Religión

Bautismo

En la iglesia católica, existen una serie de sacramentos o ceremonias sagradas que fueron instituidas por Jesucristo hace mies de años y que le dan vida al alma. Son una forma en la que la iglesia puede conmemorar y regocijarse ante la presencia de Dios y de sus enseñanzas. Cada uno de ellos es visto como una vía de salvación en la fe cristiana y uno de estos sacramentos es el bautismo.

Bautismo Qué es, historia, símbolos, tipos, requisitos, padrinos, para qué sirve

Temas relacionados

Confirmación

¿Qué es el bautismo?

El bautismo es un sacramento de iniciación y su significado es el abandonar la muerte para poder renacer en una nueva vida como persona cristiana. Es la purificación y limpieza del alma ante los ojos de Dios por el pecado original.

Significado del bautismo

La palabra bautismo significa renacimiento. Es la representación de la purificación que recibe el alma de una persona ante Dios para ser limpio del pecado que fue cometido al inicio del tiempo por Adán y Eva. En este caso, el agua tienen un significado especial pues es el medio purificador para alcanzar a Cristo. También tienen un significado de muerte y resurrección de Jesús quien vino a este mundo para poder hacer nueva nuestra fe y para poder ayudarnos a alcanzar la salvación.

Origen

El bautismo en sí, como un rito de índole religioso tiene sus orígenes en la antigüedad. Es de origen griego y proviene de la palabra baptizo que significa sumergir. En las religiones antiguas, este acto era muy común e incluso fue practicado por algunas religiones míticas en Egipto y en Babilonia donde era más visto como un tipo de ritual.

En cuanto al origen del bautismo dentro de la fe cristiana, éste se origina con Juan el Bautista, quien, según la palabra, era un hombre que había sido designado por Dios para poder bautizar a Jesús. Al haber sido incluido por Jesús dentro de la doctrina cristiana, se le dio entonces un sentido completamente sacramental.

Historia

Como mencionábamos anteriormente, hace miles de años, el bautismo fue un rito religioso pagano que se practicó ampliamente en los pueblos antiguos incluyendo a los judíos. Los romanos tuvieron mucho interés en la práctica del mismo como un ritual de iniciación en el culto a Isis para obtener su salvación. Los judíos lo utilizaron ampliamente para purificar las almas. En la religión católica, su historia inicia con un descendiente de los levitas llamado Juan el Bautista, un hombre designado por Dios para bautizar a Jesús, acto que reveló la verdadera identidad del cordero de Dios.

Con el paso del tiempo, el sacramento tomó aún mayor importancia dentro de la religión católica y, aunque se utilizan siempre los mismos elementos, la historia ha cambiado un poco con los tipos de ceremonias que se realizan. Muchos expertos consideran que su historia empezó cuando Cristo le encomendó a sus apóstoles el bautizar a los creyentes.

Símbolos del bautismo

Al igual que otros sacramentos católicos, el bautismo tiene una serie de símbolos importantes, materiales, palabras y cantos que simbolizan la celebración en la vida de una persona cristiana. Los símbolos son los siguientes:

Tipos de bautismo

Existen varios tipos de bautismo, entre ellos se mencionan los siguientes:

Requisitos

Para poder ser bautizados, los niños idealmente deberán tener unas pocas semanas de haber nacido. Únicamente pueden ser bautizados por sus padres quienes serán los encargados de solicitar la ceremonia. En el caso de los adultos, éstos deberán de asistir a una serie de charlas para poder ser bautizados. Los padres deberán de presentar el acta de nacimiento del niño ante el sacerdote y recibir charlas pre bautismales, al igual que los padrinos del menor.

Padrinos

Un requisito importante son los padrinos pues serán los representantes de la iglesia para el niño, se encargarán también de la educación cristiana en caso de que los padres falten por algún motivo. Un padrino y una madrina siempre serán necesarios, con excepción de las personas adultas que quieren ser bautizadas.

Es importante mencionar que los padrinos que se elijan también deben de cumplir con una serie de requisitos entre ellos, el deseo de asumir todas las responsabilidades, tener un buen uso de razón y se mayores de 16 años, además, deberán de haber recibido la confirma, la primera comunión y vivir en fe. No pueden además, vivir en unión libre porque son vistos como un modelo de vida cristiana para sus futuros ahijados.

Desarrollo de la ceremonia

Primeramente, el sacerdote dará la bienvenida a los padres y a los padrinos del niño, hará mención de algunas palabras de motivación y luego preguntará el nombre del niño que será bautizado. Les preguntará a los padres si desean bautizar al niño y éstos deberán de admitir su deseo además de asegurar que lo educarán dentro de la fe. Los padrinos también tendrán que confirmar su deseo de ayudar a los padres en esta labor.

Posteriormente se iniciará con el acto ceremonial, el sacerdote hará la señal de la cruz sobre el bebé dándole así la bienvenida al mundo cristiano. Sus padres y padrinos harán lo mismo. La liturgia es el paso que continua en la cual el sacerdote proclamará la palabra de Dios a los asistentes. Las fases que continúan son las letanías, una oración de exorcismo, la unción pre bautismal y por último, la bendición de Dios sobre el agua. Luego se harán una serie de profesiones de fe, la unción utilizando el crisma bautismal, se colocará la vestidura blanca y la entrega del cirio.

Para qué sirve el bautismo

La ceremonia del bautismo sirve primeramente, para seguir un mandato establecido por Dios. Además, es el medio por el cual todos los pecados son limpiados, principalmente el pecado original cometido por Adán y Eva. Es un testimonio de fe en donde los padres y los padrinos se comprometen a guiar a los niños por el camino de la vida cristiana.

Por qué se llama así

Se llama bautizo debido a su carácter central por medio del cual se realiza y por provenir de la palabra baptizein en idioma griego, que significa en español, sumergir o introducir dentro del agua.

Importancia

El bautizo es de suma importancia dentro de la religión católica pues es la manera en la que se consagra un acto de amor y de fe en Jesucristo. Es visto como el inicio de la vida basada en una serie de valores de índole cristiano, como una puerta de acceso a una comunidad que goza de las mismas creencias. Es un acto por medio del cual se puede purificar y borrar toda mancha que proviene del pecado original. Es un acto que marca el antes y el después en la vida de los creyentes, lo que también marcará su vida cristiana.

Escrito por Gabriela Briceño V.
WhatsappTwitterFacebook

Recomendado para ti