Filosofía

Materialismo

El materialismo comprende la idea donde todo aquello que sea materia se le da una prioridad dentro de la conciencia, por lo que afirma que todo aquello que comprenda al mundo material existe y es objetivo de la conciencia y la realidad.

¿Qué es el materialismo?

Se trata de aquella corriente filosófica cuyos postulados centrales orbitan alrededor de la primacía esencial de la materia. La materia es anterior al espíritu, la cual afirma que este último es un procedente de la primera, y que esta es independiente de la capacidad de percepción de los individuos. Se trata de una corriente que viene a ejercer oposición contra el idealismo.

En qué consiste

La filosofía es un campo minado de contradicciones y enfrentamientos. No por nada, se establece que de estos surgen grandes ideas y avances en el pensamiento filosófico. Se conoce que existe, desde mucho tiempo, el enfrentamiento entre el método inductivo y deductivo, o el positivismo y el constructivismo, o el modernismo y el posmodernismo.

Para la lección de hoy, tocaremos un tema que se ha ubicado en un polo de estos grandes debates: el materialismo. Se trata de una corriente filosófica cuyos postulados centrales giran en torno a la idea de la primacía de la materia por sobre el espíritu. Para el materialista (sea cual sea su tipo), la materia precede al espíritu, el cual es considerado un derivado organizado de la misma, y es independiente de todas las tentativas de percepción que el individuo haga. Es decir, la materia existe, independientemente de que exista o no alguien que la perciba. Se opone al idealismo por razones que discutiremos a continuación…

Características del materialismo

Entre las cuales, podemos nominar:

Origen

Al ser una disputas más antiguas en la filosofía, sus orígenes usualmente se remontan con Tales de Mileto o Anaximandro u otros, pero en realidad, el estudioso puede encontrar sus antecedentes incluso mucho antes. Tales son los casos de la China y la India antigua, en la cultura egipcia y babilónica. 

Historia

Se podría decir que uno de los principales antecedentes del materialismo filosófico se halla en Aristóteles, quien, desde su posición, se habló de una materia prima que hallábase en la base de las cosas habidas. Desde entonces, pasando por un periodo de oscurantismo medieval, en el cual todos los postulados filosóficos solo vendrían a justificar y respaldar los postulados de la Iglesia en sí, durante el Renacimiento y la Ilustración el materialismo encontraría un espacio de renovación que entraría en coalescencia con las condiciones históricas del momento. Tales son los ejemplos de Francis Bacon, duro crítico del idealismo imperante, o los postulados naturalistas de Thomas Hobbs, o el pensamiento de Marx y Engels en relación al denominado materialismo histórico y dialéctico.

Quién fue el creador

De manera usual, se suele decir que el primer materialista en la historia conocida es Demócrito de Abdera. Este, a su vez, declara que la existencia de un ser creador es irrelevante, y que todos los fenómenos naturales operan bajo sus propias leyes, las cuales también pueden ser estudiadas por el hombre.

Tipos de materialismo

Como corriente filosófica, el materialismo detalla una subdivisión bastante amplia. Sin embargo, destacaremos los siguientes:

Materialismo histórico

Se trata de una doctrina basada en el marxismo que hace un estudio de los procesos históricos tomando en cuenta las condiciones materiales de la época. En este caso, se toman en cuenta aspectos como la economía y la política para entender, así, las condiciones de vida de la época.

Materialismo dialéctico

El cual, por otro lado, procura el estudio las contradicciones internas entre los fenómenos materiales del mundo, de cuya interacción urgen diferentes procesos.

Ideas principales del materialismo

Algunas de las ideas centrales que podemos extraer vendrían siendo las siguientes:

Aportaciones

Los aportes del materialismo pueden hallarse pasando por las ciencias duras y blandas, de quienes, en cierta medida, se ven como sus beneficiarias. Esta corriente filosófica postula, como ya se sabe, la primacía de la materia, dando, por un lado, un aparato conceptual que es muy utilizado por los investigadores que se rigen por el método científico y su rigurosidad. Por otro lado, el investigador entra en contacto con una realidad siempre sometida a los cambios que imponen muchas variables; entre ellas, por supuesto, tenemos las determinantes de las condiciones políticas y sociales del momento, tal como lo estudia el marxismo.

Representantes

Los autores más destacados, son Frederich Engels y Karl Marx, ambos filósofos con gran trascendencia en el pensamiento occidental contemporáneo.

Obras

Entre algunos de los trabajos más importantes de esta corriente filosófica, podemos hallar:

En qué se diferencia del idealismo

Como ya se repetido varias veces en anterioridad, el idealismo y el materialismo han estado en permanente confrontación desde tiempos inmemoriales. Mientras que para el idealismo las ideas prevalecen sobre la materia, el materialismo sostiene lo contrario: que la materia prevalece sobre las ideas. De la misma manera, sostiene el materialismo que la materia es increada, es decir, que no proviene de las ideas de un ente creador.

Importancia de materialismo

Como modelo, su importancia en las disciplinas del siglo XXI es poco cuestionable. Pasando por una de sus vertientes, este enfoque ha devenido en principal fuente de apoyo de conocimiento para los proyectos de la ciencia más importantes en los últimos siglos. Esto se debe a que  otorga tal valor al concepto de materia, permitiendo el acceso a nuevos descubrimientos en el orden de la ciencia. Por otro lado, pasando por las disciplinas más humanistas, el estudio de las fuerzas en contradicción y las condiciones sociopolíticas de las épocas permitieron el acceso a una realidad hasta entonces desconocida: la problemática de la pobreza, las condiciones de precariedad laboral y las necesidades de un mayor bienestar social.

Ejemplos

Quizá, el mejor ejemplo que podamos detectar de este movimiento filosófico lo podamos rastrear en las condiciones históricas de la Europa industrial. Entre los siglos XVIII y XIX, las condiciones de producción y trabajo en el continente eran, en muchos de los casos, inmensamente precarias. Se podría pensar que la calidad de vida de aquellos tiempos era mucho menor que la de ahora (aunque otras fuentes declaran que la calidad de vida de entonces era, con todo, un poco mejor que en tiempos de feudalismo), siendo Marx y Engels uno de los filósofos que se dedicaron a denunciar el efecto que las condiciones políticas y económicas (ambas elementos materiales) generaron en la sociedad del momento.

Escrito por Grecia Calderón
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…
WhatsappTwitterFacebook

Recomendado para ti