Transportes

Biocombustible

Los combustibles son sustancias que los seres humanos pueden obtener para poder crear energía. Existen muchos tipos de combustibles y entre ellos encontramos el biocombustible, el cual se puede obtener por medio de una serie de procesos relacionados con la fijación biológica del carbono. Se puede decir que cualquier tipo de combustible que sea creado a partir de materia viva, puede ser considerado como un biocombustible.

¿Qué es el biocombustible?

El biocombustible o biocarburante es un tipo de combustible que ser forma a partir de la mezcla de la biomasa o materia orgánica de los organismos o de los desechos metabólicos de los mismos con el objetivo de producir energía.

Características del biocombustible

Entre las principales características de los biocombustibles se mencionan las siguientes:

Historia

La primer experiencia sobre el uso de los biocombustibles en el transporte público data del año 1938 cuando se usó un tipo de biodiesel durante la Segunda Guerra Mundial y de hecho fue muy usado por las tropas de guerra para poder llevar los vehículos pesados hacia la parte norte del continente africano.

La historia sobre la producción de los biocombustibles tiene sus inicios en el siglo XIX durante la primera década cuando surgió la necesidad, principalmente por parte del gobierno norteamericano y de algunos países europeos de poder fabricar biocombustibles como un tipo de energía alternativa con el objetivo de lograr eliminar o reducir el uso de hidrocarburos. En el año 1895, surgió la idea de utilizar aceites vegetales como un tipo de combustible para los motores que funcionaban con combustión interna y fue así como Rudolf Diesel logra desarrollar el primer motor de diésel listo para trabajar con estos tipos de aceite.

Tipos de biocombustible

Existen varios tipos de biocombustible:

Composición

Los principales componentes del biocombustible se derivan por lo general de semillas oleaginosas, de la caña de azúcar, trigo, yuca, soya, palmeras, girasol, aceite de algas y otros más, por lo tanto en su composición se pueden encontrar lípidos naturales.

Para qué sirve

Los biocombustibles son una importante fuente de energía que resulta de mucha utilizada para diferentes actividades industriales, doméstica y humanas. Sirven para producir electricidad y calor pero sobre todo, sirven para el transporte pues además de ser más económicos que otros tipos de combustibles, también mejoran el rendimiento de los automóviles.

Obtención

La forma de obtención de los biocombustibles depende sobre todo del tipo de combustible que se quiere crear. Por ejemplo, el biogás, puede ser obtenido a partir de la mezcla de gases los cuales se descomponen por medio de bacterias. El biodiésel por su parte, necesita de una serie de procesos químicos para su obtención como por ejemplo la transesterificación a partir del metanol. En el caso del bioetanol, se necesita de un proceso de fermentación de monosacáridos no cristalizables que provienen de la remolacha o de la caña de azúcar. La hidrólisis es otro de los medios de obtención para los biocombustibles así como la fermentación.

Rendimiento

El rendimiento de los biocombustibles es bastante positivo puesto que tienen la capacidad de ser más económicos, de poder fabricarse con facilidad y de evitar la contaminación que puede llegar a darse en el medio ambiente. Este rendimiento siempre dependerá de a cantidad de cultivos que se puedan cosechar para su fabricación.

Impacto ambiental

Los biocombustibles son beneficiosos para el medio ambiente pues producen menos cantidades de monóxido de carbono, hidrocarburos y partículas que pueden resultar también dañinas para el ser humano. Son capaces de reducir los gases de efecto invernadero y son además una importante fuente de energía renovable que hace posible una gran disminución de los residuos, disminuyendo también la deforestación.

Es importante mencionar que todos estos beneficios con el medio ambiente dependerán en gran manera de el tipo de producción industrial con el cual se obtengan los biocombustibles pues cuando se utilizan técnicas incorrectas también pueden ser generadas emisiones de gases efecto invernadero lo que contrarresta todos los beneficios de los biocombustibles.

Coste por país

Ventajas del biocombustible

Son varias las ventajas que pueden ser obtenidas gracias a los biocombustibles, en primer lugar, su costo es mucho menor que el de otros tipos de combustibles como la gasolina. Los procesos que se utilizan para su producción tienen mayor eficiencia pues consumen menos y además producen una contaminación menor en el ambiente. Son una excelente fuente de energía y disminuyen las emisiones de azufre y carbono.

Con la creación de los biocombustibles se puede incluso, reducir la cantidad de basura pues una parte de ella se puede utilizar en la fabricación del biocombustible. Por último, es un tipo de combustible más seguro de utilizar incluso en términos de manipulación si lo comparamos con los combustibles fósiles. Además, la producción de los biocombustibles generan buenas fuentes de empleo. Cuando no se tiene un adecuado control, la producción de estos combustibles puede llegar a provocar que se pierdan bosques tropicales y al mismo tiempo la diversidad de la zona, se pueden secar debido a esto las fuentes naturales de agua y los humedales.

La gran demanda de los biocombustibles puede provocar la quema de bosques para poder establecer plantaciones lo que libera grandes cantidades de dióxido de carbono en la atmósfera y también le da más poder a los monocultivos utilizando plaguicidas y herbicidas que contaminan el agua, dañan al ser humano y el medio ambiente.

Desventajas

Los biocombustibles también presentan algunas desventajas. Debido a la gran cantidad de fertilizantes con nitrógeno que se usan en los sembradíos, los biocombustibles que provienen de los vegetales pueden llegar a producir un aumento en las emisiones de óxido de nitrógeno lo que produce daños en el medio ambiente.

Son combustibles que brindan menor cantidad de energía y por esto, se necesitan grandes cantidades de materia prima. Además, en muchas ocasiones para poder producirlo, se necesita hacer uso de superficies de cultivo más grandes y esto produce que se pierdan los bosques, los cuales son necesarios para el consumo del dióxido de carbono. Estudios también han provocado que, durante la producción del biocombustible se utilizan fósiles y esto produce que las emisiones de dióxido de carbono aumenten.

Importancia

Los biocombustibles, cuando son fabricados de forma correcta, son muy importantes puesto que son considerados como un tipo de energía renovable. Como es un combustible totalmente ecológico, es amigable con el medio ambiente y son menos costosos. Tiene la capacidad de reducir la emisión de gases que ocasionan el efecto invernadero casi en un 80% y genera un ahorro importante en el uso de los combustibles. Todo lo anteriormente mencionado representa la importancia de los biocombustibles cuando se aplican las técnicas agrícolas correctas y las estrategias necesarias para evitar daños en la naturaleza.

Ejemplos

Algunos ejemplos de biocombustibles se mencionan a continuación:

Escrito por Gabriela Briceño V.
WhatsappTwitterFacebook

¿Cómo citar este artículo?

Briceño V., Gabriela. (2021). Biocombustible. Recuperado el 11 abril, 2021, de Euston96: https://www.euston96.com/biocombustible/

Recomendado para ti