Literatura

Texto expositivo

Uno de los tipos de textos más utilizados dentro de escuelas, universidades y diferentes sectores académicos es el texto expositivo pues le da la capacidad a quien lo escribe de poder divulgar información por medio de conceptos para de esa manera poder dar a conocer datos específicos que son necesarios en el aprendizaje.

¿Qué es un texto expositivo?

Un texto expositivo es el tipo de texto por medio del cual es escritor puede expresar sus conceptos, conocimientos, ideas o hechos de una forma más objetiva sin que en el desarrollo de su escrito intervengan sus sentimientos.

Definición

Un texto expositivo es un tipo de escrito que se realiza utilizando la objetividad como aspecto más importante con el objetivo de poder estudiar o abarcar un tema determinado. Este tipo de texto es el que se redacta para poder informar o dar a conocer diferentes datos o hechos para de esta manera lograr transmitir información veraz, clara y directa que incluye una serie de diferentes objetivos generales y específicos. Es al mismo tiempo, un tipo de texto que intenta dar más referencias sobre una información determinada y aclarar la situación que se expone por medio de una serie de datos proporcionados por el autor.

Características del texto expositivo

Entre las principales características que se pueden encontrar dentro de los textos expositivos se mencionan las siguientes:

Origen

El origen del texto expositivo no se sabe con certeza pero se considera que se originó con la necesidad de expresar certeramente lo que se aseguraba en siglos anteriores cuando había la necesidad de probar científicamente todas las teorías que nacían.

Historia

Los textos que existen en la actualidad inician su historia prácticamente desde que el hombre aprendió a escribir situación que se presentó hace miles de años como una respuesta a la necesidad de comunicación. Entre los primeros lugares donde los textos se desarrollaron se puede mencionar a Egipto, en donde surgió el papiro. Los textos han venido cambiando con el tiempo sin embargo, el texto expositivo es considerado como uno de los más antiguos pues fue incluso utilizado por científicos importantes del pasado y por juristas para exponer sus ideas.

Para qué sirve un texto expositivo

Este tipo de texto sirve para poder dar a conocer más información sobre un tema o asunto determinado y para poder expresar de forma objetiva con hechos y conceptos las ideas que forman el texto. Es un texto básico para poder divulgar información con coherencia y cohesión. Sirve tanto para que una persona, por ejemplo, un estudiante, pueda sustentar sus diferentes puntos de vista como para mostrar los argumentos necesarios para probar la verdad en textos más avanzados relacionados con la ciencia y el derecho, por mencionar algunos ejemplos.

Tipos

Existen dos tipos de textos expositivos de que dividen de acuerdo a sus características, éstos son:

Divulgativos

Este tipo de texto expositivo se redacta para alcanzar a una amplia población en donde los conocimientos que tiene la persona que lee el texto no son necesarios. Es el tipo de información que puede ser encontrada comúnmente en la prensa y en las revistas.

Especializados

Este texto necesita ser leído por personas que tienen un conocimiento elevado y previo sobre el tema del que trate el texto, es común encontrarlos en carreras universitarias como la medicina, la mecánica, la computación y el derecho.

Elementos

Los elementos básicos de un texto expositivo son la definición del tema a tratar, la descripción de dicho tema, la caracterización, narración y los comentarios.

Estructura del texto expositivo

La estructura que debe de seguir un texto para que sea considerado como expositivo es la siguiente:

Importancia

El texto expositivo puede ser considerado de mucha importancia pues además es la forma más común de expresar conocimientos, ideas y noticias. Es un tipo de texto que busca informar a las personas y hacer que la información sea al mismo tiempo comprensible para que se pueda entender bien la idea en orden y con objetividad. Es también importante pues es el tipo de texto al que nos enfrentamos todos los días.

Cómo hacer un texto expositivo

Lo primero que se debe hacer antes de escribir este tipo de texto es tener bien claro cuál será el tema a tratar, para ello, es recomendable elaborar una lista de ideas e investigar en diferentes medios sobre la información necesaria para escribir el texto. El segundo paso es plantear hacia quién va dirigido el texto pues los textos expositivos tienen varias formas de formato.

Se debe tener en cuenta que la información deberá de ser colocada en varios párrafos y que debe además de llevar una adecuada introducción, el desarrollo y la conclusión. Las oraciones idealmente deberán de ser cortas para evitar que el lector se pierda en la lectura. Los párrafos que se utilicen no deben de ser extremadamente largos para evitar también el cansancio y la confusión.

Una buena forma de cerrar este tipo de texto es intentar captar alguna idea del inicio y utilizarla para darle un cierre al escrito. Es también importante al finalizar de escribir el texto revisarlo y editarlo en caso de ser necesario. Puedes buscar palabras repetidas y cambiarlas por sinónimos, utilizar frases nuevas y variar el orden de las oraciones para no caer en un texto rutinario y repetitivo.

Ejemplos

Algunos ejemplos de textos expositivos son los siguientes:

Escrito por Gabriela Briceño V.
WhatsappTwitterFacebook

Recomendado para ti