Psicología

Psicología forense

El ser humano es por lo general, motivado por una serie de razones que lo llevan en algunos casos a cometer un determinado delito ante la ley, y en ocasiones puede que estas actitudes se encuentren condicionadas por su estado mental. Ante la interrogante que surge de saber si las acciones han sido cometidas con pleno consentimiento o no, nace la psicología forense, jurídica y criminal.

¿Qué es la psicología forense?

La psicología forense es la ciencia encargada del estudio de la conducta del hombre en el ámbito legal con el fin de obtener información con respecto a la personalidad y el comportamiento de la persona que ha cometido un crimen determinado.

Definición

La psicología forense es una de las muchas ramas de la psicología que estudia el comportamiento y la conducta de una persona que comete un crimen. Es el medio por el cual se puede obtener una gran cantidad de información con respecto al tipo de personalidad y de comportamiento que posee una persona que ha cometido un delito, buscando principalmente si éste padece de algún tipo de patología mental que le haya llevado a infligir la ley. 

Características de la psicología forense

Entre las principales características de este tipo de psicología se mencionan las siguientes:

Antecedentes

Uno de los principales antecedentes de la psicología forense tiene lugar en el año 1873 cuando Wundt logró crear el primer laboratorio de psicología en Alemania. Posteriormente, una serie de eventos fueron presentándose y Hugo Münsterberg, pudo garantizar que la ciencia forense tenía la gran capacidad de brindar una serie de beneficios al sistema jurídico. En 1895, se empezaron a realizar una serie de experimentos que forman la raíz de la psicología forense.

Historia

La historia de esta rama de la psicología inicia en el momento en el que se funda el primer laboratorio que estudiaba el comportamiento humano, a partir de ese momento, surge la idea de estudiar la posible relación entre la forma de comportarse del hombre y la criminalidad. Durante el siglo XIX, se empezaron a utilizar psicólogos para que trabajaran en juicios a lo largo de Europa y en los años posteriores, aparecieron los primeros intentos de los expertos para poder relacionar la actividad forense con el comportamiento fue en al año 1923, se sentaron los precedentes para el uso de testigos expertos durante los juicios, situación que hizo que la psicología forense se desarrollara de forma considerable.

Fue luego de la Segunda Guerra Mundial que la ciencia se pudo establecer como una disciplina, se empezaron a utilizar psicólogos en los juicios y el reconocimiento de la ciencia aumentó considerablemente. En la actualidad, esta ciencia se ofrece como una carrera universitaria y poco a poco la psicología se unió a la criminología.

Quién es el padre de la psicología forense

Johann Baptista Gustav Gross es considerado como el padre de la psicología forense pues fue él quien empezó a desarrollar diferentes tipos de métodos para poder esclarecer con mayor facilidad y certeza los crímenes cometidos.

Para qué sirve

La psicología forense sirve para poder realizar evaluaciones cognitivas de las personas que han sido acusadas de cometer un crimen y el nivel de implicación que tiene éste dentro del proceso criminal. Puede evaluar también la presencia de algunos tipos de problemas psicológicos o de trastornos psicopatológicos que pueden ser padecidos por el acusado, sin que éste se haya dado cuenta. Sirve además para poder evaluar las capacidades psicológicas de las personas en estudio, así como la presencia de secuelas debido a trastornos o traumas pasados.

Qué estudia

Este tipo de psicología estudia el perfil de un acusado o criminal, la escena del crimen y la estructura en la que esta persona actuó en el momento de cometer el delito. Busca también la posible presencia de enfermedades o problemas mentales que puedan haber sido los responsables de que el crimen se cometiera.

Objetivos

El principal objetivo de la psicología forense es el de poder realizar una evaluación detenida de los agresores para obtener información importante sobre su edad, estatus, empelo y forma de vida. Evalúa también todos los objetos del agresor que han sido encontrados en el lugar de los hechos y diseña estrategias adecuadas para poder interrogar a los acusados para poder obtener de esta manera la mayor cantidad de información posible.

Funciones

Sus funciones implican la elaboración de perfiles psicológicos de las personas acusadas basándose en lo encontrado en la escena del crimen, evalúan la credibilidad que tienen los testimonios que son presentados por los testigos y criminales utilizando técnicas psicológicas capaces de poder analizar la información utilizando criterio e indicadores de conducta. Además, también ayuda a brindar asesoría al personal judicial para que puedan ejercer un rol de investigadores de forma adecuada.

Áreas de la psicología forense

Las áreas en donde este tipo de psicología puede ser aplicada son:

Problemas

Quizá uno de los principales problemas que pueden darse en la psicología forense son los procedimientos contenciosos en donde existen en mucha ocasiones conflictos de intereses entre las partes implicadas, los cuales, intentan influenciar y ejercer presión directa o indirecta en el psicólogo para ajustar los argumentos que serán utilizados más tarde en un juicio. Un segundo problema está relacionado con la recolección de datos únicamente de una de las partes afectas y en conflicto lo que puede ocasionar un daño a la persona que no logra ser indagada.

Teorías

Las teorías que influyen la psicología forense son:

Importancia

La psicología forense cumple un papel muy importante dentro del ámbito legal pues tiene la capacidad de poder estudiar y destacar el estado mental de una persona que ha cometido un delito. Puede probar o desaprobar, que en el momento del incidente, la mente del incriminado pudo haber estado afectado su conducta y por eso cumple un papel de vital importancia en el aporte de información relevante dentro de un proceso judicial. Es por medio de esta ciencia que se logra brindar el mejor asesoramiento a abogados, fiscales y jueces que deben tomar decisiones importantes en un juicio.

Representantes

Entre los principales representantes de esta importante rama de la psicología se mencionan los siguientes:

Ejemplos

Un ejemplo claro en donde este tipo de psicología tiene un papel importantísimo es en el caso de violaciones a menores. Es por medio de esta rama que se logra determinar si en la mente del violador existe algún tipo de condición mental que haya propiciado el ataque y al mismo tiempo evalúa los daños psicológicos que han sido producidos en el menor de edad.

Libros sobre psicología forense

Algunos ejemplos de libros que se pueden encontrar y que abordan el tema son:

Escrito por Gabriela Briceño V.
WhatsappTwitterFacebook

Recomendado para ti