Derecho

Jurisprudencia

La jurisprudencia es la filosofía del derecho, la ciencia que se encarga de tratar los principios del derecho positivo y de las relaciones jurídicas. Esta ciencia del derecho es de carácter formal, o analítica, más que material. Es la ciencia del derecho real o positivo. En el sentido propio de la palabra, el término se refiere a la ciencia del derecho, es decir, aquella ciencia que tiene como función principal el determinar los principios sobre los cuales se basan las reglas jurídicas, a fin de no solo clasificar esas reglas únicamente de acuerdo con la forma y el orden, sino también mostrar la relación que existe entre ambos y también para resolver la forma en que los casos nuevos o dudosos deben someterse a las reglas apropiadas.

¿Qué es la jurisprudencia?

La jurisprudencia es el conjunto de sentencias que dictan los tribunales. Se refiere también al criterio que existe sobre un determinado problema jurídico que ya ha sido establecido por medio de una serie de sentencias previas y por el derecho en general.

En qué consiste la jurisprudencia

La jurisprudencia consiste en los actos pasados que han modificado las normas jurídicas. En ella, los jueces deben de poder fundamentar las decisiones que se tomen luego de hacer un estudio y un repaso de los fallos que precedan el caso. Lo que quiere decir que consiste en una revisión de la jurisprudencia.

Para qué sirve

La jurisprudencia es importante porque nos sirve salvar y reparar todas las posibles imperfecciones que el sistema jurídico presenta por medio de la creación de una serie de contenidos jurídicos para los casos que puedan suscitarse en un futuro y que tengan similitudes sustanciales. Funciona como un medio de interpretación que se encarga de llevar a cabo estudios de preceptos jurídicos aplicados a casos concretos. Sirve para integrar y cubrir carencias que pueda tener el derecho cuando no existe una ley establecida que trate una situación determinada.

Características

Las principales características de la jurisprudencia se basan en cuatro aspectos que son muy importantes. Es explicativa, pues tiene como función aclarar y fijar los posibles alcances que pueda llegar a tener una ley cuando no es clara. Es supletoria, pues busca y da soluciones a los casos que no son previstos por la ley. Es diferencial, ya que tiene la capacidad de adaptar la ley al caso concreto y de esta manera logra evitar la aplicación de la ley de manera indiferenciada provocando injusticias. Y, por último, es renovadora, pues, aunque la ley pueda envejecer, la jurisprudencia la prolonga, haciéndola más flexible y duradera en sus preceptos.

Tipos

Cómo se forma la jurisprudencia

Es elaborada por los diferentes órganos del Estado, o sea, los tribunales de justicia, los cuales forman parte del Poder Judicial, y que son guiados por medio de la Corte Suprema. Se forma por medio de una serie de sentencias que son dictadas por los tribunales o la corte suprema. Es formada por reiteración de las sentencias dictadas sobre un mismo caso y que han logrado ser resueltas llegando a una misma conclusión. Se necesitan al menos cinco casos que tengan el mismo tema y que hayan sido resueltos de la misma forma.

Jurisprudencia como fuente del derecho

Algunos expertos consideran que debe de ser considerada como una fuente directa del derecho. Hay quienes aseguran que se debe de asimilar con la costumbre o derecho consuetudinario. También hay quienes consideran que la aplicación de la jurisprudencia se asimila a la doctrina legal y debe mantener su carácter de fuente de derecho.

Jurisprudencia por países

Escrito por Gabriela Briceño V.
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 4,50 de 5)
Cargando…
WhatsappTwitterFacebook

Recomendado para ti