Historia

Historia de la administración

La administración es una ciencia muy extensa que se encarga del estudio de todo tipo de organizaciones tanto privadas como públicas así como de una serie de posibles estrategias para lograr un mejor planeamiento, coordinación y control para una buena gestión de los recursos. Su historia es bastante antigua y básicamente existe desde que el ser humano empezó a utilizar su capacidad de razonamiento para tomar mejores decisiones y para planear acciones.

¿Qué es la historia de la administración?

La historia de la administración es un relato que explica la manera en la que el hombre utilizó el razonamiento para poder delimitar tareas, establecer líderes, tomar buenas decisiones, realizar planeamientos y hacer actividades que le permitieran alcanzar un objetivo en común.

Antecedentes

Los antecedentes de la historia de la administración inician en las civilizaciones antiguas, prácticamente desde que el ser humano existe en la tierra quienes debieron de optar por prácticas que le permitieran cubrir todas sus necesidades para poder supervivir, por lo que optaron por realizar una organización determinada, definir una serie de reglas y proteger sus recursos. Conforme paso el tiempo se empezaron a crear poblaciones que se fueron especializando en el tema.

Muchos antecedentes se han encontrado en el pueblo Sumerio y su pensamiento administrativo, principalmente cuando Salomón estableció acuerdos de comercio, para construcción y varios tratados para lograr la paz, también lograron repartir los recursos y las ganancias de forma equitativa en la población. Fue con esta civilización que se sentaron los antecedentes para el control tributario gracias a la invención de la escritura.

Los egipcios también tuvieron parte en los antecedentes de la administración cuando Hammurabi logró crear varias leyes mercantiles, para los préstamos, sociedades y acuerdos económicos. Registraban todas las transacciones en tablillas e inició también la delegación de las responsabilidades. El Código Hammurabi es entonces uno de los antecedentes más relevantes de la historia de esta ciencia. En China, se dieron también estudios sobre la organización, la dirección y el control para mejorar la eficiencia y las técnicas de control de los recursos.

Origen de la administración

El origen de la administración es muy antiguo y se inicia en el preciso momento en que los hombres empezaron a utilizar más el razonamiento lógico para poder delimitar sus tareas y para lograr administrar de una manera más efectiva todas sus actividades tanto sociales como comerciales y políticas. Sin embargo, tomó mucho tiempo para que la administración fuera vista como una verdadera ciencia, y en la actualidad ha tomar especial interés y relevancia.

Evolución

La evolución de la administración se basa en una serie de cambios importantes que se han dado con el paso del tiempo que hicieron que las culturas tuvieran la capacidad de poder crear sistemas más jerárquicos así como divisiones de poder en cuanto a temas de economía y sociedad. En la Edad Media, se lograron realizar muchas conquistas que fueron previamente planeadas y organizadas con cautela, logrando alcanzar el éxito.

La presencia e invención de nuevas ideas y máquinas con el paso del tiempo revolucionaron por completo el mundo y con ello, se empezaron a tomar mayores medidas para lograr tener una mejor administración en todos los campos. La necesidad de analizar las ventajas y las desventajas, las herramientas para lograr adecuadas divisiones de trabajo y la resolución de problemas que estaban relacionados con la actividad industrial dieron paso a la administración como ciencia que evolucionaba cada día más.

Actualidad

En la actualidad, el término administración se encuentra asociado por completo a la sociedad humanista que busca la forma de encontrar un mejor desarrollo y nuevas técnicas que puedan ser aplicadas a una serie de diferentes contextos, como por ejemplo, la sociedad, las empresas, los sistemas educativos e incluso, la religión. Hoy en día, abarca un campo de estudio sumamente amplio y un poco complejo, pero siempre siendo necesaria para lograr el éxito.

Actualmente, para que la administración funcione de manera adecuada es necesaria la presencia de todo un equipo de trabajo encabezado por un gerente que sea capaz de poder tener, además de mano firme, un buen sentido de la organización para que pueda realizar la separación de responsabilidades de forma adecuada. El administrador actual, deberá de mantener un adecuado equilibrio entre todos los elementos que conforman una empresa, ya sea internos o externos para de esta manera poder cumplir con las exigencias que la modernidad implica.

Etapas de la historia de la administración

Las etapas por las cuales pasó la administración para llegar a lo que conocemos en la actualidad fueron las siguientes:

Importancia

La administración es una ciencia de mucha importancia pues su objetivo principal es el de poder estudiar la forma en la que se fundan las diferentes organizaciones, empresas o corporaciones que ofrecen un servicio con el fin de poder crear diversas herramientas y técnicas que permitan mejorar de forma notable todo lo relacionado con los recursos operativos. Es la encargada de poder manejar todos los aspectos humanos, financieros, de tecnología, materiales y de conocimiento que ponen y mantienen a una empresa en marcha.

Es además una ciencia que tienen la capacidad de poder crear y ejecutar el conocimiento de forma adecuada para poder así conseguir mayores beneficios en cuanto a temas de administración. Le da mayo efectividad a todos los esfuerzos que realiza en ser humano y permite que las organizaciones y las empresas puedan crecer de forma positiva. La información que se obtiene a partir de una buena administración es de suma importancia sobre todo en el campo de los recursos humanos, aspectos necesaria para poder mantener una buena organización empresarial.

Además, es importante porque por medio de ella se pueden reducir de forma considerable los gastos de una organización, haciendo que haya un buen control de los recursos tanto económicos como humanos. Por último, es fundamental para poder medir el buen desempeño de la empresa y de las personas que laboran en ella.

Escrito por Gabriela Briceño V.
WhatsappTwitterFacebook

Recomendado para ti