General

Lluvia ácida

El término lluvia ácida, o precipitación ácida, como también es conocida, es el término que se utiliza para describir la precipitación que posee un nivel de pH de menos de 5.6 - un pH de 7 es neutral. La lluvia ácida es una forma de contaminación del aire y hoy día es un tema de gran controversia debido al daño que causa al medio ambiente a nivel mundial. Durante los últimos diez años, este hecho ha provocado la destrucción de miles de lagos y arroyos en los Estados Unidos, Canadá y en algunas partes de Europa. También produce al deterioro de edificios y estatuas al reaccionar con varios minerales. La lluvia ácida se forma cuando los óxidos de nitrógeno y sulfito se combinan con la humedad en la atmósfera para producir ácidos nítrico y sulfúrico.

¿Qué es la lluvia ácida?

Es una condición climática que representa la contaminación del aire provocada por los efectos del combustible cuando éste se quema y por productos químicos que son liberados en el aire de forma constante por las actividades del hombre.

En qué consiste

La lluvia ácida consiste en un tipo de precipitación que posee una elevada concentración de ácido sulfúrico y de ácido nítrico. Además de encontrarse en la lluvia, también la podemos encontrar en la nieve, niebla, granizo, rocío, neblinas y partículas en suspensión que terminan en el suelo. En algunas ocasiones es un fenómeno producido por causas naturales, y en otras, por la emisión de químicos durante las erupciones volcánicas y la descomposición de plantas. Pero la mayor incidencia de lluvia ácida es provocada por la acción humana.

Características de la lluvia ácida

Las principales características de la lluvia ácida son las siguientes:

Tipos

La lluvia ácida puede ser de varios tipos:

Composición

Los componentes que forman la lluvia ácida son los siguientes:

Cómo se origina la lluvia ácida

La lluvia ácida se origina cuando la humedad que se encuentra en el aire se combina con los óxidos de nitrógeno y el dióxido de azufre que son producidos por fábricas, centrales eléctricas y por los vehículos que queman carbón o productos que se derivan del petróleo. Al interactuar con el vapor de agua, se forma ácido sulfúrico y nítrico, y al final, estas sustancias químicas caen a la tierra con las precipitaciones, formando de esta manera la lluvia ácida.

Causas

Son varias las causas que producen la lluvia ácida. El humo que emana de las fábricas y de los incendios; el humo de los automóviles y motocicletas, contienen en su parte interna partículas grisáceas, éstas partículas son muy fáciles de notar y además, están formadas por gases invisibles; los cuales de hecho son los que más daño provocan al medio ambiente.

Otra de las causas para la producción de la lluvia ácida es el combustible, que luego de que es quemado emite humo y por los diferentes efectos de diferentes productos químicos los cuales son liberados en aire de manera constante, esta liberación de humo se da en diferentes actividades que realiza el hombre.

Las centrales eléctricas, las fábricas, las diferentes máquinas y los coches son los principales causantes de producir la lluvia ácida, porque todos ellos son elementos que producen gases contaminantes; como el óxido de nitrógeno y el dióxido de azufre.

La lluvia ácida también puede ser originada por algunas causas naturales; que son generadas por las erupciones de los volcanes; los terremotos también son causas de la lluvia ya que son procesos naturales que liberan grandes cantidades de sustancias contaminantes que logran llegar directamente a la atmósfera.

Consecuencias

Son muchísimas las consecuencias que produce la lluvia ácida en todos las partes que conforman el ambiente y que son negativos para la salud de todos los seres vivos en general. Una de las consecuencias más importantes es la afectación de calidad del agua y los suelos; provocando la desertificación, alterando los niveles de pH, contaminando el suelo debido a la acidificación y afectando la vegetación y los ecosistemas.

La lluvia ácida evita que las plantas se nutran de los minerales que hay en el suelo porque éstos son destruidos por la lluvia, por lo que la vegetación se ve afectada. En los mares, ríos y lagos, el agua se afecta y se acidifica, aumentando la cantidad de metales pesados que son tóxicos y que van desde el plomo, hasta el aluminio, mercurio; manganeso y también cinc. Cuando las aguas se contaminan se afectan las cadenas tróficas y la reproducción de los peces, afectando la fauna.

En el medio urbano se ve afectada a corto y a largo plazo. Se produce corrosión de edificios y degradación de las piedras de las estructuras de monumentos históricos; sumado a las afecciones en la población humana debido a la contaminación del aire.

Prevención

La lluvia ácida puede ser prevenida y solucionada siguiente las medidas que mencionamos a continuación:

Cuál es el pH de la lluvia ácida

Una vez que la lluvia se combina con dióxido de azufre y óxidos de nitrógeno la lluvia se torna ácida. La lluvia ácida generalmente tiene un valor de pH de 4.0. Cuando disminuye los valores de pH de 5.0 a 4.0 quiere decir que la acidez es diez veces mayor.

Cuáles son las principales fuentes emisoras

Las fuentes emisoras de la lluvia ácida son las siguientes:

Conclusión

Como seres humanos responsables con el ambiente, debemos de buscar y poner en práctica las diferentes soluciones y medidas preventivas para evitar la producción de lluvia ácida. Es por esta razón que es de suma importancia la educación y el uso de los recursos adecuados para proteger el medio ambiente.

Escrito por Gabriela Briceño V.
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…
WhatsappTwitterFacebook

Recomendado para ti