General

Estado laico

Uno de los aspectos más importantes de la laicidad o el Estado laico es que, al separar la religión del estado, se protege la libertad de cada persona para elegir en qué creer o que no cree, dentro de la ley. Esta situación le brinda protección a las personas que no son religiosas de otros personas religiosas. El secularismo defiende que el estado no debería de involucrarse nunca en los asuntos de religión, así como la religión no deberían estar involucrada en asuntos del estado. En muchas ocasiones se pretende hacer entender que el secularismo busca excluir a todas las religiones de tener voz en los debates públicos o un lugar en la vida pública, pero esto no es así, pues las personas religiosas dentro de un Estado siguen teniendo libertad de expresión.

Estado laico

Temas relacionados

Estado aconfesional, Estado confesional

¿Qué es un Estado laico?

Es el Estado que desde el punto de vista jurídico, no tienen una religión o un credo oficial en la Constitución Política, que es independiente de organizaciones religiosas y en donde la religión no influye sobre la política del país.

Definición de Estado laico

El Estado laico nació como resultado de la Reforma Protestante, cuando Martín Lutero clavó Las Noventa y Cinco Tesis en una iglesia católica en Alemania. El documento fue una protesta a puntos clave en la doctrina católica. Esta rebelión llamó la atención de Juan Calvino y Enrique VIII de Inglaterra, quienes comenzaron a actuar con ella iniciando la Reforma Protestante y dando origen al protestantismo.

Un Estado laico consiste en un estado en donde los poderes de la iglesia y el estado se encuentran separados. Básicamente, esto quiere decir que el gobierno del estado no puede ser el resultado de las políticas y creencias de ningún tipo de religión organizada y que ningún líder religioso puede tener la autoridad política automática. También significa que ninguna persona tiene que responder ante ninguna autoridad gubernamental debido a su religión. Por ejemplo, puede postularse para una oficina política sin importar cuáles sean sus creencias religiosas.

Un estado secular entonces, es un país donde el estado se mantiene separado de la religión, y el estado no discrimina ni favorece a las personas en función de sus creencias religiosas. Dentro de un estado secular, el gobierno no interfiere con la religión y sus actividades, siempre que tales actividades se realicen bajo los límites de la ley. Un estado secular no se fundamenta en la religión en el momento de hacer leyes y políticas logrando así una verdadera libertad de religión.

Características

Las principales características del Estado laico son:

Objetivos del Estado laico

El objetivo principal del Estado laico es el de poder asegurar los derechos y las libertades que son consideradas como fundamentales en el ser humano, la libertad sexual, la libertad de elegir los métodos de procreación, la validación de los derechos de las personas homosexuales, la legalización de adopción por parte de parejas homosexuales, y muchos más. Es defender los derechos humanos, principalmente el derecho a la vida.

Ventajas del Estado laico

Las ventajas que podemos obtener a través de un Estado laico son las siguientes:

Desventajas

El Estado laico también tiene algunas desventajas entre las cuales podemos mencionar:

Importancia

El Estado Laico es importante porque implica además de una adecuada autonomía del Estado, una independencia que debe de existir entre la ley civil y las normas religiosas o filosóficas que se dan entre los particulares. Permite además, la libertad de conciencia y de cultos, no los impide ni tampoco coloca a uno de ellos por encima de otros, por el contrario, los garantiza, siempre y cuando no atenten a los derechos humanos y a las leyes penales.

Ejemplos

Algunos ejemplos de Estado laico son los siguientes:

Escrito por Gabriela Briceño V.
WhatsappTwitterFacebook

¿Cómo citar este artículo?

Briceño V., Gabriela. (2018). Estado laico. Recuperado el 30 abril, 2021, de Euston96: https://www.euston96.com/estado-laico/

Recomendado para ti