Economía

Colusión

La palabra colusión proviene del vocablo “collusio” que se refiere a un determinado acuerdo que se toma de manera ilícita y que es establecido por dos o más partes con el único objetivo de provocar un daño a una tercera parte. Es un pacto que se realiza por parte de una empresa para dañar algo o a alguien. Cuando nos referimos al campo de la economía la colusión es un acuerdo o convenio que toman varias o una empresa determinada las cuales se desenvuelven bajo el mismo tipo de mercado para coordinar acciones y tomar decisiones con el único objetivo común de atentar contra las posibilidades del resto de empresas involucradas en la competencia, y, por ende, termina afectando también a los consumidores. En otras palabras, es una confabulación para provocar un posible daño a terceras partes. Las empresas que deciden iniciar una colusión lo hacen para lograr fijar precios mínimos y llegar a un acuerdo para poder repartir sus productos entre el mercado existente debido a que descubren que si actúan entre ellas logran obtener mayores beneficios que actuando por cuenta propia.

Colusión

Temas relacionados

Externalidades

¿Qué es la colusión?

La colusión es la manera ilícita por parte de una o varias empresas de tomar un acuerdo con el objetivo de coordinar acciones y tomar decisiones para lograr atentar contra las posibilidades que puedan tener otras empresas que estén involucradas en el mercado, ocasionando de esta manera, un daño a los consumidores.

Cuando se produce la colusión

El tipo de estructura de la oferta y la demanda de un mercado influye directamente en la manera de funcionar de la misma y en la competencia entre los agentes económicos. La teoría de la economía establece la competencia perfecta, el monopolio y el oligopolio como partes de la estructura que conforma el mercado y es el oligopolio el responsable de propiciar la colusión en las empresas. Dos diferentes situaciones en la estructura del mercado deben de ser correctamente analizadas dar para lograr identificar un problema de colusión. Una de ellas se refiere a aquellas características estructurales que posee un mercado tales como las barreras de entrada de productos, el grado de concentración, las instalaciones, etc. La segunda tiene una estrecha relación con los resultados del mercado cuando se refiere a nivel, evolución, desarrollo y variabilidad de los precios que posee dicha empresa. Cuánta más concentración tenga la industria, la posibilidad de que se genere colusión es mayor ya que son muy pocos los operadores que pueden controlar la situación del mercado. Cuando en el mercado prevalece el duopolio, las empresas se encargan de fijar sus niveles de producción y los precios de los productos de manera tal que se logra maximizar el beneficio de ambas por medio de la colusión.

Colusión tácita

La colusión tácita ocurre cuando las empresas se someten a una serie de acciones que usualmente logran disminuir la respuesta por parte de otra empresa, por ejemplo, evitando la oportunidad de cortar el precio de una oposición. Dicho de otra forma, dos empresas acuerdan seguir una determinada estrategia de mercado sin comunicarlo de forma explícita. Los oligopolistas suelen tratar de no participar en recortes de precios, publicidad excesiva u otras formas de competencia. Por lo tanto, puede haber reglas no escritas de comportamiento colusorio incluidas en ellas, como liderazgo de precios que es lo que conocemos como colusión tácita. Entonces surgirá un líder con respecto a los precios que fija el precio general de la industria, y otras firmas lo siguen.

Colusión agravada

La colusión agrava es el tipo de delito de colusión que se prueba cuando se logra determinar que, en determinada contratación presuntamente ilícita, existió de manera objetiva y tangible provocando un perjuicio económico en contra Estado, el cual es demostrado por medio de una pericia contable y cuando se logra probar que la contratación realizada era basada en acuerdos ilícitos que se dieron entre un determinado funcionario y la parte tercera que estaba involucrada.

Explícita

La colusión explícita es un acuerdo que se da entre competidores para lograr suprimir la rivalidad que depende de las comunicaciones y / o transferencias entre empresas. La rivalidad entre los competidores produce un daño en las ganancias y la supresión de esta rivalidad por medio de la colusión es una vía por la cual las empresas pueden mejorar los beneficios. La colusión explícita es distinta de la tácita, que no es ilegal. Los economistas califican los equilibrios en los que las empresas reconocen su interdependencia constante, pero que no requieren una interacción directa entre las empresas, como la comunicación o las transferencias, como una colusión tácita en lugar de explícita.

Ejemplos

En diciembre del año 2008, la Fiscalía Nacional Económica (FNE de Chile) interpuso una demanda contra las Farmacias Ahumada, Cruz Verde y Salcobrand por colusión de precios de 220 medicamentos. En septiembre de 2012, la Corte Suprema ratificó el fallo del Tribunal de Defensa de la Libre Competencia (TDLC) que declaró culpables a las tres cadenas farmacéuticas y se condenó al pago de aproximadamente $19.9 millones de dólares.

En México, se sospechó de la licitación del servicio de pruebas de laboratorio, en la cual aproximadamente 14 empresas que participaron en la licitación fueron investigadas, en un mercado trianual superior a los US$ 570 millones.

Escrito por Gabriela Briceño V.
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (4 votos, promedio: 4,75 de 5)
Cargando…
WhatsappTwitterFacebook

Recomendado para ti