Filosofía

Positivismo

La Verdad ha sido, desde tiempos socráticos, un tema que ha inquietado a gran cantidad de filósofos a lo largo de las eras. Aun hoy, la gente se sigue preguntando qué es Verdadero. Aunque existen muchas teorías, quizá una de las que tiene mayor alcance es el famoso positivismo.

¿Qué es el positivismo?

En filosofía, el corriente del pensamiento que postula que la verdad o el conocimiento sobre la verdad solo puede ser alcanzada a través del llamado Método Científico. Formulado en el seno del siglo XIX y bajo la mano de Augusto Comte, aunque con la influencia de otros grandes pensadores de ese siglo o anteriores. Rechazan toda forma de especulación o superstición. Muy por el contrario, valoran la experimentación como único modo de acceso a la verdad.

En qué consiste el positivismo

Muy a diferencia de lo que la gente suele creer, positivismo en filosofía poco o nada tiene que ver con la asociación que hace la gente común al respecto. Cuando alguien dice positivismo, piensa en optimismo, en pensar positivo y otras cosas parecidas.

Según la filosofía, positivismo es otra cosa. Se trata de una escuela del pensamiento filosófico, muy utilizada en filosofía de la ciencia, que postula que la Verdad solo puede ser alcanzada a través de la experimentación. Todo conocimiento solo tiene validez si este es obtenido a través del llamado Método Científico.

Características

Origen

Como disciplina autónoma, el positivismo surge en el seno del siglo XIX en Europa. Esta disciplina toma del Empirismo una de sus principales bases, sobre todo de Francis Bacon a la hora de declarar la importancia de la experiencia como fuente de conocimiento. Paralelo a esto, también tenemos al naturalismo científico de su tiempo, que valoraba mucho la importancia del estudio de los fenómenos en su contexto natural.

Quién fue el creador

Se puede decir que el positvismo es una creación de los franceses Henri de Saint-Simon, Auguste Comte y el inglés John Stuart Mill.

Tipos de positivismo

Entre los tipos de positivismo que podemos hacer destacar, tenemos a los siguientes:

Positivismo lógico

Nacido en el seno de la Viena y el Berlín del siglo XIX, este tipo de positivismo intenta basarse solo en preguntas que pueden ser respondidas. Su función estaba en la dilucidación de conceptos científicos, siempre evitando interrogantes como la vida después de morir. Todo esto, de acuerdo al positivista lógico, responde solo a sentimientos y pasiones humanas, y no a una cuestión de interés científico.

Positivismo jurídico

También denominado iuspositivismo, se trata de una rama del positivismo que procura el divorcio entre moral y derecho. Esta disociación muy posiblemente nace del interés positivista de diferenciarse de las emociones humanas en tanto estas sean capaces de nublar los juicios. La norma es, aquí, algo de primordial importancia, es decir, algo que se debe respetar, indistinto de los valores personales que profese el jurista.

Positivismo social

Se trata de un modelo positivista que entiende el desarrollo del pensamiento de la sociedad como algo entendible en etapas. Considera Comte que esta última es aquella a la cual toda sociedad ha de aspirar alcanzar, siendo las anteriores solo preparativos o preámbulos para una era científica.

Ideas principales del positivismo

Representantes

Entre algunos de sus representantes más emblemáticos, tenemos a:

Obras

Importancia del positivismo

Aun pese a sus detractores, no podemos sino admirar el avance e influencia que el positivismo ha tenido en la sociedad contemporánea. Aun cuando se han desarrollado muchas más cosas que dejan los postulados positivistas en entredicho, no puede dudarse el aporte que este dio a los avances científicos contemporáneos.

Críticas

Sin embargo, fue este un movimiento no exento de detractores, tales fueron los históricos casos del surgimiento de la hermenéutica como un intento de separación de la filosofía positivista. Entre las criticas dadas al positivismo, tenemos por supuesto su incapacidad para conocer, de modo alguno, la intencionalidad del objeto de estudio, tales serían los casos de individuos, grupos o demás entidades en donde se suponga una intención.

Ejemplos

Un ejemplo de la puesta en práctica de la filosofía positivista, la podemos hallar en casi cualquier proyecto científico o de investigación científica. Estos tratan, por regla general, de seguir un procedimiento basado estrictamente en el método científico y en la experiencia o experimentación.

Escrito por Grecia Calderón
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…
WhatsappTwitterFacebook

Recomendado para ti