Filosofía

Zenón de Elea

Zenón de Elea fue un famoso y reconocido filósofo griego. Es conocido como el último representante de la Escuela Eleática, luego de Jenófanes de Colofón y Parménides de Elea. Fue un ferviente discípulo de Parménides con quien se fue a vivir a Atenas a mediados del siglo V a.C. En este lugar, conoció a Sócrates y escribió su libro en prosa acerca de la naturaleza buscando la manera de defender la tesis de Parménides. Este escrito se dividía en varias partes a los cuales Platón llamó logoi o argumentos. Dichos logois contenían un número de hipótesis y premisas de sus adversarios. Zenón de Elea murió intentando liberar a su patria de Nearco, tirano que ejercía poder absoluto sobre el pueblo y era un opresor.

Zenón de Elea
  • Ocupación: Filósofo
  • Por qué es famoso: Por su razonamiento paradójico y por su pensamiento infinitesimal

¿Quién fue Zenón de Elea?

Reconocido y famoso filósofo griego representante de la Escuela Eleática. Discípulo de Parménides. Escribió un libro acerca de la naturaleza divido en varias partes o argumentos. Murió intentando liberar a su patria de Nearco. Fue el inventor del razonamiento paradójico demostrando que las opiniones de sus detractores llegaban a conclusiones menos aceptables que las suyas.

Biografía de Zenón de Elea

Aunque mucha de la información con respecto a la biografía de Zenón de Elea, podemos mencionar entre algunas cosas que nación en Elea, ciudad localizada al suroeste de Italia. Fue conocido como el discípulo predilecto de Parménides y quien lo acompañó durante su viaje a Atenas. Estudió filosofía en Atenas durante algunos años y se concentró de lleno en la parte de la metafísica. Escribió un libro en prosa acerca de la naturaleza. Zenón de Elea no tenía una doctrina propia, por el contrario, pasó su vida defendiendo la doctrina de su maestro Parménides. Se preocupó desde el principio por explicar el movimiento de los objetos ya que no existe nada pensable y por lo tanto nada era lógico.

Pensamiento de Zenón de Elea

En cuanto al pensamiento de Zenón de Elea, fue muy conocido por sus paradojas o aporías, principalmente por la que negaban la existencia del movimiento del ser. Intentaba probar que el ser debía de ser de forma homogénea, única y, por lo tanto, pensaba firmemente que el espacio no estaba formado por elementos discontinuos, sino que, por el contrario, estaba formado por el cosmos o el universo el cual era una única unidad. Fue defensor de la tesis de Parménides de Elea, Parménides creía que lo que existía no tenía ni principio ni final, no podía cambiar nunca y no tenía muchas partes. Es por esta razón que se dice que Zenón sigue con el pensamiento de la escuela de Parménides, pues afirmaban que las cosas no podían ser un día y luego ya no ser. Pensaba que el movimiento era solamente ilusorio. Su pensamiento estaba muy orientado a combatir el pluralismo.

Arjé de Zenón de Elea

Zenón de Elea concibe el universo como un eterno ciclo y piensa que el universo, el cual se inicia con el fuego, habrá de acabarse en determinado momento y renovarse infinitamente en el fuego que todo lo purifica. Para él, esta es la manera en la que el mundo es a la vez eterno y limitado, continuo y repetido. Eternamente el mismo en sus eternas renovaciones.

Paradojas

Todas las paradojas de Zenón han sido presentadas como un gran reto para el pensamiento y ha tenido una función decisiva dentro de la historia de la filosofía. Son una serie de paradojas o aporías creadas por él. Fueron enfocadas en el problema continuo y en las relaciones que se daban entre el espacio, tiempo y movimiento. En total fueron 40 paradojas, de las cuales aún se guardan alrededor de nueve o diez. El principal grupo se conoce como “paradojas de movimiento”, la cual estaba enfocada al problema de imposibilidad y que estaba formado por: Aquiles y la tortuga (paralogismo más conocido y famoso, en el cual una persona que corriera velozmente nunca sería capaz de alcanzar al que corría más lento si el segundo tenía una ventaja), la paradoja de la dicotomía y la paradoja de la flecha. También se puede mencionar la paradoja de la pluralidad y continuidad o argumento de la densidad.

Las paradojas de Zenón de Elea siguen el principio de demostración indirecta y están formuladas y planteadas de manera que al inicio de cada una está el enunciado que se pretende refutar. La argumentación de Zenón se basa en una única pregunta: ¿puede el mundo ser dividido en unidades discretas? Este enunciado de divisibilidad nos conduce a pensar si el problema está bien o si todo es infinitamente divisible en espacio y tiempo. Algunas historias comentan y reflejan a Zenón orientando sus paradojas para defender las doctrinas del maestro Parménides las cuales decían que únicamente existían lo infinito y que todo lo que se movía era únicamente una ilusión. Con sus paradojas cuestionó algunas concepciones acerca de lo infinitamente pequeño y grande. Las aporías de Zenón pertenecen a la categoría de paradojas falsas.

Escrito por Gabriela Briceño V.
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (3 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…
WhatsappTwitterFacebook

Recomendado para ti