Astronomía

Órbita

El trayecto o el recorrido que realiza un determinado cuerpo a través del espacio exterior que además es influenciado por las diferentes fuerzas de atracción o de repulsión provocadas por un segundo cuerpo. En el campo del sistema solar, la fuerza de gravedad por ejemplo, hace que los planetas y la tierra puedan orbitar alrededor del sol. La órbita es el tema principal dentro del estudio de la mecánica celeste.

¿Qué es una órbita?

La órbita es la trayectoria que puede llegar a recorrer un determinado cuerpo en el espacio exterior, movimiento que es ocasionado por la acción gravitatoria que es producida por los diferentes tipos de astros.

Características

Entre las principales características que se pueden observar en una órbita se mencionan las siguientes:

Historia

La historia de la órbita inicia con la matemática de Johannes Kepler, el fundador de las leyes del movimiento de los planetas. En sus leyes establecía que las órbitas de los planetas eran elípticas en lugar de tener una forma circular y además decía que la velocidad de las órbitas no era constante como anteriormente se creía. Además, estableció una relación entre las propiedades que presentaban las órbitas en los planetas que se encontraban alrededor del sol.

Tipos

Existen varios tipos de órbitas, cada una de las cuales tiene una serie de características propias. Se pueden clasificar dependiendo de su forma, de su altura relacionada con la Tierra y por la zona en la cual se encuentran ubicadas en el espacio. Los tipos de órbitas que existen son:

Cómo funciona la órbita planetaria

Las órbitas de los planetas tienen la capacidad de moverse en el sistema solar y esto lo pueden lograr por medio de la atracción que produce la fuerza de gravedad. De esta manera es como los planetas se pueden mover alrededor del sol realizando una serie de trayectorias elípticas. Cada uno de estos planetas podrá movilizarse dependiendo de la distancia que exista con el sol, de manera tal que, entre más lejos estén más despacio podrán girar.

Período orbital

Se conoce como período orbital a la cantidad de tiempo en el que un objeto astronómico dura para poder completar por completo una órbita alrededor de otro objeto. Esta definición se utiliza en el campo de la astronomía cuando se trata de planetas o de asteroides, los cuales se encuentran orbitando alrededor del sol. La palabra se utiliza también para referirse a ciclos que se dan de forma repetitiva en los cuerpos celestes que son observados desde la tierra.

Órbita en química

La palabra órbita es también utilizada en otras áreas de la ciencia. En el campo de la química el orbital atómico se refiere a la región y al espacio energético que puede ser localizado alrededor del átomo. Es el lugar en el cual se puede encontrar con mayor frecuencia a los electrones y además, realiza movimientos de tipo circular. Las órbitas en este caso se refieren entonces a los movimientos que pueden realizar los electrones alrededor del núcleo que además son atraídas por las diferencias en las cargas electromagnéticas.

Órbita ocular

En oftalmología, una órbita ocular es prácticamente toda la estructura que se encuentra rodeando al ojo, las membranas, los músculos y los huesos que forman la cavidad ocular. Es el lugar en donde se encuentran todos los tejidos blandos que forman parte dl ojo y es un área importante pues brinda seguridad y protección al órgano de la vista y a los movimientos que éste realiza. Las órbitas oculares tienen forma de pera y se encuentran ubicados a ambos lados de la línea media de la cara.

Importancia

La principal importancia de la órbita es que en ella se pueden colocar diferentes tipos de satélites que se encargan de observar la tierra, los cuales al mismo tiempo resultan ser imprescindibles en la búsqueda de respuestas y observaciones precisas en cuanto a clima, mares, atmósfera e incluso la parte interna de la tierra. Los satélites también pueden brindan información importante sobre algunas actividades que realiza el ser humano como la deforestación, y situaciones climáticas como el aumento en los niveles del mar, la erosión y el grado de contaminación ambiental del planeta.

Ejemplos

Órbita de la Tierra

La órbita de la Tierra se encuentra de forma elíptica alrededor del sol, es casi circular y sirve para definir un plano de dos dimensiones, lo que se conoce como elíptica. Tarde aproximadamente 365 días para poder darle la vuelta de forma completa al sol y el efecto que produce el movimiento orbital de la tierra junto a la inclinación que presenta el eje de rotación es lo que da lugar a la formación de las estaciones climáticas.

De la Luna

En el caso de la luna, ésta posee una órbita circular un poco inclinada a 5° en dirección a la órbita que posee la tierra. A la luna le toma un tiempo total de 27 322 días para poder completar una vuelta completa a la tierra y por eso es que pareciera que está en constante movimiento. Estos cambios de posición es lo que al final forma las diferentes fases lunares.

De Marte

La órbita que posee el planeta Marte es bastante excéntrica y la distancia que hay entre este planeta y el sol es de aproximadamente unos 42.4 millones de kilómetros. El tipo de órbita de este planeta hace que posea excentricidad. Es una órbita que tiene grandes excursiones y esto hace que en el planeta se presenten grandes cambios de temperatura.

De Júpiter

La órbita de Jupiter en realidad no se encuentra orbitando alrededor del sol como lo hacen los otros planetas. Visualmente pareciera que sí, pero la realidad es que Júpiter es más grande que la tierra y el baricentro con el sol se encuentra más lejos del centro del mismo.

Escrito por Gabriela Briceño V.
WhatsappTwitterFacebook

Recomendado para ti