Publicidad

Publicidad

Derecho

Licitación

Los organismos u organizaciones públicas pueden, en ciertas ocasiones, necesitar de los diferentes servicios que le brindan las instituciones o empresas de índole privado. Para poder contratar estos servicios, es necesario el proceso de licitación, un tipo de proceder de índole administrativo por medio del cual se pueden llegar a adquirir, bajo la ley, este tipo de servicios.

¿Qué es una licitación?

La licitación es un proceso común por medio del cual el Estado de un país puede llegar a contratar y a adquirir los diferentes servicios que brinda una empresa privada de manera ágil y transparente para evitar así la posible corrupción de los fondos públicos.

Definición

Una licitación es un proceso por medio del cual se busca adquirir condiciones de compra o de servicios para un proyecto específico. Es un tipo de concurso o convocatoria que se realiza entre todos los posibles proveedores con el objetivo de poder realizar una contratación de un bien o servicio bajo el marco de la ley.

Este proceso puede también ser aplicado en los arrendamientos de lugares para las instituciones públicas. Es de índole administrativo y por medio de él se puede lograr obtener las mejores condiciones en cuanto a precio, financiamientos, eficiencia energética, optimización de los recursos, calidad y por supuesto, protección al medio ambiente.

Características de una licitación

Entre las principales características que pueden ser observadas en el proceso de licitación se mencionan las siguientes:

Para qué sirve una licitación

Una licitación es un proceso que sirve para que las diferentes organizaciones públicas puedan tener acceso a la contratación de servicios o bienes por parte de una empresa de índole privada. Es el medio que se utiliza para poder contratar empresas dentro del marco de la legalidad y para evitar de esta manera que se lleguen a presentar actos de corrupción y gastos inadecuados e ilegales de los fondos públicos.

Tipos

Existen varios tipos de licitaciones. Dependiendo del tipo de presupuesto que se tenga, las licitaciones se pueden clasificar de la siguiente manera.

Dependiendo de la manera en la que se realicen las licitaciones pueden clasificarse en:

Por último, dependiendo del monto, la licitación puede ser de los siguientes tipos:

Proceso o convocatoria

El primero paso es la emisión de un documento por parte de un organismo público en donde se expliquen todas las necesidades que deben de ser cubiertas así como todas las condiciones por parte del organismo que hace la contratación. Luego de que las empresas privadas lean el documento, decidirán si quieren apegarse a la oferta para entonces empezar a presentar toda la documentación necesaria con el objetivo de probar y mostrar que tienen todos los medios necesarios para poder llevar a cabo la obra que se necesita.

Las ofertas son evaluadas entonces dentro de un tiempo prudencial y posteriormente, luego de analizar con detalle todas las propuestas que han sido presentadas, se procede a hacer la contratación de la institución más competente. Luego, se adjudica el proyecto y se establecen en un medio oficial todas las condiciones que han sido pactadas entre las partes.

Bases

Las bases de una licitación son también conocidas con el nombre de pliegos de condición y se fundamentan en cuatro principios diferentes que son:

Cómo participar en una licitación

Lo primero es mantenerse informado sobre las posibles licitaciones. Mantener todos los documentos de la empresa al día es fundamental. El candidato debe de registrarse en el proceso de selección y para ello es probable que se deba de cancelar una suma como derecho de inscripción. Luego de conocer la necesidad, se debe de establecer la propuesta, ya sea técnica o económica.

En qué se diferencia de la adjudicación

La licitación es un proceso en donde se estudia y analiza la primera parte de toda la tramitación, las ofertas, las bases y la publicidad. La adjudicación es un proceso en el cual la documentación es analizada y en donde finalmente se produce la firma de un contrato.

En qué se diferencia de un concurso

La principal diferencia es que la licitación es una forma de apertura a las empresas de índole privada para que ofrezcan sus diferentes servicios para suplir necesidades específicas. Por su parte un concurso es cuando se abren las solicitudes con el objetivo de cubrir las necesidades que tiene un Estado.

Fraude

La mejor forma de prevenir el fraude en las licitaciones es en practicar y realizar una serie de análisis, estudios e investigaciones que determinen las capacidades y fortalezas que tenga una institución privada. El estudio de los documentos presentados durante el proceso es también de vital importancia para vigilar que la empresa esté bajo el marco legal de la ley.

Importancia de una licitación

Su importancia radica en que la licitación es el medio por el cual se puede llegar a adquirir los mejores servicios y las mejores condiciones de comprar para un determinado proyecto. Es la manera en la que todas las contrataciones pueden ser realizada bajo los aspectos legales necesarios que garanticen calidad y excelente mano de obra.

Ejemplos

Algunos ejemplos de licitaciones son:

Escrito por Gabriela Briceño V.
WhatsappTwitterFacebook

¿Cómo citar este artículo?

Briceño V., Gabriela. (2020). Licitación. Recuperado el 14 mayo, 2022, de Euston96: https://www.euston96.com/licitacion/

Recomendado para ti