Economía

Activos financieros

Desde que el mundo empezó a tener ciertos conocimientos acerca de lo que son las inversiones y la economía, el ser humano a buscado la manera de siempre invertir para obtener una ganancia de la manera más factible, en la actualidad esto se hace a través de instrumentos como lo son los activos financieros.

¿Qué son los activos financieros?

Cuando se habla de un activo financiero se refiere a un instrumento como su nombre lo indica, del tipo financiero el cual le permite al comprador poseer el derecho de recibir una remuneración a futuro por parte del vendedor. En términos más técnicos es una herramienta que permite tener un derecho sobre el activo real del emisor y a su vez al efectivo que este genere. Lo puede emitir cualquier unidad económica como las empresas y también los gobiernos.

Características de los activos financieros

Las características principales que tienen los activos financieros son:

Propiedades

En un primer lugar, los activos financieros son creados a través de las unidades económicas de gastos, los cuales conforman una forma de mantener las riquezas que se encuentran en estado pasivo y quieren generar más ingresos con los mismos.

A su vez se diferencian enormemente de los activos reales, ya que estos no contribuyen de ninguna forma a mejorar la riqueza general de un país. Esto se debe a que no se contabiliza dentro del producto interno bruto, pero contribuye dentro de los recursos reales económicos fortaleciendo las riquezas.

Tipos de activos financieros

Dentro de sus tipos solo existen dos tipos:

Clasificación

La clasificación de los activos financieros son únicamente dos:

Principales activos financieros

Los principales activos financieros, los cuales los ahorradores ofrecen son:

Planes de microcréditos continuos

Plazo de vencimiento

Con respecto a sus plazos de vencimiento los activos financieros se separan en dos:

Activos monetarios inmediatos y de corto plazo

Son los contratos menos rentables debido a que exigen la remuneración en un tiempo estipulado menor a un año y no ofrecen una gran rentabilidad, por lo que es de los menos escogidos.

Activos de medio y largo plazo

Son aquellos activos que suelen tener una duración que supera los 18 meses de plazo, pero presentan un gran riesgo que le afectan los valores fluctuantes de cada país con respecto al tiempo estipulado para la remuneración del préstamo. (en algunos casos se establecen clausulas para que el activo no se devalué)

Ejemplos de activos financieros

La manera más simple de ejemplificar esto que de la siguiente manera: Un préstamo que realiza un ahorrador a una empresa se le llama activo financiero, esta empresa se encuentra en la “obligación” de vender dicho activo con el fin de que todos los que actúan dentro del proceso obtengan un beneficio (el vendedor de dicho activo, el comprador y el ahorrador) a medio o largo plazo.

Por lo general los que venden estos activos financieros son los bancos a través de sus agentes, a los emprendedores que buscan dinero de manera rápida y no presentan los requisitos para un crédito alto.

Importancia

En la actualidad los activos financieros suponen una gran ayuda para todas las personas que se encuentran involucradas dentro de este proceso. Las agencias que los emiten consiguen financiarse a través de las deudas, mientras que los inversores u ahorradores recuperan sus activos con un valor añadido y los solicitantes consiguen cumplir sus objetivos y metas propuestas dentro del ámbito económico.

Escrito por Grecia Calderón
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…
WhatsappTwitterFacebook

Recomendado para ti