Historia

Reino de Castilla

La Península Ibérica, o Iberia, es la parte suroeste de Europa. Al igual que todas las penínsulas, está principalmente rodeada por el mar. Es en esta península Ibérica el lugar en donde se desarrolló el Reino de Castilla es uno de los reinos medievales que existió en dicha península. Su inicio data del siglo IX cuando en ese momento se conocía con el nombre de condado de Castilla y estaba dividido según el Reino de León. Fue uno de los reinos que existió antes de que existiera el Reino de España.

Reino de Castilla

Temas relacionados

Reino de Aragón

¿Qué fue el Reino de Castilla?

Fue uno de los reinos que tuvo origen en la era medieval que surgió como una entidad política autónoma durante el siglo IX cuando era un condado vasallo que pertenecía al Reino de León.

Características del Reino de Castilla

Las principales características que podían ser observadas en el Reino de Castilla fueron las siguientes:

Origen

El origen de Castilla se encuentra en el límite oriental de León, en el norte de España. Esas tierras estaban habitadas por personas de origen mixto que incluían nacionalidades como cántabro, vasco, celtíbero, que poseían su propio idioma, en este caso el castellano-español y que además poseían su propio cuerpo de leyes, que difería de las leyes de la corte leonesa.

Historia

El condado de Castilla estaba formado por habitantes de origen cántabro, astur y vasco los cuales tenían incluso su propio idioma, el castellano. En la historia del Reino hubieron muchos condes, el primero de ellos fue Rodrigo y bajo su mandato, el reino experimentó una gran expansión. En el año 931, el condado de Castilla se une con el conde Fernán González, haciendo de sus dominios un condado hereditario sin que los reyes de León se enteraran. Castilla logró alcanzar su independencia durante el reinado del conde Fernán González, pero su independencia «legal» la logró obtener en el reinado de Fernando I, hijo del rey Sancho III que fue el último conde de Castilla.

Una vez que se dio la disolución del califato de Córdoba, el Reino de Castilla empezó su expansión en el centro de España, lugar que era conocido en ese momento como «Castilla la Nueva”. El reino mantuvo una relación importante y estrecha con León y se unieron en forma definitiva en 1230, con el rey Fernando III. En el año 1028, Sancho III logra el condado de Castilla luego de que muriera el conde García Sánchez, pues adquirió las tierras como herencia.

Reyes

Los reyes de Castilla fueron los siguientes:

Bandera

La bandera del Reino de Castilla surgió durante el reinado de Alfonso VIII. Su diseño era bastante simple pero muy llamativo al mismo tiempo. La bandera tenía un castillo de oro sobre un fondo de color rojo. Este castillo, tenía tres torres diferentes, de las cuales la que estaba ubicada en el centro era la más alta de ellas. Los colores fueron elegidos porque al ser tan llamativos podían ser reconocidos a la lejanía. Historiadores creen que la reina Leonor tuvo alguna influencia en la creación de la bandera, pues las armas que estaban en la bandera eran las armas reales inglesas.

Escudo

El origen del escudo se remonta al año 1175. Alfonso VIII fue el primer rey que tomó por armas, un escudo rojo que mostraba un gran castillo de color amarillo. El escudo tenía como objetivo diferenciarse del reino de su tío Fernando II y de su primo Alfonso IX. El escudo constaba de líneas básicas, tres torres una de las cuales era la más alta.

Organización política y social del Reino de Castilla

La historia política de Castilla fue difícil y estuvo llena de luchas entre la nobleza y el rey para ganar el poder. La monarquía se fortaleció a través de diferentes instituciones, se creó el Consejo Real que asesoraba al monarca, la Chancillería de Valladolid que se encargaba de la justicia, las contadurías de Hacienda y Cuentas, el corregidor que era un oficial enviado por el rey a las ciudades para intervenir en caso de conflicto. La institución más importante que se creó fueron las Cortes que eran diferentes en cada reino y la administración estaba en manos de los consejos. Durante los siglos XIV y XV, el Reino de Castilla tuvo una crisis económica y política muy importante.

Economía

La economía que existía en el Reino de Castilla se fundamentaba en la agricultura y en la ganadería. La ganadería en sí dependía principalmente de la oveja merina, que era muy buena para la producción de lana, la cual era exportada a lo largo de Europa. En el ámbito de la ganadería, crearon la mesta, la cual era un tipo de asociación de ganaderos que organizaba la trashumancia y que además se encargaba de defender los intereses de los ganaderos frente a los que se encargaban de la agricultura.

El reino dependía en gran manera de los talleres localizados en el extranjero y de la artesanía. Dependían también de los viñedos y los olivos. La mayor parte de la lana que exportaban lo hacían por medio de los puertos de Bilbao y de Santander, y se dirigían hacia los Países Bajos.

Manifestaciones culturales

Arte

En el reino se dedicaron al arte prerrománico, o arte mozárabe como también era conocido y a los vestigios arqueológicos que incluían estructuras como iglesias, eremitorios rupestres, necrópolis, fortificaciones, asentamientos del período de la Castilla condal. El arte se extendió a provincias como Cantabria, Vizcaya, Álava, Burgos, Segovia y partes de Palencia, La Rioja, Soria, Segovia y Valladolid

Escultura

En cuanto a la escultura se dio la jerarquización de la plástica monumental ante otras variantes escultóricas que no tuvieron al final la relevancia que debieron tener, se dio también algunas manifestaciones del arte gótico.

Arquitectura

Le dieron importancia a al construcción de capillas funerarias como un monumento para el reposo final de los pobladores, y además, construyeron los claustros, que se colocaban el fondo de las capillas funerarias. Utilizaron iconografía arquitectónica sepulcral, pintura de murales y la retablística.

Religión

La religión que regía el Reino de Castilla siempre fue la religión católica.

Costumbres y tradiciones del Reino de Castilla

Cuando se celebraban las cortes, escribían a los grandes y prelados para que se presentaran el día señalado para tratar y resolver los negocios buscando el bienestar del reino. En la puerta de entrada a la muralla de la ciudad de Burgos se tenía como tradición recordar a los jueces de Castilla. En su fachada, que fue elaborada en el siglo XVI por mandato de Carlos I, existen dos esculturas a los jueces. Los banquetes del reino eran un espectáculo ritual, en donde la ostentación y el lujo impactaban a todo el que tuviera el privilegio de compartir la mesa con los reyes.

Lengua

El idioma oficial del Reino de Castilla era el castellano.

Alimentación

Los agricultores se enfocaban en sembrar viñedos, cereales y vegetales frutas, y también se dedicaban al ganado porcino, caprino, ovino y bovino, de donde tomaba prácticamente todos sus alimentos. Los dos elementos más importantes de su alimentación fueron el cereal y el vino.

Ciudades destacadas del Reino de Castilla

Entre las ciudades más importantes podemos mencionar:

Importancia

La importancia de Castilla radica en que la configuración social fue muy democrática y popular siendo éste el ingrediente principal para construir el primer gran Estado-Nación del mundo. Su modelo social se llevó a América, siendo Castilla la encargada de la colonización del Nuevo Mundo. El nexo de unión entre la Reconquista y la conquista de América, el levantamiento de iglesias, universidades e imprentas; todo en conjunto se debe al Reino de Castilla.

Escrito por Gabriela Briceño V.
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 4,00 de 5)
Cargando…
WhatsappTwitterFacebook

Recomendado para ti