Religión

Concilio de Trento

El Concilio de Trento, el decimonoveno concilio ecuménico de la Iglesia católica, se celebró en tres partes que se desarrollaron desde el año 1545 hasta el 1563. Este concilio impulsado por la Reforma fue muy importante por sus amplios decretos sobre la auto-reforma y por sus definiciones dogmáticas que clarificaron virtualmente toda doctrina impugnada que había sido introducida por los protestantes. A pesar de la gran cantidad de luchas internas y dos largas interrupciones al concilio, el consejo jugó un papel vital en la revitalización de la Iglesia Católica Romana en muchas partes de Europa.

Concilio de Trento
  • Quién lo convocó: Pablo III
  • Cuándo fue convocado: 13/12/1545
  • Cuándo finalizó:  04/12/1563

¿Qué fue el Concilio de Trento?

Fue un concilio celebrado en la ciudad de Trento entre los años 1545 y 1563. Fue convocado por el papa Pablo III y concluyó bajo el papado de Pío IV. Durante el concilio se reunieron los principales miembros de la Iglesia católica para tratar una serie de temas de índole eclesiástica que tendría grandes repercusiones para toda la cristiandad.

En qué consistió el Concilio de Trento

El Concilio de Trento fue un importante paso para entrar en la Edad Moderna. Consistió en una serie de reformas principalmente ante los cargos eclesiásticos, para poder discutir los fundamentos de la religión Católica ante las reformas planteadas por Martín Lutero y su Reforma Protestante y para enfrentar la grave crisis que tenía la Iglesia durante el siglo XVI.

De esta forma se dieron dos maneras de resolver el problema. Por un lado, se buscaba un acuerdo entre Católicos y Protestantes y por otro lado estaban los que no aceptaban esta idea, siendo esta contraparte la ganadora. A pesar de que los dogmas de la iglesia fueron modificados, no cambiaron en su forma y fueron intensificados, creando una brecha entre católicos y protestantes.

Objetivos del Concilio de Trento

Los objetivos del Concilio de Trento fueron los siguientes:

Participantes

Los principales participantes del Concilio de Trento fueron:

Desarrollo

El desarrollo del Concilio de Trento se dio a lo largo de tres diferentes frases. Estas fases fueron las siguientes:

Acuerdos

Los principales acuerdos que se tomaron en el Concilio de Trento fueron los siguientes:

Causas del Concilio de Trento

Las causas principales fueron la molestia ante la iglesia que únicamente quería tratar asuntos terrenales. Otra de las causas fue la Reforma Luterana contra la reforma católica, por lo que se luchaba en contra del protestantismo y se buscaba la forma de eliminarlo.

Se buscaba también poner fin a la crisis del catolicismo y reafirmar los dogmas de la doctrina católica tales como proclamar que la fe era importante, reafirmar los siete sacramentos, y declarar la vulgata como interpretación de la biblia. También la disciplina del clero y la creación de seminarios fueron causas del Concilio.

Consecuencias

Algunas consecuencias que surgieron a raíz del Concilio de Trento fueron las siguientes:

Importancia del Concilio de Trento

La importancia del Concilio de Trento se basa en la definición algunos dogmas que no tenían respuesta, por ejemplo, se estableció que el hombre tiene libre albedrío, que la fe se ganaba por medio de las Sagradas Escrituras y que la misa es un sacrificio y una acción de gracias. En este concilio se estableció que la Iglesia es amada por Dios, guiada por el Espíritu Santo y que es una institución santa, católica, romana y apostólica.

También se establecieron los principios de procedimiento y disciplina como por ejemplo cuál debía de ser la residencia episcopal; obediencia del obispo al papa, condiciones del reclutamiento sacerdotal. También implementó el sentido de cohesión y dirección que revitalizó la Iglesia durante la Contrarreforma.

Escrito por Gabriela Briceño V.
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…
WhatsappTwitterFacebook

Recomendado para ti