General

Presidencialismo

Existen alrededor del mundo diferentes formas de gobierno, entre ellas podemos encontrar el presidencialismo. Este tipo de gobierno es una manera de organizar el poder para gobernar un país visto desde el punto de vista jurídico. Es una simple forma de mandato, que trabaja en conjunto con un sistema parlamentario y una asamblea. El Jefe de Estado es el mismo Jefe de Gobierno y se rige baso la división de poderes, ante todo. Luego de que una República ha sido constituida, la Constitución de la misma se encarga de establecer una división del poder, de esta manera encontramos que forman parte del gobierno el poder Legislativo, poder Judicial y el Jefe de Estado. El presidente es la parte más importante del poder Ejecutivo y el poder legislativo se centra en el congreso. Entonces podemos decir que el presidencialismo es un sistema de gobierno en el cual el presidente del país es el jefe pero que al mismo tiempo busca apoyo en otros organismos para poder cumplir sus funciones.

Presidencialismo

Ejemplos de países

Estados Unidos, México, Argentina, Chile, Sudafrica

¿Qué es el presidencialismo?

El presidencialismo es una forma de gobierno en la cual el poder se divide en tres partes, el poder Legislativo, el poder Judicial y el Jefe de Estado que en este caso es el mismo presidente. Se encarga de gobernar al país mediante una simple forma de mandato trabajando en conjunto con el sistema parlamentario y la asamblea.

Historia del presidencialismo

Separar los poderes del Estado fue una idea que nació con la Constitución de los Estados Unidos de América en 1878 en el momento en que se creó el Congreso y el cargo de presidente. Inglaterra y Escocia fueron los primeros países que decidieron adoptar esta forma de gobierno. Su fundamento teórico es que existe desconfianza ante cualquier tipo de poder por lo que se decidió dividirlo de forma contundente. El presidencialismo norteamericano fue un modelo a seguir para los países de Iberoamérica.

Características del presidencialismo

La característica principal del sistema presidencialista es la aplicación del principio de la división de poderes de la república. Existe una doble legitimidad en cuanto al tema de soberanía, pues está en juego el presidente y el Parlamento. En el presidencialismo se utiliza el sufragio universal para poder escoger cuidadosamente el poder ejecutivo. Los poderes se encuentran rígidamente separados creando un buen funcionamiento institucional. No tienen muchos mecanismos de control tampoco. La separación de los poderes es muy clara y específica, poder Ejecutivo y poder Legislativo. El presidente es elegido por medio de voto por el pueblo y no por medio del Congreso de la República. El presidente es el responsable de la adecuada administración del país y no tiene la capacidad de eliminar el congreso, ya que es independiente y es elegido por el pueblo. Otra característica importante es que esta forma de gobierno tiene un vicepresidente. El presidente tiene la capacidad de rechazar leyes que hayan sido aprobadas por el congreso ya que tiene el suficiente poder para ejercer el veto de una ley determinada.

Ventajas

Entre las ventajas más importantes de ese modelo de gobierno está que se da una separación clara y específica de los poderes de la República y de esta manera tenemos dos poderes diferentes. No hay vinculación entre el poder ejecutivo con el partido que sobresale en el congreso y con esto se logra evitar la presencia de partidocracias.

Desventajas

Cuando se presenta en presidencialismo en un país, existe una menor representación de la sociedad ya que las decisiones no logran llegar a un acuerdo muchas veces por haber distintos puntos de vista dentro del Congreso, existe también una respuesta más baja y confusa cuando se presentan crisis en el gobierno y hay una marcada tendencia al bipartidismo ya que se necesita mucha financiación y hay falta de identidad política.

Presidencialismo en América

La mayoría de los países en América tienen un sistema presidencial, algunas pocas excepciones como Canadá y Belice. El presidente en América Latina ha pasado a ser el centro del poder, de la unión nacional y de orientar al Estado por el camino correcto, al mismo tiempo, se encarga de las relaciones internaciones. Sin embargo, el poder ejecutivo ha crecido ocasionando en muchas ocasiones el autoritarismo.

Presidencialismo en México

Este sistema fue adoptado en México por primera vez en 1824. Basado principalmente en la Constitución Norteamericana de 1787 y la Constitución de Cádiz en 1812. El presidente de México representa un sistema presidencial, está centralizado en la administración pública y existen una serie de requisitos planteados por la Constitución de Estados Unidos Mexicanos para aspirar a ser presidente de la República.

Presidencialismo en Argentina

En la constitución argentina se establece que el poder ejecutivo está basado en la figura presidencial. Sin embargo, Argentina ha tenido pocos gobiernos presidenciales estables pues es muy criticado por diferentes sectores tanto académicos como políticos. Muchos estudiosos del país insisten en lo mejor para los países es eliminar el presidencialismo y en su lugar, adoptar una forma diferente de gobierno.

Escrito por Gabriela Briceño V.
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (4 votos, promedio: 4,75 de 5)
Cargando…
WhatsappTwitterFacebook

Recomendado para ti