Ciencias de la Tierra

Estructura interna de la Tierra

A lo largo del tiempo, los científicos se han encargado de averiguar la forma en la que el la Tierra está formada y esto ha hecho que surjan diferentes métodos para poder analizar y estudiar sus capas y componentes. Nuestro planeta se encuentra formado por una gran cantidad de rocas y se separa en su parte interna por diferentes tipos de mantos, por esta razón se dice que la misma se encuentra separada en su parte interna por diversas especies de materiales rocosos. Son tres las capas que conforman la estructura interna de la Tierra: la corteza, el manto y el núcleo.

¿Qué es la estructura interna de la Tierra?

La estructura interna de la Tierra se refiere a las diferentes capas concéntricas que forman la estructura terrestre en las cuales se alternan los elementos que componen al planeta en sí.

Características de la estructura interna de la Tierra

La estructura interna de la tierra está formada por tres capas importantes cada una de ellas con sus respectivas características, propiedades y composiciones. Todas sus capas tienen una importante intervención en cuanto a los procesos que se dan en el planeta, por ejemplo, la presencia de terremotos. Una forma de poder caracterizarla sería compararla con la piel de una cebolla, cuando una se retira inmediatamente surge otra nueva. Las capas además poseen propiedades químicas y geológicas importantes y únicas, incluyendo cambios significativos en cuanto a temperatura y presión.

Propiedades físicas

Cuando se refiere a las propiedades físicas de la estructura interna se habla sobre las propiedades que tienen las rocas, sólidos y líquidos que pueden ser encontradas en cada una de ellas. En cuanto a las propiedades físicas, la estructura podría dividirse en varias partes que incluyen un núcleo interno, uno externo, la mesosfera, astenosfera y por último la litosfera.

Entre sus principales características se menciona la presencia de hierro sólido y líquido, la presencia de rocas comprimidas controladas por la presión y la temperatura, rocas con poca fuerza, débiles y fáciles de deformar y en otros lugares se pueden encontrar rocas frías, más fuertes y rígidas.

Propiedades químicas

Las propiedades químicas con medidas dependiendo de cómo las rocas pueden cambiar su densidad. Su núcleo se caracteriza por ser más denso y está compuesto principalmente por hierro metálico, níquel y otros elementos. En el manto encontramos silicatos de hierro y magnesio, tienen una menor densidad y la corteza posee un tipo de composición granítica.

Capas

Para diferencias las capas de la estructura interna de la Tierra se han establecido y utilizado dos diferentes modelos. Cada uno de ellos posee una subdivisión diferente, sin embargo, algunas de ellas también tienen muchas similitudes en cuanto a características.

Modelo Geoquímico

Según el modelo geoquímico las capas de la estructura interna de la Tierra se agrupan dependiendo de sus discontinuidades sísmicas. De esta manera, este modelo la divide de la siguiente manera:

Modelo dinámico

Este tipo de modelo se basa principalmente en el estado físico que se puede encontrar en las diferentes capas de la tierra y en las propiedades mecánicas que surgen ante la presencia de presiones y temperaturas las cuales pueden alterar la densidad y el estado en el que se encuentran los materiales en el interior de la Tierra. Este modelo divide al planeta dependiendo de sus discontinuidades, las cuales se establecen por medio de estudios sísmicos, de manera tal que se pueden encontrar las siguientes capas:

Componentes de la estructura interna de la Tierra

Son varios los tipos de componentes que pueden ser encontrado en toda la estructura interna de la Tierra. Dependiendo del lugar éstos pueden variar considerablemente y en algunos lugares suelen encontrarse los mismos tipos de materiales. En el caso de las cortezas oceánicas se puede encontrar principalmente granito y rocas de basalto, las cuales se originan gracias a la lava que se enfría con mucha velocidad.

En el manto, se localizan principalmente grandes cantidades de roca sólida conocida con el nombre de peridotita, que es una combinación de hierro y de silicato de magnesio. También se pueden encontrar otros tipos de roca como el titanato de calcio. Finalmente, en el núcleo se pueden encontrar componentes como el hierro fundido, aleaciones de hierro y de níquel. También es común encontrar otros tipos de componentes como el agua, el amoníaco, metano, helio, hidrógeno, sulfuro de hierro, nitrógeno y dióxido de carbono.

Importancia

La estructura interna de la Tierra es de suma importancia principalmente porque sin ella, no sería posible que el planeta albergara vida animal o humana. Gracias a esta estructura, es que la tierra tiene la capacidad de generar corrientes magnéticas terrestres lo que hace que el planeta sea habitable, sin él, no sería posible protegerse del calor intenso producido por el sol, tendríamos que enfrentarnos a los vientos solares y la mayoría de las partículas que flotan en el espacio chocarían con el planeta. También cumple un rol vital en brindar protección espacial a aquellos que viajan al espacio lo que al mismo tiempo permite la exploración fuera del planeta.

Es importante porque en ella se pueden encontrar una gran cantidad de elementos que resultan esenciales para la vida como el calcio, potasio, magnesio, oxígeno y otros elementos vitales. Es en la estructura interna donde se producen los minerales y las rocas así como otros elementos de suma importancia para la vida como por ejemplo, el petróleo. Muchos de los movimientos que moldean a la corteza terrestre tienen lugar en la estructura interna, sin ellos, hubiese sido imposible que los continentes se separaran para dar lugar al mundo que conocemos hoy en día.

Escrito por Gabriela Briceño V.
WhatsappTwitterFacebook

Recomendado para ti