General

Despotismo ilustrado

El despotismo ilustrado, también llamado despotismo benevolente, fue una forma de gobierno que se dio durante el siglo XVIII en la que los monarcas absolutos llevaron a cabo reformas legales, sociales y educativas inspiradas por la Ilustración. Por lo general, instituyeron la reforma administrativa, la tolerancia religiosa y el desarrollo económico, pero no propusieron reformas que desmejoraban la soberanía o perturbaban el orden social.

Despotismo ilustrado

Temas relacionados

Capitalismoestado federalparlamentarismo

¿Qué es el despotismo ilustrado?

Fue un movimiento político que se desarrolló dentro de las monarquías absolutas y que incluyó una serie de ideas filosóficas que provenían de la ilustración.

El despotismo ilustrado fue una nueva forma de gobierno que se desarrolló en algunos países europeos en el siglo XVIII. Su principal objetivo era combinar la monarquía absoluta también llamada despotismo con las ideas de la Ilustración destinadas a modernizar el país y mejorar el bienestar de las personas.

En qué consistió el despotismo ilustrado

El despotismo ilustrado fue una tendencia que estuvo relacionado estrechamente con la ilustración, un movimiento filosófico y cultural que surgió durante el siglo XVIII. Se daba el predominio de la razón por encima de las emociones pues pensaban que en la inteligencia era donde se encontraba el progreso del mundo.

El despotismo ilustrado fue un concepto meramente político que se desarrolló dentro de las monarquías absolutas y que incluía la adaptación de las diferentes ideas filosóficas dentro del campo de la política. Los monarcas podían gobernar y mantener el sistema social que tenían en el antiguo régimen, pero además le agregaban el enriquecimiento de los pueblos.

Historia del despotismo ilustrado

El despotismo ilustrado se desarrolló durante la segunda mitad del siglo XVIII y el término nació de la palabra italiana que tiene como significado “déspota«, es decir, el soberano que gobierna podía hacerlo sin sujeción a ley alguna y varios soberados de Europa la defendieron para proyectar sus actuaciones.

Era una forma de gobierno que intentaba conciliar el absolutismo y la ilustración conjugando los diferentes intereses de la monarquía con respecto al bienestar de los gobernados.

Algunos de los déspotas ilustrados más significativos del periodo están, por ejemplo: Carlos III en España, José I el Reformador en Portugal, Federico II el Grande en Prusia, Catalina II la Grande en Rusia y el emperador José II.

Características

Las principales características del despotismo ilustrado fueron las siguientes:

Reformas

El despotismo ilustrado europeo tuvo una serie de reformas que a continuación mencionamos:

Representantes

Fueron mucho los monarcas ilustrados que tuvieron gran importancia durante el siglo XVIII y que ejercieron grandes impactos en las monarquías de Europa, como, por ejemplo, Federico II de Prusia, María Teresa y José II de Austria, Catalina II de Rusia y Carlos III de España.

Durante el siglo XIX, se definieron los comportamientos políticos del siglo anterior, y entre los déspotas ilustrados de este nuevo periodo podemos mencionar, por ejemplo: Carlos III en España, José I el Reformador en Portugal, Federico II el Grande en Prusia, Catalina II la Grande en Rusia y el emperador José II.

Causas

Los filósofos ilustrados buscaban un cambio pacífico orientado para educar a las masas no ilustradas. Por esta razón los monarcas aceptaron las ideas que la Ilustración proponía y así fue como se originó el despotismo ilustrado.

Consecuencias

Entre las consecuencias más importantes que se dieron con el despotismo ilustrado podemos mencionar las siguientes:

Lema

El lema del despotismo ilustrado fue “Todo para el pueblo, pero sin el pueblo”. El término se utilizó desde finales del siglo XVIII y era un lema caracterizado por el paternalismo, opuesto al protagonismo y la intervención del pueblo en los asuntos políticos, incluso se le otorgaba el papel de sujeto de la soberanía.

En qué países se acogió el sistema del despotismo ilustrado

El despotismo ilustrado fue acogido por países como Francia, Inglaterra, España, Rusia, el norte de Europa o Polonia, Dinamarca y Suecia.

Escrito por Gabriela Briceño V.
WhatsappTwitterFacebook

Recomendado para ti