desarrolló en Europa (menos Gran Bretaña) y es un derecho que está escrito y que se fundamenta en una serie de códigos influenciados por las costumbres romanas.

Importancia del derecho anglosajón

Su importancia es que es un derecho que se basa en opiniones institucionalizadas e interpretaciones de autoridades judiciales y jurados públicos para poder establecer resultados consistentes por medio de la aplicación de los mismos estándares de interpretación.

Ejemplos

El 27 de julio de 1934, un hombre caminaba por un sendero estrecho por las vías del ferrocarril. Cuando un tren se acercó, algo que sobresalía de uno de los vagones lo golpeó y lo derribó, haciendo que su brazo quedara aplastado bajo la rueda de un tren. El tren era operado por una corporación registrada en Nueva York, por lo que se presentó una demanda civil en un tribunal federal de distrito. El juez del tribunal de distrito que escuchó el caso siguió la ley federal actual de la época, al aplicar la ley común federal al caso, en lugar de la ley común del estado de Pennsylvania o Nueva York. El derecho consuetudinario federal aplicó una norma de “negligencia habitual” al determinar el nivel de atención que el ferrocarril debe a las personas que no están empleadas por el ferrocarril. La ley común en el estado de Pensilvania, donde ocurrió el accidente, especifica que el ferrocarril debe a los intrusos el deber de cuidar a los intrusos, lo que requiere una prueba de un mayor nivel de negligencia. El tribunal falló a favor de Tompkins y le otorgó daños.

Escrito por Gabriela Briceño V.
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…
WhatsappTwitterFacebook

Recomendado para ti