General

Cizallado

En la actualidad existen muchos tipos de herramientas que facilitan el trabajo en los procesos industriales principalmente cuando se necesita cortan algún tipo de material de consistencia dura, por ejemplo el metal. Para esto se puede utilizar una máquina conocida como cizalla, una herramienta utilizada en el proceso de cizallado, el cuál puede realizar cortes en diferentes tipos de materiales.

¿Qué es el cizallado?

El cizallado es un tipo de operación industrial que realiza un corte en una determinada lámina de metal a lo largo de una línea recta ubicada entre los dos bordes de corte con el objetivo de reducir láminas grandes en partes más pequeñas.

En qué consiste el cizallado

El cizallado o guillotinado como también se le conoce es un proceso u operación consiste en el corte de una lámina de metal el cual se realiza en línea recta entre los dos bordes que se han establecido previamente para el corte. Es realizada por medio de una máquina conocido con el nombre de cizalla y por medio de este proceso es posible lograr realizar cortes limpios, rápidos y precisos en forma recta, transversal, diagonal o longitudinal a la placa. Es entonces un corte mecánico de metales sin la producción de viruta, en otras palabras, sin residuos y sin el uso de sopletes o de otros métodos de fusión.

Historia

En la historia de la metalurgia, el ser humano ha intentado desde épocas prehistóricas, desarrollar diferentes tipos de herramientas y utensilios con el objetivo de cortar y dar forma a los metales. Con el desarrollo del siglo XIX, se empezaron a crear sistemas nuevos de transporte terrestre y marítimo lo que planteo nuevos retos a la tecnología. En esta historia se incluye la cizalla, la cual en sus inicios era una simple hoja de metal que se doblaba en forma de U. En el siglo XIV, aparecen las primeras tijeras de pivote las cuales tenían dos hojas que se podían movilizar por medio de un eje, en ese tiempo la cizalla era conocida con el nombre de tijera de palanca y funcionaba de forma manual, fue así como se empezaron a dar los primeros procesos de cizallado.

A mediados del siglo XIX, se logró diseñar la primera cizalla a vapor y en los años posteriores, este tipo de máquina junto con el proceso se empezó a desarrollar cada vez más fabricándose máquinas más potentes y sofisticadas. Ya para el siglo XX, el cizallado era un proceso bastante común y se empezaron a utilizar tecnologías que incluían plasmas y láseres. Fue así como el cizallado fue evolucionando hasta lo que se conoce hoy en día.

Para qué sirve el cizallado

El cizallado es un proceso qué sirve para poder cortar láminas o placas de metal generando cortes limpios y precisos. Es ideal cuando se necesita realizar algún corte conforme regular redonda u ovalada incluso puede también ser utilizado para realizar cortes irregulares. Cuando el proceso se realiza en frío, puede ser utilizado en materiales más delgados como las telas, plásticos, caucho y productos de madera.

Es entonces un medio por el cual se pueden realizar cortes rectos tanto a lo ancho como a lo largo de un determinado material por medio de una cuchilla. Este método de corte, también conocido como guillotinado, puede ser también utilizado para cortar papel y para refinar libros, por lo cual es considerado como un aparato muy útil en varios tipos de industrias.

Tipos de cizallado

Dependiendo del tipo de cizalla, el proceso del cizallado puede darse de dos formas diferentes:

Equipo necesario

Básicamente, el equipo que se necesita para realizar el cizallado es una herramienta conocida con el nombre de cizalla la cual se encargará de realizar los cortes en los distintos materiales que se necesitan trabajar. Su uso es bastante sencillo y las cuchillas de la cizalla, solamente deberán de ser colocadas sobre la superficie hasta que la resistencia del material que se está trabajando logre ser vencido y se rompa.

Pueden ser utilizadas las cizallas de tipo manual que incluyen los siguientes tipos de herramientas:

También pueden ser utilizadas las cizallas de tipo automático, como por ejemplo:

Materiales

Son varios los tipos de materiales que pueden ser utilizados o trabajados por medio del cizallado, entre ellos encontramos primeramente el metal y luego, también se pueden usar materiales menos resistentes como la cerámica, caucho, papeles, fibras, telas y plástico.

Explicación del proceso

El proceso del cizallado es básicamente el mismo al de una tijera pues los filos de las cuchillas deben de enfrentarse ejerciendo una presión sobre la superficie que se desea cortar, de esta manera se logra vencer la resistencia que ejerce dicha superficie posteriormente rompiéndose y separándose en dos. Este tipo de presión puede ser obtenida realizando una palanca entre un brazo fijo que es colocado en la parte de abajo y otro brazo que se encarga de subir y bajar realizando al mismo tiempo cierta cantidad de presión.

Ventajas

Entre sus principales ventajas se mencionan las siguientes:

Desventajas

En realidad son muy pocas las desventajas del proceso del cizallado. En algunos casos, pueden presentarse las siguientes desventajas:

Importancia del cizallado

El cizallado Es un medio muy importante en el campo de la industria porque gracias a él es posible elaborar diferentes tipos de cortes en materiales como la madera, el plástico, las láminas metálicas y el papel. Gracias a esta técnica es posible realizar cortes incluso en prendas textiles, es usada en algunas máquinas como las podadoras y en mandíbulas de vida, un aparato que es necesario para las distintas operaciones de rescate.

Escrito por Gabriela Briceño V.
WhatsappTwitterFacebook

¿Cómo citar este artículo?

Briceño V., Gabriela. (2021). Cizallado. Recuperado el 22 noviembre, 2021, de Euston96: https://www.euston96.com/cizallado/

Recomendado para ti