Química

Antimonio

El antimonio es un elemento químico semimetálico que puede existir en dos formas: la forma metálica que es brillante, plateada, dura y quebradiza; y la forma no metálica que es un polvo gris. Es un mal conductor del calor y de electricidad, es estable en el aire seco y no es atacado por ácidos diluidos o álcalis. El antimonio es un mineral que ha sido conocido desde la antigüedad. En algunas ocasiones puede ser encontrado libre en la naturaleza, pero generalmente se obtiene de los minerales stibnita y valentinita. El símbolo de este mineral es el Ojo de Horus, un antiguo símbolo egipcio de protección, poder real y buena salud. Los antiguos egipcios usaban sulfuro de antimonio como máscara de pestañas.

Antimonio
  • Símbolo: Sb
  • Número atómico: 51
  • Grupo: 15, Metaloides

¿Qué es el antimonio?

Es un elemento químico de la tabla periódica que puede ser encontrado de forma libre en la naturaleza. Mal conductor de calor y de electricidad es un mineral que ha sido conocido desde épocas antiguas.

Características del antimonio

Entre sus principales características podemos mencionar las siguientes:

Historia

El antimonio y los compuestos que lo formaban eran ampliamente conocidos en la época antigua, incluso podemos encontrar un jarrón hecho de antimonio con más de 5.000 años en el Museo del Louvre en París. El sulfuro de antimonio (Sb2S3) es mencionado en un papiro del pueblo egipcio del siglo XVI a. C. La forma negra de este pigmento, que se produce de forma natural como la estibina mineral, se usó como máscara y fue conocida en su época como khol. El personaje histórico más famoso que utilizó este mineral fue Jezabel cuyas hazañas están registradas en la Biblia. Durante los siglos VI y VII a.C., surgió otro pigmento conocido por la civilización caldea, en lo que hoy es el sur de Iraq y era conocido como antimonita de plomo amarillo. Este mineral fue también encontrado en el esmalte de ladrillos que decoraban el pueblo de Babilonia y data de la época de Nabucodonosor. Se usó ampliamente en la época medieval, principalmente para endurecer el plomo por sus características, aunque algunos fueron tomados medicinalmente como una píldora laxante.

Quién descubrió el antimonio

El antimonio es un mineral del que se tienen datos ancestrales pues incluso es mencionado en el Viejo Testamento, aunque posiblemente, los pobladores de la época no le conociesen en estado metálico y se confundiera con su sulfuro. No se tiene una persona específica que haya lo descubierto, pero sus diferentes propiedades fueron descritas alrededor del año 1.450 por el alquimista alemán Basil Valentine, que es considerado como su descubridor.

Propiedades

Para qué sirve el antimonio

Cuando se encuentra en su forma natural puede ser utilizado en la fabricación de diferentes dispositivos semiconductores, en la creación de detectores infrarrojos y diodos. Es muy usado en la creación de diferentes aleaciones con otros metales como el plomo, para lograr fabricar baterías, armas, revestimientos para cables y diferentes productos industriales. Es un componente importante en las soldaduras suaves que son fundidas a temperaturas menores a los 325 ° K. Su función principal es la de consolidar la soldadura y suprimir la formación de los alótropos del estaño.

Escrito por Gabriela Briceño V.
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…
WhatsappTwitterFacebook

Recomendado para ti