Literatura

Pleonasmo

En el lenguaje se pueden identificar diferentes tipos de figuras retoricas que nos permiten expresar mejor una idea o darle el ritmo a la lectura de un texto. Es el caso de las figuras retoricas de dicción, las cuales son utilizadas para modificar las forma o el sonido de las palabras o su forma sintáctica dentro de la oración. El pleonasmo entra en esta categoría de figuras que nos permiten utilizar palabras innecesarias que no añaden nada a la comprensión de la frase con la función de reforzar el mensaje. En nuestro día a día, es posible toparse en la calle con muchos pleonasmos cotidianos como por ejemplo: “yo personalmente”, “baja para abajo”, “sube para arriba”, “lo vi con mis propios ojos”, “cállate la boca” entre otros.

Pleonasmo

Temas relacionados

Anástrofe, cacofoníaetopeya, metalepsis

¿Qué es el pleonasmo?

El pleonasmo es una figura retórica de dicción que permite reforzar el mensaje añadiendo palabras que no aportan nada a la comprensión de la frase, solo sirve para intensificar la frase. También conocido como redundancia o batología y para algunos lingüistas no representa una figura retórica sino un defecto o falencia del lenguaje. Esta figura retórica puede acompañar a un sujeto, un verbo o un adjetivo.

Historia del pleonasmo

Aunque no se ha determinado el origen detallado de esta figura retórica, se podría afirmar que su proveniencia se pudo generar en la Grecia antigua ya que de allí viene su nombre. Su uso consciente o inconsciente se ha manifestado siempre en todas las épocas, desde las antiguas hasta las modernas.

Las expresiones que hacen uso del pleonasmo se han registrado comúnmente en el contexto popular y en el campo de la lírica poética esta figura retórica ha facilitado el desarrollo del ritmo en muchos versos y ha dado la fuerza y la emotividad que se transmiten en este género.

Actualmente es más conocido como redundancia y aunque su función es darle fuerza a la oración, muchos letrados se excusan luego de hacer uso de éste.

En otros casos, el pleonasmo puede dar pie a una burla o a una reflexión sobre el mismo. Ejemplo: una persona dice “sube para arriba” y otra la dice: “claro porque no puedo subir para abajo”.

Etimología

La palabra pleonasmo proviene del griego y luego fue trasladada al latín. Este término está compuesto por dos palabras “pleon” que significa más o demasiado y “asmo” que es un sufijo que significa movimiento. En este sentido, se puede afirmar que esta figura retórica aporta términos redundantes o innecesarios al texto.

Tipos de pleonasmo

Los pleonasmos pueden ser de tres tipos según las palabras de la frase. Pueden ser pleonasmos de sustantivos, de verbos o de adjetivos:

Ejemplos de frases

A continuación se presentarán varios ejemplos de pleonasmo y procederemos a explicar porque lo son.

Ejemplo 1

“Acceso de entrada”

Todo acceso es para entrar a algo, por eso “de entrada” es un elemento innecesario en la frase y puede catalogarse de pleonasmo.

Ejemplo 2

“Beber líquido”

Beber significa ingerir un líquido, por esta razón, la palabra “líquido” no aporta nada a la frase y es un pleonasmo.

Ejemplo 3

“Circulo redondo”

Todo círculo es redondo, por eso no es necesario agregar el adjetivo “redondo” que no aporta nada a la frase.

Ejemplo 4

“Constelación de estrellas”

Las constelaciones son de estrellas, por eso no hace falta acompañar esta palabra con estrellas porque no aporta algo a la comprensión del mensaje.

Ejemplo 5

“Divisas extranjeras”

Esta frase es muy común por muchos que no saben que las divisas siempre son moneda extranjera. En este caso, se da un pleonasmo por desconocimiento, donde el adjetivo extranjero no aporta nada nuevo a la palabra divisa.

Ejemplo 6

“Hijo varón”

La palabra hijo incluye el género masculino y por esto no es necesario agregar la palabra varón.

Ejemplo 7

“Bésame con tus besos”

En esta frase el pleonasmo se da al añadir al verbo besar, “con tus besos” porque solo se besa con besos. Sin embargo, este tipo de frases se pueden observar en poemas para darle intensidad y fuerza al mensaje emotivo que se desea transmitir.

Ejemplo 8

“Temprano; madrugó la madrugada, temprano estás rodando por el suelo”

Miguel Hernández

En esta frase de Miguel Hernández se pueden observar dos pleonasmos. El primero es temprano madrugo y el segundo es rodando por el suelo. Como se puede observar, esta figura retórica da fuerza al mensaje pero no da valor a la comprensión del texto ya que siempre se madruga temprano o sólo se rueda por el suelo.

Escrito por Valentina Sancler
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…
WhatsappTwitterFacebook

Recomendado para ti