Astronomía

Planetas gaseosos

El gigante de gas o planeta gaseoso como también es conocido es un planeta grande que está compuesto principalmente de gases, como el hidrógeno y helio, con un núcleo rocoso relativamente pequeño. Los gigantes gaseosos de nuestro sistema solar son Júpiter, Saturno, Urano y Neptuno. Estos cuatro planetas gigantes, también llamados planetas jovianos después de Júpiter, residen en la parte exterior de nuestro sistema solar más allá de las órbitas de Marte y el cinturón de asteroides. Júpiter y Saturno son sustancialmente más grandes que Urano y Neptuno, y cada par de planetas tiene una composición algo diferente.

Planetas gaseosos

Temas relacionados

Planetas enanos

¿Qué son planetas gaseosos?

Son los planetas que se encuentran ubicados en la parte externa del sistema solar y que están formados principalmente por hidrógeno y por helio, lo que es un reflejo de la composición de la nebulosa solar primigenia

Cuáles son los planetas gaseosos

Los planetas gaseosos que existen en nuestro sistema solar son los siguientes:

Es importante también mencionar que debido a la diferencia que tienen todos estos planetas en su estructura y en su composición, los cuatro gigantes gaseosos por lo general se diferencian por nombre, Júpiter y Saturno se clasifican como “gigantes de gas”, mientras que Urano y Neptuno se conocen con el nombre de “gigantes de hielo”.

Características

Las principales características de los planetas gaseosos son las siguientes:

Por qué se llaman planetas gaseosos

Los planetas gaseosos se llaman de esta manera porque son planetas en los cuales su composición hay dominación de los gases, principalmente el hidrógeno y helio. La mayoría de los exoplanetas o planetas extrasolares que han logrado ser descubiertos hasta ahora son gaseosos también debido a que son planetas de mayor tamaño y masa. Son también llamados planetas gigantes porque su tamaño es mucho mayor que el de los planetas terrestres del sistema solar y porque debido a esto, son más fáciles de descubrir por los científicos que otros planetas.

En qué se diferencian de los planetas rocosos

Una de las principales diferencias que podemos notar entre los planetas gaseosos y los planetas rocosos es que los primeros están compuestos principalmente de hidrógeno y metano, en otras palabras, están compuestos por gases; en cambio, los planetas rocosos están compuestos en su mayor parte por una superficie sólida y roca.

Otras de sus diferencias es que los planetas gaseosos no tienen una superficie que cuente con una buena definición, mientras que los planetas rocosos la tienen. Los planetas rocosos poseen atmósferas secundarias que han surgido de los procesos geológicos internos de la tierra, en cambio, los planetas gigantes gaseosos, tienen atmósferas primarias que han sido capturadas de forma directa de la nebulosa solar original.

Ejemplos de planetas gaseosos

Los planetas gaseosos son: Júpiter, Saturno, Urano y Neptuno, además de algunos que se encuentran en la parte exterior del sistema solar.

Escrito por Gabriela Briceño V.
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…
WhatsappTwitterFacebook

Recomendado para ti