Física

Corriente continua

La corriente continua cuya abreviatura se representa con las letras DC, es un flujo de carga eléctrica que nunca cambia de dirección. La corriente continua es producida por baterías, pilas de combustible, rectificadores y generadores con conmutadores. Este tipo de corriente fue sustituida por la corriente alterna para la potencia comercial común porque no era rentable transformarla a los altos voltajes que eran necesarios para la transmisión de electricidad a larga distancia.

¿Qué es la corriente continua?

Es el flujo de electricidad que se da por medio de un conductor entre dos puntos que poseen diferente potencial y en donde las cargas eléctricas circulan siempre en una misma dirección.

Características de la corriente continua

Las principales características de la corriente continua son las siguientes:

Origen

El origen de la corriente continua surgió en 1881 con Edison quien creó la primer lámpara eléctrica de la historia.

Historia

La corriente salió por primera vez al mercado, en el año 1881 cuando Edison presento la primera lámpara eléctrica de la historia, luego, fue una revolución debido que se podía reemplazar el vapor de los motores y hacerlos funcionar con corriente. Con el paso de los años surgió con Nicola Tesla la primera forma de corriente alterna, a partir de ese momento los científicos se esforzaron por defender sus postulados acerca de cuál de las dos formas de corriente eran mejor. El mundo en ese momento eligió la corriente alterna pues la corriente continua era difícil de ser transportada largas distancias y la corriente alterna permitía hacer esto por muy bajo costo lo que determino que hasta el día de hoy, el tendido eléctrico de las calles sea de corriente alterna.

Quién la descubrió

La corriente continua fue la primera forma de corriente que se utilizó en el año 1881 y fue Edison quien creó la primera lamparita eléctrica de la historia. Con el paso del tiempo surgió de la mano de Nicola Tesla la primera forma de corriente alterna. Sin embargo al ser un tipo de corriente difícil de transportar, no tuvo una gran aceptación.

Para qué sirve

La corriente continua sirve en muchos tipos de aplicaciones y aparatos que poseen un voltaje pequeño y que son alimentados mediante baterías, las cuales por lo general son recargables y que suministran de forma directa corriente continua o corriente alterna. También puede ser utilizado en generadores de corriente continua por medio de células solares, dado el nulo impacto medioambiental del uso de la energía solar frente a los medios convencionales.

Cómo se genera

La corriente continua puede llegar a ser generada por medio de la corriente alterna rectificada utilizando un generador de corriente alterna que se conecta a un banco rectificador para obtener finalmente la corriente continua. Los generadores más utilizados son los llamados dinamos que poseen una serie de carbones en su colector que cuando roza los conectores de cobre que están colocados de forma radial sobre el eje, dejan el potencia de corriente continua pulsante en los terminales del dinamo.

Frecuencia

La corriente continua no tienen ningún tipo de frecuencia porque este tipo de corriente no varía su valor de forma constante. Cuando se transforma únicamente cambia el valor de la tensión alterna por uno que puede aumentar o reducirse por medio del campo magnético que es generado por las bobinas y el núcleo.

Ventajas

Algunas de las ventajas que tiene el uso de la corriente continua son las siguientes:

Cómo se mide

Para poder medir la corriente continua se necesita un multímetro y se debe seleccionar en él, la unidad que se esté utilizando para hacer la medida, en este caso los amperios. El aparato tiene dos cables, uno rojo y uno negro los cuales deben de estar correctamente conectados. Luego se debe de seleccionar una escala adecuada y se debe de ubicar en el paso de la corriente que se desea medir. Para lograr esto se debe de abrir el circuito en el lugar en donde la corriente se mide y se conecta el multímetro. Cuando la lectura da resultados negativos, quiere decir que la corriente circula en un sentido opuesto al que se había supuesto.

Cómo se transforma la corriente alterna en corriente continua

El proceso por medio del cual la corriente alterna se convierte en corriente continua se conoce con el nombre de rectificación y consta de tres etapas. En la primera etapa, se rectifica la señal transformando la entrada negativa en positiva disminuyendo la diferencia de potencial por medio de un transformador. Luego se realiza un filtrado para disminuir el rizado de la señal pulsante rectificada para obtener una señal triangular y por último la señal se nivela obteniendo una salida continua constante. Este tipo de tecnología se basa en el uso de diodos o tiristores.

Ejemplos de aparatos que funcionan con corriente continua

Algunos ejemplos de artefactos que utilizan corriente continua para funcionar son:

Escrito por Gabriela Briceño V.
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…
WhatsappTwitterFacebook

Recomendado para ti