Historia

Cultura chimú

En el Valle de Moche al Norte de Lima existió un pueblo preincaico llamado chimú que data del año 900 d.C. Este pueblo era hábil en la construcción de edificios y ciudades, además de canales de riego para sus sembradíos. Su ciudad capital, Chan Chan albergó más de 60.000 personas, siendo una de las más grandes de América Latina. La cultura chimú fue conquistada por el imperio inca y luego, 50 años más tarde, sus territorios fueron conquistados por los españoles. A pesar de todos estos eventos, hoy en día quedan ruinas de lo que serían las construcciones y artesanías del pueblo chimú en Perú que son reconocidas como patrimonio de la humanidad por la UNESCO.

¿Qué es la cultura chimú?

La cultura chimú es una población preincaica que nace luego del decaimiento del imperio huari en los años 900 y 1200. Se situaron en la costa norte de Perú y se expandieron desde Tumbes hasta el valle de Huarmey. Su ciudad principal era Chan Chan en el valle del rio Moche al norte de Lima, Perú. Esta cultura se destacó por sus avances en el plano urbanístico, así como el desarrollo de diversas técnicas para trabajar los metales, la agricultura, la ganadería y la textilería. Los chimúes eran considerados los mejores arquitectos del antiguo Perú.

Características de la cultura chimú

¿Quién descubrió la cultura chimú?

La cultura chimú fue descubierta por el arqueólogo alemán Federico Max Uhle en el año 1902 cuando trabajaba en un proyecto arqueológico en Perú que inició en año 1899.

Historia de la cultura chimú

La cultura chimú tiene su origen en el año 900. Su fundador fue un personaje de nombre Tacaynamo, el cual llegó con su séquito en grandes embarcaciones de madera. Este personaje adoptó el nombre de Gran Chimú.

Según diversos arqueólogos, la cultura chimú surge de los restos de la cultura Mochica y la Lambayeque, ubicada en el Valle de Moche en la actual ciudad de Trujillo.

Este reino fue gobernado por diez gobernantes que eran tratados como dioses y vivían en un palacio en Chan Chan con el tributo que pagaba el pueblo a sus gobernantes.

Se cree que el pueblo chimú tuvo diez gobernantes, pero sólo se conoce el nombre de cuatro de ellos. Tacaynamo, Guacricur, Naucempinco y Minchancaman. El útlimo de sus gobernantes al tratar de expandir su reino se enfrentó en guerras con el imperio Inca, cuyo rey era Túpac Inca Yupanqui y perdió su reino y se sometió en el vasallaje inca en el año 1470.

Ubicación

La cultura chimú estaba situada en la costa norte de Perú, específicamente en la ciudad de Chan Chan en el valle del río Moche.

La población chimú se extendía al norte con Olmos (actual Pirua) y Tumbes, al sur con Pativilca o Carabaillo (Lima) y al este con Huarmey hasta llegar a Trujillo (en el departamento de La Libertad).

En su desarrollo la cultura chimú llegó a expandirse a 1.000 kilómetros por la costa de Perú hasta llegar casi a su frontera norte.

Organización social

Los chimúes eran un pueblo cuya organización social era clasista y aristocrática. Esta contaba con una burguesía compleja que tenía bajo su dominio el sistema productivo de los campesinos y artesanos.

Su estructura, de mayor jerarquía a menor se daba de la siguiente manera. En la cabeza se encontraba el gran señor llamado Cie Quich. Él vivía en los palacios de la capital Chan Chan rodeado de una numerosa corte. Luego, siguen los Alaec o caciques que eran miembros de la nobleza quienes actuaban como señores feudales. En tercera posición, se encontraba los que representaban el poder económico llamados Fixlla. Y en la base de esta pirámide se encontraban los yanos que eran los vasallos, que servían como esclavos y se dedicaban a la pesca, agricultura, artesanía y al comercio.

Agricultura de la cultura chimú

A pesar de que la capital de la cultura chimú se situaba en uno de los desiertos más secos de la costa, sus pobladores supieron desarrollar un sistema de riego complejo que permitió crear campos de cultivo durante todo el año.

Construyeron canales de piedra, uno de ellos de 84 kilómetros de largo que iban desde el rio Chicama hasta el norte con el objeto de llevar agua a sus sembradíos en el Valle Moche.

La cultura chimú cultivaba maíz, frijoles, zapallo, calabaza, maní, guanábana, algodón, entre otros.

Cerámica de la cultura chimú

Los chimúes fueron muy hábiles con la cerámica ya que ésta cumplía dos funciones principales; la de uso diario y la religiosa o funeraria.

Las vasijas chimú contenían pequeñas esculturas en su arco, su coloración era generalmente de color negro y en algunos casos se les daba un pulimiento que las hacía ver brillantes. En estas se pueden observar las representaciones de animales, personajes, frutos, escenas místicas e incluso, eróticas.

Metalurgia

El trabajo con metales en la cultura chimú deriva de su contacto con la cultura Lambayeque.

Su materia prima era el cobre, el bronce arsénico, la plata y el oro. Eran expertos en la fundición de metales, soldado y en técnicas para decorarlos.

Las joyas y adornos metálicos producidos por los artesanos chimú eran hechos con metales preciosos y pertenecían a la clase alta.

Los fines de los objetos metálicos en la cultura chimú eran para uso diario, ceremonias y suntuarios. Entre los objetos metálicos, los más destacados eran los collares, los vasos, las máscaras, los pectorales y algunos objetos en miniatura.

Uno de los objetos metálicos más conocidos de la cultura chimú es el tumi, un cuchillo dorado decorado con diseños y relieves que tenía un metro de largo por treinta centímetros de ancho que se usaba en rituales de sacrificio para los dioses.

Religión de la cultura chimú

La población chimú adoraba a la Luna por la influencia que tenía ésta en sus plantaciones, las mareas y la usaban como referencia temporal. Los chimúes creían que la Luna era más poderosa que el Sol porque podía brillar en la oscuridad.

La Luna era la castigadora de ladrones y la visitante del otro mundo. Tenía un templo llamado Si-An (Casa de la Luna) donde se practicaban ritos en la primera noche de luna nueva. Los chimúes tenían otras deidades como el Mar, la Tierra y el Sol pero la Luna era la principal.

Los chimúes creían que provenían de cuatro estrellas, de dos mayores descendían los nobles y de las dos pequeñas la gente común.

Entre sus ritos, estaba los funerarios. Los chimúes creían que el alma de sus difuntos tomaba hacia el mar para ser transportados a su última morada.

Escrito por Valentina Sancler
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (6 votos, promedio: 4,83 de 5)
Cargando…
WhatsappTwitterFacebook

Recomendado para ti