General

Soldadura

Uno de los procesos más utilizados en la fabricación de diferentes aplicaciones industriales es la soldadura pues por medio de ella se puede realizar la unión de dos o más componentes. Es un proceso que tiene una gran versatilidad gracias a todas las modalidades que existen hoy en día las cuales se fundamentan en los procesos de fusión.

¿Qué es una soldadura?

La soldadura es un proceso por medio del cual se puede realizar la unión de dos materiales los cuales por lo general son metales o termoplásticos por medio de un proceso de fusión en el cual los elementos se sueldan para derretirlos agregando un material de relleno que cuando se enfría se hace fuerte.

En qué consiste

La soldadura es un proceso extendido y utilizado por medio del cual se pueden unir dos o más materiales por medio del proceso de fusión en el cual dos piezas logran ser soldadas fundiéndolas y agregando posteriormente un material de relleno o de aportación para lograr conseguir un baño de soldadura. Una vez que la soldadura se enfría, se logra entonces crear una unión fija.

Historia

Los primeros procesos de soldadura que existieron se remontan a épocas muy antiguas y datan desde la Edad de Bronce. Durante la Edad de Hierro, el pueblo egipcio y los habitantes del Mediterráneo aprendieron las técnicas para soldar trozos de hierro, dato que fue obtenido por medio de las herramientas que fueron encontrados las cuales datan del año 1000 a.C. En la Edad Media, se logró desarrollar el arte de la herrería y con ello, se pudo unir por medio de distintos procesos los materiales.

Fue en el siglo XIX cuando la soldadura empezó a desarrollarse hasta lo que conocemos hoy en día. A inicios del siglo XIX, Sir Humphry Davy, logró desarrollar la producción de un arco eléctrico con dos electrodos de carbono, este aparato utilizaba una batería de tipo eléctrica y se considera que ésta acción fue la que inició el desarrollo de la soldadura. Luego se inventó el generador eléctrico, el cual podía encender el arco almacenando al mismo tiempo gran cantidad de corriente.

En el año 1836, Edmund Davy y logró descubrir las diferentes propiedades del acetileno y ese gas se utilizó en la soldadura por llama pues aportaba una gran cantidad de energía durante el proceso de combustión. En 1881, Auguste De Méritens, quien trabajaba en un laboratorio francés utilizó por primera vez el calor que era generado por un arco eléctrico para unir placas de plomo y en 1885, Nikolai N. Benardos y Stanislaus Olszewski lograron conseguir una patente sobre el proceso de soldadura. En 1890, Charles L. Coffin logró obtener la primer patente en Estados Unidos para realizar un proceso de soldadura por arco en el cual utilizaba un electrodo de metal.

A partir del año 1900 en Gran Bretaña, A. P. Strohmenger mejorar el sistema utilizando un electrodo de metal revestido con una capa de arcilla bastante fina la cual proporcionaba un arco con mayor estabilidad y al mismo tiempo daba protección a la soldadura contra el oxígeno presente en el aire. Por medio de Elihu Thomson se logró crear la soldadura por resistencia y en el año 1903, Hans Goldschmidt creó la soldadura aluminotérmica, un sistema que se basaba en el proceso exotérmico de la termita (una mezcla reactante) en la cual se daba la reducción del óxido de hierro dejando como residuo al aluminio.

Con la Primera Guerra Mundial, la demanda en la producción de armas hizo que la soldadura tomara mayor importancia. Varias empresas empezaron a surgir a lo largo de América y Europa y se empezaron a construir máquinas de soldaduras y electrodos. Luego de la guerra, se fundó la American Welding Society, la cual se dedicó al avance de la técnica y los procesos.

Para qué sirve la soldadura

Básicamente, la soldadura es un proceso que es utilizado para poder unir piezas metálicas por medio de la aplicación de una corriente eléctrica con el objetivo de poder sobrecalentar y posteriormente fundir el metal, el cual, luego de que se enfría, adquiere una consistencia fija.

Tipos de soldadura

Los tipos más populares de soldadura se mencionan a continuación:

Equipo necesario

Son varios tipos de equipos los que se necesitan para poder realizar una soldadura, éstos se mencionan a continuación:

Materiales

Por regla general, se puede decir que todos los metales tienen la capacidad de ser soldados pero es importante recordar que cada uno de ellos tiene sus características, ventajas y desventajas. Entonces, se debe determinar la soldabilidad del metal para determinar sí es óptimo para realizar una soldadura. Los mejores metales que pueden ser soldados incluyen los aceros, aceros inoxidables, el aluminio y todas sus aleaciones, el níquel, cobre y titanio incluyendo sus aleaciones y el hierro fundido.

Explicación del proceso

El proceso de soldadura es un método por medio del cual se puede transmitir el metal de aporte hacia el metal base para de esta forma producir una unión. El primer paso que se deberá hacer es limpiar adecuadamente todas las superficies desde el punto de vista mecánico y químico y luego se deberán de recubrir con una capa de material fundente para evitar una oxidación posterior. Luego, se deberán de calentar las superficies utilizando un soldador y cuando alcanzan la temperatura de función del metal de aportación, entonces el metal podrá correr de forma libre mojando las superficies y endureciéndose una vez que se enfría.

En el caso de las soldaduras fuertes, se deberá de alcanzar una temperatura de 800º centígrados y para realizarlas se pueden utilizar aleaciones de plata y estaño, de cobre y de zinc. En este tipo de proceso se deberá de cubrir la superficie y por medio de un soplete de gas se aportará el calor necesario para que se logre crear la unión, es un proceso que se realiza cuando se necesita que las piezas tengan la capacidad de resistir esfuerzos sumamente elevados o temperaturas excesivas.

Cuando se realiza una soldadura por presión en frío no se necesita aportar calor y se puede realizar limpiando la superficie primeramente, luego se unen las superficies y se aplica una presión sobre ellas hasta que se logre producir la unión. También se puede hacer por medio de fricción haciendo girar el extremo de una de las piezas para que se ponga en contacto con la otra y el calor que se produce debido a la fricción tiene la capacidad de unir las piezas por deformación plástica.

Ventajas de la soldadura

Entre las principales ventajas que se pueden obtener por medio de la soldadura se mencionan las siguientes:

Desventajas

La soldadura también tiene algunas desventajas. Las principales de ellas son:

Importancia

La soldadura es un tipo de proceso que tiene un papel fundamental en varias ramas de la industria pues brinda la capacidad de poder crear productos seguros y confiables sobre todo en la fabricación y el proceso de piezas, láminas y máquinas en las cual es la soldadura es un proceso necesario. Es además el medio ideal para poder darle calidad a las uniones de los metales y proporciona un uso más eficiente de la energía.

Escrito por Gabriela Briceño V.
WhatsappTwitterFacebook

¿Cómo citar este artículo?

Briceño V., Gabriela. (2021). Soldadura. Recuperado el 22 noviembre, 2021, de Euston96: https://www.euston96.com/soldadura/

Recomendado para ti