Filosofía

Arjé

El arjé consiste en una filosofía emergente de la antigua Grecia, la cual significa el comienzo de todo el universo o como el primer componente de todas las cosas.

Arjé

Temas relacionados

Dialéctica, retórica

¿Qué es el arjé?

En filosofía, se trata del concepto que intenta dar cuenta sobre aquello que crea al universo. En su concepto, se halla contenida la idea de que el universo tuvo un origen. El universo es visto como la replicación de un elemento primero. Este elemento es el que se halla presente de forma originaria en toda la realidad material. Se comenzó a pensar entre los filósofos de la Antigua Grecia.

Definición de arjé

El universo es un fenómeno amplio. Como cualquier fenómeno, este deviene en pregunta para el filósofo. El trabajo del filósofo es, muchas veces, hacerse preguntas. Estas preguntas en sí no solo ponen en tela de juicio los conceptos que hasta el momento tenemos de algo y sobre algo, sino que catalizan el desarrollo del pensamiento. Preguntar es, a su vez, estimular a conocer.

El universo es, como ya se dijo, una fuente de preguntas para el pensador desde hace mucho tiempo. ¿De dónde provenimos? ¿Qué creó el universo? ¿El universo tiene un final? Si entendemos al universo como un todo, como el todo en el cual habitamos aquí y ahora y desde entonces, ¿Cómo comenzó todo?

A esta pregunta es a la que el concepto del arjé viene a auxiliarnos. Por Arjé, entendemos a aquel elemento primero que dio comienzo a todo. Se trata del elemento que sirvió de modelo al universo. El punto de partida a partir del cual se comenzaron a gestar las cosas. Su concepto fue extremadamente popular entre los filósofos antiguos; en la Grecia de entonces no era raro que se debatiera al respecto. A continuación, nos aproximaremos un poco al respecto. Dilucidaremos sus características. Identificaremos su origen en tanto concepto. Veremos cuál es su trascendencia y el papel que cada filósofo le ha dado al concepto dentro de su sistema de pensamientos.

Características del arjé

Origen

Como muchos conceptos clásicos filosóficos, su etimología la podemos encontrar en el griego. En esencia, podemos decir que proviene de una palabra de este idioma que nos remite al significado de origen, principio, razón primordial o razón originaria. Uno podría decir que el concepto nace a partir de los aportes de Tales de Mileto, de quien más adelante ahondaremos un poco más adecuadamente.

Importancia

Se puede pensar que este concepto es uno de los precursores que motivaron las investigaciones existentes sobre el origen del universo. Actualmente, se puede decir que muchas ramas de la física se dedican enteramente a este concepto, y estudiándolo, también se ha permitido el acercamiento a otros fenómenos del universo como son los Agujeros Negros. Uno puede recalcar su importancia partiendo, precisamente, de su poder catalizador. Cataliza el pensamiento y el interés por conocer.

Arjé de Anaximandro

Se podría decir que Anaximandro es un filósofo que se distingue de sus contemporáneos presocráticos. Al igual que dichos contemporáneos, Anaximandro también pensó en este concepto filosófico. Sin embargo, se distinguió por el trato que le dio. Uno podría pensar que anteriormente se lo consideró como un concepto ligado a lo concreto, tal como el agua o el aire. Anaximandro lo ligó a algo más abstracto. De acuerdo a este, el arjé era un algo de difícil captura, energía que cohesionaba al universo y que era el principio y fin de todas las cosas.

Arjé de Aristóteles

Resulta la mar de interesante la forma en que Aristóteles le da forma a este concepto. No lo trata, tal como Anaximandro, como algo concreto. Por el contrario, es algo ligado a lo abstracto. Aristóteles es muy elocuente al decir que se trataría de un algo imposible de demostrar y de tocar, y sin embargo, que es la que le da forma a todo lo demás. Se trataría de aquello que no depende de otro para existir, que se vale solo de sí mismo para ser.

Arjé de Pitágoras

Pitágoras fue un tanto distinto a los otros presocráticos. A diferencia de sus contemporáneos, su escuela encontraba el arjé en lo numérico y no en otra cosa. La escuela pitagórica le daba a los números un trato cuasi-divino. Esto implicaba que todos los elementos de la naturaleza se trataban de entender en base a las matemáticas y a las formas en que se manifestaban.

Arjé de Tales de Mileto

Se podría decir que es el más rudimentario entre los filósofos que hicieron tratamiento del concepto. Tales de Mileto pensaban que el agua era el origen de todo. Del agua provenían las cosas, y al agua estas retornarían. Esta postura, pensaba usualmente como algo arcaico, tiene sin embargo sus bases en la realidad que la ciencia ha develado. Gran parte de los organismos vivientes, se sabe, son de origen acuoso, y es gracias al agua que la vida existe en el planeta tierra.

Arjé de Leucipo

Considerado como uno de los principales precursores de las ciencias físicas y químicas, fue uno de los fundadores de conceptos como los átomos. El átomo es visto aquí como un objeto invisible muy pequeño, que al aglomerarse con otros, generan las grandes estructuras del universo. De acuerdo con Leucipo, el átomo es el arjé del universo conocido.

Arjé de Zenón

Uno podría pensar que Zenón es la excepción a la norma entre todos los filósofos hasta ahora nombrados. Zenón siguió, en cierta forma, la tradición de Parménides, quien no percibía una fuente única del universo. Parménides, y por extensión Zenón, pensaban lo contrario: que el universo no tenía principio ni tampoco final.

Escrito por Grecia Calderón
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…
WhatsappTwitterFacebook

Recomendado para ti