Mitología

Hathor

Los dioses egipcios era parte de la mitología de sus habitantes hace muchos siglos atrás. A estas divinidades se les otorgaban una serie de cualidades y divinidades y eran los responsables que controlar todo lo que existía en la naturaleza. Una de las diosas más populares entre esta cultura era Hathor, quien era una de las más veneradas, hija del dios Ra.

Hathor | Quién fue, características, de qué era dios, poder, mito, templos

Temas relacionados

Ra, Amón, Atum, Neith, Seth, Horus, Thot, Anubis, Osiris

¿Quién fue Hathor?

Hathor era la diosa hija de Ra, vista por la cultura egipcia como la diosa del amor, de la alegría, las artes, música y danza. Aunque también fue conocida como la diosa de la muerte, principalmente en la región de Tebas, quienes le rendía culto por ser la responsable de llevar las almas al mundo de los muertos.

Características de Hathor

Sus características más representativas se mencionan a continuación:

De qué era dios

Hathor era la diosa del cielo que ocupó el papel de Ojo de Ra en su contraparte femenina. Era la diosa celeste, en otras palabras de todo lo que estaba en los cielos, al mismo tiempo, era una deidad solar y en este caso hacía la contraparte de otros dioses como Ra y Horus, era de hecho parte del séquito divino que acompañaba a Ra durante el viaje por el cielo. Era también considerada como la diosa de la música, de las artes, la danza y la alegría, además, de la belleza, del amor y de la sexualidad pues tenía un gran poder femenino.

Poder

Hathor tenía el poder de recibir a las personas que fallecían, en otras palabras, a sus almas para que éstas pudieran llegar al más allá. Esto le daba la facultad de hacer que estas almas fueran escuchadas. Para hacerlo, los llevaba sobre ella hasta llegar al lugar de los muertos. También tenía el poder de alejar los maleficios y los males. Era considerada como la nodriza del rey para poder así darle divinidad. Proporcionaba también protección a la necrópolis.

Mito de Hathor

La leyenda o el mito de esta diosa cuenta que Hathor surgió mientras Ra aparecía como el dios del sol, y desde ese momento, Hathor se sentó a su lado en una vasija impulsada por el sol. Algunas leyendas cuentan que en el ojo de la luz del sol apareció la diosa, vestida de felina. En esa época, estaba relacionada también con Nebethetepet, como Hathor-Nebethetepet, siendo idolatrada como Ra en Heliópolis.

En otras leyendas fantásticas sobre Hathor, se la muestra como la imagen del sol. Era representada como un bóvido que con sus patas sostenía el cielo, mientras Horus, su hijo, quien según el mito era un vendedor inestable, entraba por su boca todas las noches para despertarse luego en el amanecer, fue en ese momento que, Isis aceptó ser la madre de Horus.

En la ciudad de Dendera, representaba el mito de la diosa del afecto, la excelencia energética, la felicidad, la paternidad y la sugestión. Había consagrado el Sistrum, el cual tenía la capacidad de combatir la indecencia y la ofensa, y se utilizaba a menudo en las celebraciones. Se cuenta que la diosa Hathor representaba la música y el movimiento, incluyendo el arte de los personajes artísticos, los vocalistas, los trapecistas, y que estas prácticas estaban bajo el control de Hathor.

Cómo se le representa

Era representada por medio de la imagen de una mujer que tenía cabeza de vaca. En ella poseía un par de cuernos y además, un disco solar. En varias ocasiones se representaba también con su cuerpo de vaca. Fue también vista con forma de león y muchos aseguraban que era la responsable de alimentar con leche a los animales salvajes y además tomaba esta forma cuando se encontraba enfadada.

Esta figura de vaca representaba además que Hathor había sido la diosa que había iluminado el mundo y todo lo que en él existía, que nutría tanto a los seres vivos como a los seres muertos ofreciéndoles alimento y agua luego de que éstos morían.

Templos de Hathor

Su templo es un ejemplo de lujo y buen gusto. Fue construido alrededor del año 2250 a.C. y en él se pueden encontrar una gran cantidad de obras de arte las cuales, a pesar de tener miles de miles de años, continúan estando muy bien preservadas. Si bien su centro de culto estaba en la ciudad de Dendera y se la asociaba estrechamente con Tebas, el culto a la diosa estaba extendido por todo Egipto y era especialmente popular entre los pobres.

Para rendirle tributo, se construyó un complejo de templos en su honor llamado el Templo de Hathor, el cual es uno de los templos mejor conservados de todo Egipto. En este complejo se pueden ver tres templos: el templo del parto en la parte delantera, el templo de Isis detrás del templo principal y el templo principal dedicado a Hathor.

En el lugar se puede encontrar el Zodíaco de Dendera, una escultura que contiene imágenes de dos de los signos del Zodíaco, Tauro y Libra. Además, se encuentran en él la necrópolis de Dendera y las criptas. En sus tumbas subterráneas se pueden encontrar un total de 12 cámaras.

Símbolos

Como diosa, Hathor simbolizaba todo lo que estaba relacionado con el sexo femenino y además, las artes como la música, melodías, fertilidad, amor, danza y sexualidad.

Importancia

Para el pueblo egipcio antiguo, Hathor era una diosa de mucha importancia pues era una diosa polifacética, a quien se recurría para una gran variedad de necesidades y que proporcionaba a la humanidad muchos de los mejores aspectos de la vida. Hathor era además, la deidad egipcia más dispuesta a ayudar a aliviar el sufrimiento de los seres humanos, a proporcionar consuelo y a restablecer el equilibrio.

Escrito por Gabriela Briceño V.
WhatsappTwitterFacebook

¿Cómo citar este artículo?

Briceño V., Gabriela. (2021). Hathor. Recuperado el 28 abril, 2021, de Euston96: https://www.euston96.com/hathor/

Recomendado para ti