Historia

Cultura tiahuanaco

La cultura tiahuanaco es una de las más importantes poblaciones de la América del Sur ya que es la cultura preincaica más longeva del continente. Sus territorios ocupaban grandes extensiones de terreno que hoy en día forman parte de Perú, Bolivia, Chile y Argentina. Se desarrolló en el altiplano Andino-Central entre los años 250 a.C y 1200 d.C. dejando a la actualidad restos de sus grandes ciudades y tempos, monumentos en piedra, artesanía y otros elementos de su cultura que forman parte de la historia prehispánica de América.

¿Qué es la cultura tiahuanaco?

La cultura tiahuanaco era una sociedad teocrática que se desarrolló antes del imperio inca en el altiplano andino extendiéndose a las tierras de Bolivia, Perú Argentina y Chile entre los años 250 a. C y 1200 d. C. Su ciudad principal fue Tiwanaku situada al sur del Lago Titicaca en la actual ciudad boliviana de La Paz. Entre sus ciudades principales se encuetran Khonkho Wankane, Ojje, Lukumata y Pajchiri. La Puerta del Sol es uno de sus monumentos más conocidos y visitados por turistas de todo el mundo que visitan Perú.

Características de la cultura tiahuanaco

Entre las características más representativas de la cultura tiahuanaco se pueden mencionar las siguientes:

¿Quién descubrió la cultura tiahuanaco ?

La cultura tiahuanaco fue descubierta por el cronista e historiador español Pedro Cieza de León en el año 1551.

Historia de la cultura tiahuanaco

La historia de la cultura tiahuanaco se desarrolló en tres períodos. El período aldeano (250 a.C – 0), el período urbano ( 0 -700 d.C) y el período expansivo (700 – 1200).

El período aldeano (250 a.C – O)

La cultura tiahuanaco tuvo su origen en el año 250 a.C. en lo que se conoce como el período Intermedio Temprano. Se instaló principalmente en la orillas del Lago Titicaca en la frontera entre Perú y Bolivia y constituyeron su capital llamada Tiwanaku.

En este período, los tiahuanaco aun no creaban sus clases sociales pero si sus viviendas de adobe. Cultivaban la papa, la quinoa y otros vegetales. Desarrollaron la cerámica y la metalurgia.

El período urbano (0 – 700 d.C)

En esta etapa evolutiva de la cultura tiahuanaco, el pequeño pueblo se convirtió en ciudad, se desarrolló con más avances la metalurgia y se empezaron a hacer los primeros diseños arquitectónicos en piedra. También se inició la creación de las clases sociales entre los que lideran el trabajo y la producción y los que trabajaban la tierra, los artesanos, obreros, entre otros.

Al final de este período la cultura tiahuanaco alcanzó un desarrollo tecnológico que le permitió crear monumentos, templos y fortalezas. Comenzó la expansión de su cultura y su artesanía alcanzó un nivel más artístico.

El período expansivo (700 d.C – 1200 d.C)

En esta época la cultura tiahuanaco empezó a expandirse hacia el norte de Chile y Argentina, así como el sur peruano. Estas conquistas de territorio las hicieron a través de sus fuerzas militares.

Se crearon nuevas ciudades tiahuanaco como lo son: Khonkho Wankane, Ojje, Lukumata y Pajchiri.

En el año 1172 el gran imperio tiahuanaco empezó a decaer debido a enfrentamientos bélicos con la cultura Mollo y por desastres naturales en la zona andina que acabaron poco a poco con su población.

Ubicación

La cultura tiahuanaco se instaló en grandes centros urbanos. Su principal ciudad estaba ubicada en el valle Tiwanaku al sur del Lago Titicaca en Bolivia.

También existían otras ciudades tiahuanaco como lo eran:

Organización política

La sociedad tiahuanaco era teocrática con una estructura social dividida en tres clases: la élite, los artesanos y los campesinos y comerciantes.

La cultura tiahuanaco no hizo uso de la fuerza militar para ocupar sus territorios. Su poder religioso estaba concentrado la ciudad de tiahuanaco el cual se expandía hacía la costa occidental e igualmente al bosque oriental.

Su actividad económica se basó en la agricultura, la ganadería, la artesanía y la confección de textiles.

Las élites de esta sociedad tenían el dominio de grandes rebaños y el comercio de la hoja de coca y el maíz en todos sus territorios.

Cerámica de la cultura tiahuanaco

La cerámica de la cultura tiahuanaco es incisa, con vasos de tamaño regular y colorados con tonos rojos, naranjas, blancos y marrones.

En su cerámica se puede observar los dibujos con figuras geométricas escalonadas y de animales como el cóndor, felinos o serpientes.

Entre su artesanía más conocida se puede mencionar el Kero y el Pebetero.

El Kero es un gran vaso con decoraciones hechas de madera y cerámica y el Pebetero tenía forma de felino con el lomo abierto donde se colocaban hojas aromáticas que las hacían arder para que esparcieran su perfume en las ceremonias religiosas.

Arquitectura

Las representaciones arquitectónicas de la cultura tiahuanaco fueron en su mayoría dólmenes y obras en piedras rectangulares que servían de vivienda. También construyeron con piedra y barro monumentos funerarios conocidos como chulpas. Estos monumentos tenían en su inicio forma rectangular pero luego cambiaron a una cilíndrica como se puede apreciar en las famosas Chulpa de Sillustani en Puno.

Otras de las obras arquitectónicas más resaltantes de la cultura tiahuanaco son la Fortaleza de Akapana y el Palacio de Kalasasaya donde se puede apreciar en una de sus esquinas la Puerta del Sol.

Religión y dioses de la cultura tiahuanaco

El pueblo tiahuanaco era politeísta ya que creían en muchos dioses relacionados con la agricultura. Su dios principal era Wiracocha o Dios del Báculo. Este dios era adorado en la meseta del Collao desde tiempos anteriores a la cultura tiahuanaco.

Una imagen iconográfica de este Dios se puede observar en el monumento de la puerta del Sol donde Wiracocha aparece en el centro acompañado de seres alados.

Los mitos tiahuanaco cuentan que Wiracocha creó a su pueblo de una gran roca y les dio vida. Igualmente se cree que este dios creó unos gigantes para que lo ayudaran a construir la ciudad moviendo enormes piedras y luego los destruyó con un diluvio.

Los ritos religiosos practicados por los tiahuanacos hacían uso de sustancias alucinógenas como la coca y las semillas de anadenanthera o el parica que consumían en tabletas, los sacerdotes y los seres que serían sacrificados.

Su centro espiritual y político era Tiwanaku. Este lugar era un foco de peregrinación con mucha influencia en toda la región andina del centro. Se ubicaba en el afluente del lago Titicaca al sur de la ciudad de La Paz a 3.840 metros de altura sobre el nivel del mar en Bolivia.

Escrito por Valentina Sancler
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (10 votos, promedio: 4,60 de 5)
Cargando…
WhatsappTwitterFacebook

Recomendado para ti