Filosofía

Oratoria

El hablar es un arte, en especial si se quiere realizar de una manera efectiva, de modo que se puedan evocar sentimientos en el otro. Este arte en específico, es conocido como la oratoria.

¿Qué es la oratoria?

La oratoria puede ser entendida como el arte de comunicar persuadiendo. Su fin está en que, a través de diversos procesos literarios, se logre convencer al otro sobre algo. El orador es, de alguna manera, el que pone en práctica los diversos recursos de la retórica en una comunicación. Sus principales exponentes están en el mundo grecolatino, que es donde esta arte se vio nacer.

Definición

Históricamente, la oratoria es una disciplina literaria que encuentra sus fuentes en el mundo grecolatino. Sus orígenes fueron, como muchas cosas de la época, políticos. Siendo ese mundo la cuna de la democracia occidental, la participación de los ciudadanos en los asuntos del Estado ha sido una constante. Convencer a la ciudadanía ha sido, pues, un objetivo primordial entre los políticos.

El convencimiento es un procedimiento cognitivo. Por tanto, es un procedimiento lingüístico.

¿Qué personajes eran los encargados de llegar a este punto?

Se conoce mucho de los sofistas. Estos fueron duramente criticados por Platón y Aristoteles en su momento. Tienen una gran tendencia a hacer malabarismos con el lenguaje era algo intolerable para los filósofos anterior nombrados, ya que esto se hacía no con el fin de perseguir una verdad, sino de convencer al otro, a través de retórica, la validez de la misma. Sin embargo, tanto Platón como Aristóteles, y muchos otros, no dejaron de reconocer el poder de convencimiento que la oratoria tenía.

La oratoria es, pues, un arte. Es el arte de convencer a través del discurso. Utiliza diversos recursos literarios con el fin de generar cambios en el otro. O más específicamente, en su entendimiento de las cosas. Un orador puede dirigirse ante un público variado u homogéneo.

Aunque no es su única finalidad, el orador debe ser capaz de generar emociones en el otro. Esto implica que todo acto de comunicación, que primariamente está hecho para informar, también sea capaz de movilizar a la persona. Comunicar es, pues, un acto de inducción.

Veamos ahora unas cuantas características adicionales al respecto.

Características de la oratoria

Se trata de un arte que se dirige directamente al oyente de la comunicación. Es común que se empleen los vocativos a este respecto.

Es común que se utilicen recursos como la pregunta retórica. A este respecto, destaca el hecho de que se hagan preguntas cuyo fin no está en ser respondidas. Muy por el contrario, se espera que esta genere un estado de expectación y que en si misma se halle la respuesta.

Se emplean frecuentemente cambios en el lenguaje paraverbal. Es frecuente ver que el orador cambie la tonalidad de la voz y las expresiones gestuales.

Historia

Sus raíces históricas las podemos encontrar, tal como ya se dijo, en lo grecolatino. La oratoria tiene sus antecedentes en las polis griegas. Era por entonces común que un orador se dirigiera al público de ciudadanos y senadores. El fin estaba, por supuesto, en informar y conmover. De entre los ejemplos históricos más resaltantes, tenemos a Demóstenes. Este orador, muy inmiscuido en la política de su tiempo, intento a través de su palabra convencer a la población de impedir el avance expansionista de Filipo II de Macedonia. Aun cuando sus intenciones fracasaron, y polis como Atenas cayeron bajo su yugo, su influencia se deja entrever a través de las eras. Esta influencia no se limitó a Grecia. Oradores que son un ejemplo actual los podemos encontrar en Marco Tulio Cicerón, de quien tenemos importantes volúmenes de estas artes.

La oratoria fue, sin embargo, un arte que encontró su decadencia con el avance del tiempo. El imperio romano ya no dependía tanto del influjo del orador, gracias a la figura del César. Sin embargo, Marco Fabio Quintillano fue un ejemplo de que esta arte todavía se resistía a desaparecer.

Ya en tiempos medievales y posteriores, las artes de la oratoria encontraron su lugar en la literatura. Ya sería en este punto donde encontraría su lugar.

Tipos de oratoria

Para entender los tipos de oratoria, podemos basarnos en el número de oradores:

Técnicas

Algunas de las técnicas más aplicadas en oratoria son muy utilizadas para las personas que tienen la dificultad en esto de comunicarse con grandes públicos. Algunas de las técnicas que podemos resaltar son:

Temas

Por medio de la oratoria, uno puede encontrarse con multitud de temas que son apasionantes para el público. Esto es importante, ya que recordemos que el fin está en capturar y cautivar el público, inducir en este un cambio de perspectiva. Es decir, una inducción. Veamos algunos de los temas más populares:

Importancia

No podemos dejar de recalcar su importancia en la sociedad. Todavía hoy, podemos encontrar su actividad no solo en la política, sino en educación, en leyes y en algunas ciencias de la salud. Muchas personas son expertas en oratoria, sin estarse percatadas de ello. Y sin percatarse, tienen un amplio marco de influencias gracias a estar habilidades desarrolladas con gran inteligencia.

Libros sobre oratoria

Veamos ahora algunos ejemplos de textos sobre este tema:

Ejemplos

Algunos de los ejemplos históricos más renombrados de oratoria, los podemos encontrar en:

Escrito por Grecia Calderón
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…
WhatsappTwitterFacebook

Recomendado para ti