Mitología

Hespérides

Las Hespérides dentro de la mitología Griega, son conocidas como las hijas de la noche o “Nix”, cuyos nombres hacen referencia a las Ninfas del Ocaso de acuerdo con lo escrito por el autor Hesíodo, aunque también han surgido algunas versiones en las cuales se dice que fueron hijas de Zeus y Temis, y otros dicen que fueron hijas de Forcis y Zeus, o también dicen que son hijas de Atlas y Hespéride.

Hespérides

Temas relacionados

Damocles, Deucalión, Hades, Ulises

¿Qué son las Hespérides?

Las Hespérides eran las ninfas del ocaso, unas bellas doncellas que se encargaban de cuidar del hermoso Jardín que pertenecía a la diosa Hera, en el cual se encontraba un árbol de manzanas de oro que le otorgaba la inmortalidad a quien las comiera.

Etimología

La palabra Hespéride es un nombre propio que proviene del idioma griego “Εσπεριδες” Hesperides que significa el nombre propio de una de las tres ninfas que existían y que se encargaban de cuidar un jardín muy similar al paraíso terrenal, y que eran hijas de Atlas y Héspeis.

Características de las Hespérides

Las principales características de las Hespérides son las siguientes:

Jardín de las Hespérides

La mitología habla de un bello jardín propiedad de la diosa Hera quizás en las montañas de Arcadia o en la cordillera de Atlas de Marruecos. Este jardín contaba con un árbol de manzanas de oro que daban inmortalidad conocido como el Jardín de las Hespérides. El árbol fue un regalo de bodas de parte de Gea, la Tierra, para Hera, quien los plantó y encargó las Hespérides, que cuidaran el jardín. Pero Hera no confiabas en las ninfas para protegerlo bien por lo que le encargó al custodia a Ladón, un dragón de cien cabezas que jamás dormía.

Cuando Heracles fue castigado por Hera y obligado a realizar los trabajos, el trabajo número once fue robar las manzanas del Jardín de las Hespérides. Heracles se encontró con Atlas, el titán quien cargaba el peso de los cielos le dijo que él mismo le traería las manzanas a cambio de sostener los cielos mientras tanto.

Atlas logró matar a Ladón, pero éste vivía en sus hijos, los árboles llamados dragos. La sangre que salía de las heridas de Ladón cayó sobre el jardín y cada gota formó un dragón. Al regresar con los preciados ya no quería volver a su condena de cargar la cúpula celeste por lo que pensó en llevar las manzanas a Euristeo, pero Heracles le engañó tomó las manzanas y se marchó.

Hércules y las Hespérides

Hércules tuvo que ir a buscar tres manzanas del jardín las Hespérides. Las Hespérides eran unas ninfas hermosas que habían sido encargadas para poder proteger los tres frutos que la diosa les había mandado a proteger junto con el dragón Ladón. Hércules tenía la labor de llevar a Micenas tres de las manzanas de oro del jardín de las Hespérides y para esto, primero tuvo que descifrar el lugar en donde se ubicaba el jardín. Ayudado por unas ninfas, Hércules localizó a Nereo, el dios del mar, y lo inmovilizó para que le dijera el camino a las Hespérides hasta que logro que le dijera donde estaba ubicado el lugar que buscaba.

Curiosidades

Escrito por Gabriela Briceño V.
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…
WhatsappTwitterFacebook

Recomendado para ti