Música

Claqué

El claqué es un baile característico estadounidense, el sonido que se produce al contacto de los pies con el suelo, remonta la memoria a presentaciones artistas en Broadway y películas norteamericanas; sin embargo, su origen se debe a la fusión de culturas europeas y africanas; además su éxito ha sobrepasado los límites de escenarios pobres donde vivían los esclavos para brillar a nivel mundial.

¿Qué es el claqué?

El claqué es un baile estadounidense también conocido como tap, consiste en realizar un zapateo al ritmo de la música y hacer otros movimientos rítmicos con los pies.

En qué consiste el claqué

Se trata de un baile estadounidense característico que incluye movimientos de manos y pies, resaltando estos últimos por el ritmo y el zapateo característico que produce un sonido “tap”, por el cual tiene ese nombre. Ha trascendido de ser un baile de vecindad a los grandes escenarios teatrales en Broadway y películas norteamericanas importantes.

Características

Origen

Sus raíces se localizan en la fusión de danzas suecas a e irlandesas junto a danzas africadas, como la juba, entre el siglo XVII y XVIII.

Historia del claqué

Al prohibirse a los africanos migrantes y afrodescendientes que usen instrumentos de percusión (1739), ellos pasaron a emplear las manos y pies para generar el sonido deseado. Así, al inicio era un baile propio de los esclavos africanos, luego se mejoró en Estados Unidos, tras la Guerra de Secesión.

El nombre del baile se debe al sonido producido por las plaquitas de metal puestas en los zapatos del bailarín cuando tocan el piso. Con precisión, se inició en 1830 en un barrio neoyorquino.

Los danzantes, inmigrantes de diversos orígenes, se reunían para competir y demostrar sus mejores habilidades y movimientos. De la mezcla de todas aquellas danzas, nació un nuevo estilo de baile conocido comúnmente como el tap americano. Se abandonó la postura rígida del baile irlandés y se usaron brazos y hombros para crear nuevos pasos; el corazón de este baile es la improvisación.

Su época cumbre se dio entre los años 30 a 40, su popularidad aumentó debido a los musicales en Hollywood; después el tap se apartó de los escenarios estadounidenses hasta reaparecer en los años 70. Durante los 80 se presentaron diferentes shows en Broadway y películas, en los cuales le dieron un nuevo impulso al tap.

Elementos

Técnicas

Pasos básicos del claqué

Aprendizaje

Las clases duran alrededor de una hora, se inicia con el calentamiento para estirar los músculos de las piernas y pies. Los bailarines deben practicar una serie de pasos básicos, aumentando combinaciones más difíciles a medida que ganan experiencia.

Debido a que el claqué es una danza vigorosa, requiere mucha fortaleza física y es necesario que el bailarín se encuentre en adecuada forma física y mediante la aptitud aeróbica alcance el control del músculo.

Zapatos

Debe recordarse que los bailarines originales estaban descalzos y el sonido característico era producido por sus propios pies al contacto con el suelo. Fue Bill Robinson, conocido como Bojangles, quien difundió el uso de zapatos con suela y talones de madera.

A inicio de 1900 se colocaron placas metálicas en la punta y talón de los zapatos con suela de cuero de los bailarines. Los tacones de aluminio se emplearon por primera vez en 1910.

En la actualidad existen tacones más especializados en una variedad de formas y grosores para generar sonidos específicos deseados por los bailarines.

Música

Pese a que el claqué puede realizarse con cualquier tipo de música, algunos de los temas más recordados son:

Beneficios del claqué

Importancia

El claqué o tap en sí mismo tiene un aporte cultural para el mundo a través de la historia de su origen, resulta un tipo de reivindicación de la influencia africana en la comunidad estadounidense y que los elementos artísticos más importante y trascendentes son aquellos que han surgido de la fusión cultural y mantienen una visión amplia para estar en constante actualización.

El claqué involucra un factor turístico importante, saludable como ejercicio y equilibrador del ánimo, además de recreativo por tratarse de arte.

Escrito por Grecia Calderón
WhatsappTwitterFacebook

Recomendado para ti