Cosmología

Esferas celestes

Las esferas celestes son una esfera perfecta que no tienen un radio definido, concéntrica con el globo terrestre, lugar en el cual aparentemente, los astros tienen movimiento. Nos permiten representar las direcciones en que se localizan todos los objetos celestes y el ángulo formado por dos direcciones que será representado por un arco de circulo mayor sobre esa esfera. De acuerdo a Pitágoras, las esferas giratorias en las cuales se mueven de forma circular los astros alrededor de la tierra se relacionan entre sí de la misma manera que las cuerdas de un instrumento musical se relacionan entre sí. Por esta razón, las distancias que existen entre los cuerpos celestes deben de estar correspondidas con las longitudes que poseen las cuerdas que producen los diferentes sonidos musicales. Suponiendo que nuestro espacio se encuentra lleno de aire, cuando los astros se desplazan de un lugar a otro, se producen diferentes tipos de notas musicales que dan origen a las música o sonidos que provienen del espacio.

Esferas celestes

Temas relacionados

Geocentrismoheliocentrismo

¿Qué son las esferas celestes?

Las esferas celestes son cuerpos celestes que no tiene un radio definido, pero sí tienen movimiento, se mueven en forma circular alrededor de la tierra y se relacionan entre sí de la misma forma que lo hacen las cuerdas de un instrumento musical provocando diferentes sonidos conforme se mueven en el espacio.

Características de las esferas celestes

Historia de las esferas celestes

Anaximandro fue el primer científico que introdujo los conceptos de esferas celestes en la Antigua Grecia. En su cosmología el sol y la luna eran un tipo de respiradero abierto en anillos tubulares de fuego que se encontraban encerrados en tubos de aire condensado los cuales eran las ruedas giratorias que giraban en el centro de la tierra. Para Anaximandro, primero se formó la esfera y luego los anillos celestiales los cuales estaban compuestos por esferas estelares. Anaxímenes, también sostuvo que las estrellas, el sol y la luna junto con los planetas estaban hechos de fuego y que las estrellas estaban sostenidas por una esfera de cristal la cual giraba. Para él, las estrellas eran fijas pero movidas alrededor de un círculo por la esfera estelar, el sol, la luna y los planetas. Tiempo después, Pitágoras, Jenónafenas y Parménides establecieron la teoría de que el universo tenía forma de esfera y Platón, se encargó de proponer que el cuerpo del cosmos había sido creado a la perfección en una esfera que contenía estrellas fijas en su posición.

Armonía de las esferas celestes

La armonía de las esferas es una teoría bastante antigua cuyo origen desciende de Pitágoras y que se basa en la idea de que el universo es gobernado de acuerdo a las proporciones numéricas que se encuentran en armonía y que los movimientos de los cuerpos celestes dependiendo del sol, la luna y los planetas, se rige de acuerdo a proporciones musicales. La palabra armonía se extiende a lo largo del todo y visto desde el punto de vista matemático, pero también incluye un sentido esotérico de acuerdo al misticismo pitagórico. La teoría está documentada en textos bastante antiguos que datan desde la época de Platón y Aristóteles y la teoría ha continuado ejerciendo grandes influencias en diferentes pensadores y humanistas. Varios científicos han concordado en que los astros se mueven en forma circular y armoniosa. Por esta razón Copérnico ha sido considerado como el precursor de la astronomía moderna ya que aportó las bases que le permitieron a Newton terminar la revolución astronómica.

Las revoluciones de las esferas celestes

El astrónomo polaco Nicolás Copérnico sostuvo que el sol era el único centro del universo y que la tierra era otro planeta que se movía alrededor del cielo. Copérnico buscaba como establecer un orden elegante del universo. Para ese tiempo, muchos científicos y astrónomos estaban asombrados por el movimiento de Mercurio y de Venus. Su modelo supone un movimiento circular perfecto de los astros en el cielo. Círculos concéntricos o epiciclos explicaban el movimiento de todos los planetas. Los círculos de Copérnico eran pequeños pero necesarios para poder probar su teoría.

Escrito por Gabriela Briceño V.
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…
WhatsappTwitterFacebook

Recomendado para ti