Historia

Unificación alemana

A mediados del siglo XIX, Alemania aún no había logrado constituirse como una nación unificada sino que más bien era un conjunto de 39 diferentes Estados todos independientes los cuales formaban parte de la conocida Confederación Germánica. Cabe mencionar que entre estos Estados se encontraba Prusia, el cual había logrado sobresalir de forma extraordinaria. Las guerras napoleónicas y el anhelo nacionalista provocaron que los pueblos alemanes también quisieran formar un solo Estado poderoso y una única nación.

Unificación alemana | Qué fue, características, etapas, causas, consecuencias
  • Cuándo fue: Segunda mitad del siglo XIX
  • Dónde fue: Europa Central

¿Qué fue la unificación alemana?

La unificación alemana fue un proceso histórico que sucedió durante la segunda mitad del siglo XIX en Europa Central el cual culminó con la formación del Imperio Alemán el 18 de enero de 1871.

En qué consistió

La unificación alemana fue una propuesta que se realizó con el objetivo de poder consolidar una nación uniendo los 39 Estados que se mantenían de forma independiente y que habían formado parte anteriormente del conocido Sacro Imperio Romano Germánico. Fue un proceso que logró la unificación por medio de tres importantes guerras las cuales buscaron en todo momento el poder y el dominio de los territorios.

A a pesar de que no se tiene una fecha exacta del momento en que inició, todos los hechos históricos que acontecieron en el lugar la ubican a mediados del siglo XIX, en el año 1871, momento en el cual Sajonia, Baviera y Prusia lograron unirse para conformar un único estado. Este proceso quedó sellado luego del éxito obtenido en la guerra entre Francia y Prusia, en la cual los franceses terminaron siendo derrotados.

Características de la unificación alemana

Entre las principales características de la unificación alemana se mencionan las siguientes:

Resumen

Al llegar a la mitad del siglo XIX, Alemania aún no se encontraba unida sino que se formaba por 39 Estados totalmente independientes entre los cuales resaltaba Prusia. A partir del año 1848, se empezaron a formar campañas políticas por parte de los nacionalistas que buscaban motivar la unificación del país como un solo Estado. La idea de lograr construir un único Estado se basaba en el deseo de la burguesía para aumentar el poder y obtener beneficios políticos, económicos y comerciales.

Fue Otto von Bismarck quién se enfocó en buscar la unidad de Alemania utilizando la hegemonía de Prusia para poder así establecer una política más centralizada diplomática y militarmente. En el año 1806, el Sacro Imperio Germánico fue disuelto luego de la derrota de Napoleón, cuando se realizó el Congreso de Viena de 1815, se logró decidir el futuro de los Estados alemanes acordando la creación de una Confederación que estaba compuesta por 36 Estados independientes bajo la presidencia de la casa de Habsburgo.

El proceso de unificación inició cuando se tomó la decisión para que Prusia se encargará de organizar una unión aduanera conocida como Zollverein, la cual se encargaba de suprimir aranceles y fronteras económicas entre los Estados alemanes para así poder mejorar el comercio. Este fue el inicio de la unión económica y comercial que al mismo tiempo dejaba por fuera a Austria.

La unificación alemana fue entonces impuesta a la fuerza por medio de Prusia ya que en ese momento ninguno de los demás Estados tenía el poder para enfrentarse al Estado. Es por esa razón que se dice que la unificación no fue una revolución de tipo nacional sino más bien fue una impuesta por el poder sin importar la oposición de las clases sociales y de los territorios que la conformaron.

Etapas de la unificación alemana

Fueron varias las etapas de que se dieron, éstas se encuentran divididas en tres guerras diferentes y sucedieron a lo largo del territorio de Prusia.

Causas

Las principales causas para que se diera la unificación alemana fueron las siguientes:

Consecuencias

La unificación alemana trajo varios problemas políticos principalmente por el choque de ideologías que provocaron algunas situaciones de inconformidad en cuanto a las reformas políticas, a las diferencias en cuanto a la filosofía y el establecimiento de algunas reglas básicas que debía tener el mercado económico. Desde el punto de vista político, se buscó limitar la influencia que ejercía la política liberal y se creó el Partido Socialdemócrata Alemán, un partido que estaba formado por trabajadores marchistas.

También hubo varios problemas con las minorías religiosas de Alemania, principalmente con los católicos y los judíos pues Bismarck veía esas religiones como una debilidad potencial en contra del Estado alemán. Entonces, los católicos organizaron el Partido Católico de Centro, el cual tenía ventaja para obtener concesiones por parte de los liberales y los conservadores. Los políticos alemanes señalaron a los judíos como intrusos desleales pues ellos habían votado por los políticos liberales y conservadores. Esta unificación llegó para alterar el equilibrio de poderes que había sido establecido por el Congreso de Viena.

Importancia de la unificación alemana

La unificación alemana fue un proceso de suma importancia para todos los Estados pues a pesar de tener algunas desventajas significó el impulso en una serie de cambios importantes para Alemania como lo fueron el contexto militar, geográfico, político y económico de todas las ciudades. Además, se logró incluir una adecuada promoción cultural que logró unir a todos los Estados que estaban formando parte de la nueva nación.

Personajes destacados

Entre los principales personajes que participaron en la unificación alemana mencionamos los siguientes:

Escrito por Gabriela Briceño V.
WhatsappTwitterFacebook

¿Cómo citar este artículo?

Briceño V., Gabriela. (2021). Unificación alemana. Recuperado el 2 diciembre, 2021, de Euston96: https://www.euston96.com/unificacion-alemana/

Recomendado para ti