Cosmología

Teoría creacionista

El creacionismo tiene como creencia de que el universo y las diversas formas de vida que en él existen fueron creadas por Dios de la nada, lo que también es conocido con el hombre de ex nihilo. La teoría creacionista surge como una respuesta a la teoría evolutiva moderna, que se encarga de explicar el surgimiento y la diversidad de la vida sin recurrir a la doctrina de Dios ni a ningún otro poder divino. Los científicos convencionales generalmente rechazan el creacionismo.

Teoría creacionista

Temas relacionados

Principio antrópico

¿Qué es la teoría creacionista?

Es un conjunto de creencias que han sido inspiradas en doctrinas religiosas que nos dicen que el universo y todo lo que hay en el planeta han sido por creados por medio de la creación divina a través de un Dios personal.

Explicación de la teoría creacionista

Los estudiosos bíblicos creen que la historia contada en el Génesis con respecto a la creación en seis días por parte de Dios de todas las cosas es literalmente correcta. Otros, como los creacionistas de tiempos más antiguos, creen que un creador hizo todo lo que existe, pero no pueden sostener que la historia del Génesis es una historia literal y verdadera de esa creación.

La teoría se encarga de explicar el origen basados en la Biblia o Sagradas Escrituras, por medio de un Dios supremo todopoderoso y inteligente. Los creacionistas clásicos no creen en la evolución biológica ni humana. En el creacionismo clásico los seres vivos el diluvio tienen interpretaciones literales y son creencias que están sumamente arraigadas.

Quién propuso la teoria creacionista

La teoría creacionista fue postulada por el arzobispo Ussher y Gregor CuVier. Ellos afirmaron que el origen del hombre estaba en los pasajes de la biblia, principalmente en el Génesis. Sus ideas se mantuvieron vigentes hasta el siglo XIX y cualquier idea contraria a sus principios era considerada como una herejía y ridiculizada por la ciencia oficial que defendía las leyes bíblicas.

Antecedentes

Al inicio se pensaba que el hombre había sido formado del barro, pero a mediados del siglo XVII, el clérigo James Ussher quien era el arzobispo de Armagh, en Irlanda, hizo un calculo que decía que la creación había sucedido el domingo 23 de octubre de 4004 a.C.

Charles Darwin completa la revolución copernicana, que había dejado fuera el origen de los seres vivos. Copérnico, Galileo y Newton habían explicado los fenómenos naturales como resultado de procesos naturales.

Historia

El creacionismo tomó fuerza luego de la publicación en 1859 sobre el origen de las especies por Charles Darwin, la primera declaración sistemática de la teoría de la evolución. La mayoría de la comunidad científica había aceptado la evolución, y la mayoría de las iglesias también. A principios del siglo XX, algunas legislaturas estatales en los Estados Unidos prohibieron la enseñanza de la evolución con el argumento de que contradecía la historia bíblica de la creación. El resultado fue el famoso Scopes Trial de 1925, en el que un profesor de secundaria, John T. Scopes, fue declarado culpable de enseñar ilegalmente la teoría de la evolución.

El creacionismo ha sido ampliamente promulgado por los cristianos protestantes conservadores. En 1950, el Papa Pío XII publicó una encíclica que decía que no había un conflicto intrínseco entre la teoría de la evolución y las enseñanzas de la Iglesia Católica Romana, siempre que los católicos crean que los humanos tienen un alma creada por Dios. En 1996, el Papa Juan Pablo II amplió y reiteró la posición de la iglesia, afirmando la evolución como «más que una hipótesis».

Características de la teoría creacionista

Entre las principales características de la teoría creacionista podemos mencionar los siguientes:

Qué problemas presenta la teoría creacionista

Muchos expertos consideran que la teoría creacionista no tiene ningún tipo de base científica que lo respalde pues a diferencia de la biología evolutiva, ésta tiene todas las características del conocimiento científico, en cambio el creacionismo no tiene ninguna forma de poder aplicar el método científico a sus creencias. Además, el creacionismo es considerado como una pseudociencia pues es únicamente un sistema de creencias que cree tener calidad científica cundo en realidad no la tiene.

Escrito por Gabriela Briceño V.
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (5 votos, promedio: 4,80 de 5)
Cargando…
WhatsappTwitterFacebook

Recomendado para ti