Astronomía

Albedo

El albedo es una fracción de luz que se refleja en un cuerpo o en una superficie. Es un término comúnmente usado en el área de la astronomía para poder describir las diferentes propiedades reflectivas que tienen los planetas, satélites y asteroides. El término es visto como una forma de expresar la capacidad que tienen las superficies para poder reflejar la luz solar o el calor del sol. Las superficies de colores claros devuelven una gran parte de los rayos solares a la atmósfera mientras que las superficies oscuras por su parte se encargan de absorber los rayos del sol.

¿Qué es el albedo?

Llamamos albedo a la relación que se da entre la energía luminosa difundida por medio de una superficie a través de la reflexión y de la energía incidente, es el que revela el nivel de radiación de una superficie.

Definición

El albedo puede ser definido como una forma de cuantificar la cantidad de radiación que se refleja desde la superficie. Es una comparación que se hace entre la radiación reflexión de la superficie y la cantidad de radiación que la golpea. Este término también se utiliza para referirse a la cantidad de radiación que es producida por los rayos electromagnéticos que por los cuales, por consiguiente, se refleja.

Es parte de la energía de la luz solar que se devuelve a la atmósfera. Estos rayos tienen un efecto muy importante y significativo en nuestro clima. Cuando el albedo se eleva, el universo refleja mayor cantidad de luz y, por esta razón, se envían de vuelta al espacio en niveles más altos de radiación para que la tierra pueda enfriarse. El albedo es el que se encarga de determinar el nivel de calor que existe en la tierra.

Explicación del efecto albedo

La explicación de este tipo de efecto en realidad es bastante sencilla de hacer. Mientras que una parte de la radiación solar es reflectada por medio de la Tierra a través del agua, el suelo, la atmósfera y otros tipos de superficies; la otra parte de la radiación se absorbe por el planeta ocasionando de esta manera un efecto de calentamiento. Debemos recordar que la tierra refleja parte de la radiación del sol por medio de tres factores principales: la atmósfera, las nubes y la superficie terrestre. La radiación que es reflejada por esta superficie terrestre es lo que conocemos con el nombre de albedo. De esta forma entonces, podemos decir que el albedo es la cantidad de radiación solar que puede ser devuelta a la atmósfera luego de que choca con la superficie terrestre.

Cómo se mide

El albedo planetario se localiza aproximadamente en 0,1 lo que significa que alrededor de un 30 % de la energía solar que ingresa parte en forma de irradiación directa hacia el espacio. El albedo de los continentes es aproximadamente de un 34 %, y el albedo que poseen los océanos es de un 26 % y el de las nubes de altitud media y baja se sitúa entre el 50 % y el 70%.

A pesar de que la escala planetaria tiene un balance energético igual a cero, en pocos lugares de la tierra encontramos el balance en equilibrio. Algunas zonas reciben mayor cantidad de energía de la que emiten; y en otras, se emite más de la que reciben. Los balances son excedentarios hasta los paralelos comprendidos entre 35º y 40º en donde las cantidades se igualan, y pasan a ser deficitarios.

También puede ser medido de la siguiente manera:

Albedo planetario

Algunos de los planetas que contienen albedo son los siguientes:

Relación con el cambio climático

Se ha descubierto que el albedo global ha subido recientemente y, en una escala de medición, los vatios por metro cuadrado ahora son mayores. Esto de acuerdo con la investigación de Anthony Watts. El universo se está calentando gradualmente debido a la deforestación y por eso deben de adoptarse mejores manejos forestales para mitigar los efectos del albedo. Los árboles reducen los efectos radioactivos de la reflexión solar y se debe además proteger nuestros humedales y las fracciones de la cubierta de nieve. La pérdida del Ártico es una preocupación inmensa.

Muchos estados abogan por la reforestación ya que los árboles son más oscuros y tienen tasas de emisión de albedo reducidas. Si uno planta más árboles, se lo remunera en base a un sistema llamado crédito de carbono. Las nubes pueden a veces reflejar la luz del sol, pero aún pueden mantener el calor, calentando así la Tierra. En la actualidad, los científicos e investigadores del clima están preocupados de que si el calentamiento global continúa, los casquetes polares se derretirán y el agua del océano absorberá más luz solar, lo que aumentará el calentamiento global. Es en este contexto que todos debemos trabajar para encontrar mejores modelos para frenar su efecto en el futuro. 

Otras consecuencias del albedo

Otras de las consecuencias que se pueden dar con la afectación del albedo de la tierra son el aumento de las temperaturas lo que a su vez puede provocar que el planeta se caliente de forma más rápida. Cuando se reduce el albedo de la Tierra el planeta absorbe un porcentaje mayor de la radiación solar que recibe y esto junto con el efecto invernadero, aceleraría el aumento de las temperaturas.

Escrito por Gabriela Briceño V.
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…
WhatsappTwitterFacebook

Recomendado para ti