Arte

Simbolismo

Cuando nos referimos al simbolismo, hablamos de todo aquello que, valga la redundancia, es significativo y simbólico para la sociedad, este es considerado como un movimiento, una tendencia y un estilo artístico, se manifiesta de diversas maneras y se ha desarrollado de manera eficaz a través de los años.

¿Qué es el simbolismo?

A finales del siglo XIX el simbolismo se destacó como uno de los movimientos, principalmente literarios, más relevantes de la historia, ocasionando una gran controversia con respecto a su aparición, se caracteriza por desglosarse en una cantidad de símbolos, líneas y diversas cosas, que conforman una obra; de esta manera los espectadores de este arte pueden asociar una imagen con otra y buscarle el significado al mismo. De igual manera, se expande alrededor de todo el mundo, destacándose progresivamente no solo como una tendencia, sino como una escuela artística que posee sus raíces en Francia, popular por su forma de manifestación a base de sugerencias y evocaciones.

Origen

El simbolismo aparece en Francia a mediados del siglo XIX, manifestándose como un polo totalmente opuesto para lo que era el naturalismo, alzándose contra este movimiento y tendencia con la fantasía que se aplicaba en sus obras, ese juego de percepción que a los artistas llenó de polémica para la época, se podría decir de igual manera que este movimiento fue catapultado gracias a lo que fue la revolución industrial, ya que en la época se creó la necesidad de utilizar la fantasía y volver a lo que eran las raíces del romanticismo y el idealismo, sin embargo, existía el deseo de ser innovadores, por lo cual nació el simbolismo como un nuevo movimiento que inmediatamente se vinculó con muchos artistas.

Historia

Principalmente el simbolismo fue un movimiento que se manifestó por primera vez en la literatura, alzándose contra el naturalismo y el realismo, los cuales era movimientos y tendencias artísticas monótonas, cotidianas, que se encargaban de expresar la realidad vivida de cada ser humano, mostrando muchas cosas básicas y burdas de las actividades de estos, por los ideales principales de estos movimientos se desencadenó un recelo que paso a ser rechazo por parte de la juventud, que para la época se sentía cautiva de todas aquellas realidades y deseaban algo más fantástico y emocionante.

De esta manera se manifestó por primera vez el simbolismo, alabando y recalcando todas las características espirituales y culturales de la zona, aplicando de igual manera lo que era la imaginación, la creatividad y sobre todo los sueños de casa uno de los artistas que poseían preferencias por este movimiento.

Uno de los primeros poetas que reaccionó al simbolismo fue el francés Charles Baudelaire, quien hoy en día es considerado el padre de la lírica moderna y uno de los precursores o punto de partida de movimientos y tendencias como lo son el parnasianismo, el decadentismo, el modernismo y el simbolismo, la mayoría de sus obras fueron tan innovadoras y reveladoras que en muchas regiones fueron prohibidas por ser sumamente oscuras, inmorales y demás cosas que para la época eran mal vistas.

Otros de los precursores más relevantes del simbolismo fueron los franceses Arthur Rimbaud y Paul Verlaine, los cuales eran poetas que para la época poseían relaciones amorosas toxicas, azarosas y nada agradables, decidieron introducirse de lleno en este movimiento, ya que estaban exhaustos del realismo, Rimbaud era el más joven de los dos con tan solo 17 años de edad, impactó con su lirica de manera irreversible a las poblaciones, ya que de alguna manera enfoco la misma para que los espectadores lo observaran como un vidente o médium que se encargaba de manifestar el desarreglo y la bajeza de los seres humanos en todos los sentidos.

Sin embargo, aunque este joven fue el que más renombre tuvo, sus propias liricas lo embotaron de manera tal que a cada reunión literaria se presentaba andrajoso, con la ropa sucia y hecha jirones y en un estado casi etílico, por lo cual como subió su popularidad, la misma disminuyó, dejándolo al final con el sobrenombre de enfant terrible. Verlaine aunque era muy apegado a este, si consiguió mucha fama ya que este cuidaba más sus acciones, impactó a los espectadores con su libro “Los poetas malditos”, el cual estaba lleno de críticas, juicios y estereotipos.

Características

Aunque el simbolismo es sencillo de identificar por su peculiaridad a la hora de manifestarse, se pueden distinguir las siguientes características del movimiento:

Simbolismo en la literatura

En la literatura fue en el ámbito en el cual el simbolismo recalco más su resentimiento contra lo que era el realismo y el naturalismo, agregando no solo la religión, y la imaginación, sino que sumándole a las dos anteriores lo que era la fantasía, cambiando de manera leve el enfoque para otorgarle más fuerza al impacto que este tendría en la sociedad.

Simbolismo en la pintura

Como se ha recalcado anteriormente el simbolismo se enfoca en la religión, la imaginación y los sueños, lo cual es más visto en la pintura que en otro de los ámbitos de este movimiento, ya que en ella se manifiestan de diversas maneras todo el contenido psíquico del artista sobre estas temáticas.

Simbolismo en la escultura

En la escultura el simbolismo se muestra estético y detallista, enfocándose más en la vanguardia para llamar la atención de los espectadores, lo que funcionó de manera garrafal en lo que fue la proliferación del movimiento abordando ya la escultura.

Representantes

Obras

Entre las obras más relevantes se encuentran las siguientes:

Importancia

Este movimiento aunque en sus inicios causó una gran controversia, ya que las personas no estaban habituadas a las ideologías del mismo, no obstante, les causaba curiosidad por lo que en la actualidad es uno de los movimientos y tendencias literarias y artísticas más relevantes en toda la historia, la manera en la que este sugestiona a los individuos para así hacer que estos lleguen a su espacio y se mezclen con lo que trata de expresar la obra, es tan inusual y llamativa que para los espectadores es imposible no sentirse atraídos por esta; lo que marca una relevancia social bastante grande.

Escrito por Grecia Calderón
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…
WhatsappTwitterFacebook

Recomendado para ti